Una imagen del Niño Jesús vestida con el uniforme de la selección mexicana de fútbol que participa en la Copa Mundial Alemania 2006, se ha convertido en un poderoso imán de católicos que no suelen ir a la iglesia. Cada día, muchas personas la visitan asiduamente en la iglesia San Gabriel Arcángel en el popular barrio capitalino de Tacuba, para rezar por el equipo nacional.

La imagen del Santo Niño de los Milagros está colocada cerca del altar principal del templo. Es común que antes y después de cada ceremonia religiosa, los fieles se acerquen a él para rezar por los seleccionados.

El Santo Niño "futbolista", como ya lo llaman, está sentado en un trono, viste el uniforme tricolor de la selección, lleva zapatos tenis, en su espalda se ve el número 12 (cada equipo de fútbol tiene 11 jugadores) y sostiene con su pie izquierdo un pequeño balón.

En la parroquia aseguran que este mes romperán la tradición de cambiar el traje de la imagen una vez a la semana, y lo dejarán con el uniforme.

Según el sacristán de la parroquia, Pablo Sánchez, la tradición de vestir la imagen con el uniforme comenzó en 1994 con la idea de una feligresa y recibió el apoyo del entonces párroco, Padre José Reyes, quien "sabía que este gancho podría atraer a Misa a los aficionados no tan religiosos, que por su equipo no dudarían en rezar".

  • Tags: