25 de noviembre de 2021 - 3:17 PM

Jóvenes católicos reavivan la fe restaurando cruces por los caminos de Francia

Por: Solène Tadié
Redacción ACI Prensa

Miembro de SOS Calvaires viendo la cruz. Créditos: SOS Calvaires
Miembro de SOS Calvaires viendo la cruz. Créditos: SOS Calvaires

El espíritu misionero de los jóvenes en Francia se reaviva con el sorprendente éxito SOS Calvaires, una asociación que está restaurando crucifijos al borde de los caminos en todo el país.

SOS Calvaires se fundó en 1987 en el departamento de Maine-et-Loire, en el oeste de Francia, con la meta de reunir a personas dedicadas a la conservación de las cruces, oratorios y capillas que adornan el paisaje francés.

La asociación cobró impulso en 2015 cuando un grupo de jóvenes católicos, que se declararon abiertamente “orgullosos de su religión y herencia”, asumió la misión bajo el liderazgo de Paul Ramé, quien dirige un negocio de carpintería.

Créditos: SOS Calvaires

Julien Lepage, cuñado de Ramé, se unió a la aventura en 2018 como tesorero. Poco a poco ascendió a una posición de liderazgo, trayendo consigo grandes ambiciones.

“Me enteré de las actividades de la asociación cuando mi cuñado me invitó a la colocación de una cruz en nuestra región, y me conmovió profundamente”, dijo Lepage a CNA – agencia en inglés del Grupo ACI.

Lepage agregó que, de hecho, “restaurar una cruz es muy sencillo. Pero el impacto es enorme en términos de testimonio”, por lo que, vio inmediatamente “su dimensión evangelizadora”.

Además, resaltó que pronto desafió a su equipo, cuyos miembros son todos menores de 35 años, a restaurar una cruz por mes en su región, en lugar de uno o dos por año.

Créditos: SOS Calvaires

Gracias a una creciente presencia en las redes sociales, la asociación comenzó a atraer a más y más jóvenes dispuestos a servir a Cristo a través de esta iniciativa. También llamaron la atención de los medios católicos y locales, hasta que un conocido YouTuber francés los notó y las cosas cambiaron radicalmente.

Baptiste Marchais, cuyo canal de YouTube, Bench and Cigars, tiene 230 mil suscriptores, quedó impresionado por la belleza y sinceridad de la misión de la asociación. En febrero, se unió a miembros de SOS Calvaires para colocar una cruz de cuatro metros de altura. El video que publicó un mes después ganó rápidamente 200 mil visitas.

“Este video ha sido un cambio increíble para nosotros”, dijo Lepage. “Recibimos miles de donaciones y personas de toda Francia nos pidieron que restauráramos las cruces en sus respectivas regiones”, agregó.

Créditos: SOS Calvaires

Asimismo, resaltó que a partir de ahí entendieron que había una misión que realizar “y decidimos embarcarnos en una aventura nacional, con nuevas oficinas en diferentes partes del país”.

En seis meses, SOS Calvaires estableció 25 sucursales en Francia y cuenta con alrededor de 4 mil donantes. De los 15 miembros de la asociación en febrero, actualmente cuentan con 800 personas.

Créditos: SOS Calvaires

La organización ahora está restaurando diez cruces al mes en Francia.

La asociación ocasionalmente proporciona cruces a los párrocos locales para sus comunidades. También vende algunas a particulares que deseen instalar una cruz en su propiedad.

Lepage resaltó que la creciente visibilidad de la asociación tiene un gran poder evangelizador, especialmente entre los jóvenes, y señaló que luego de la publicación del video de Marchais, los sacerdotes recibieron llamadas de jóvenes que querían regresar a la Iglesia.

Créditos: SOS Calvaires

La iniciativa no solo ofrece a los jóvenes la oportunidad de reunirse. Las ceremonias de colocación de las cruces también van siempre acompañadas de oraciones, cánticos y comidas de convivencia.

“Hoy en día, innumerables jóvenes se sienten perdidos”, dijo Lepage. “Restaurar y colocar las cruces entra dentro de sus capacidades y les da un sentido de pertenencia. Pueden identificarse con una causa y les da una imagen más clara del mundo católico”, remarcó.

Créditos: SOS Calvaires

“Muchos de ellos ven a Francia decayendo, colapsando, y quieren preservar las raíces cristianas de su país, sean católicos practicantes o no”, agregó.

La situación actual en Francia, marcada por oleadas de vandalismo y profanación de monumentos católicos, no ha apagado el entusiasmo de los jóvenes voluntarios de la asociación.

“Hace algún tiempo, una de nuestras cruces fue marcada (con graffiti), y respondimos advirtiendo públicamente a los vándalos que, por cada crucifijo destruido, construiríamos dos cruces, y nunca más volvió a suceder”, subrayó Lepage.

Créditos: SOS Calvaires

Tras su rápida expansión, la asociación espera restaurar 250 cruces en 2022 y mil por año para 2024. Este ambicioso objetivo estará respaldado por una aplicación diseñada para permitir a los miembros geolocalizar y enumerar todas las cruces en peligro.

Una alianza con la Asociación de Guías y Scouts de Europa también está ayudando a los miembros a identificar las cruces del país.

Créditos: SOS Calvaires

Pero los grandes planes de la asociación no se detienen ahí. También han empezado a abarcar la educación, ofreciendo cursos en las escuelas. La asociación indicó que esto es una forma de preparar a las nuevas generaciones para mantener viva la llama de la fe y la tradición católica en Francia.

Traducido y adaptado por Harumi Suzuki. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: jóvenes, Cruz, Francia, Iglesia en Francia, jóvenes católicos

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios