28 de enero de 2007 - 7:14 PM

Fundadora española sería canonizada por curación de niña que cayó de cuarto piso

Redacción ACI Prensa

Fundadora española sería canonizada por curación de niña que cayó de cuarto piso

Esta semana terminó en Madrid el proceso diocesano de investigación de un presunto milagro atribuido a la intercesión de la Beata Dolores R. Sopeña, fundadora del Instituto Catequista del mismo nombre. Se trata de la curación inexplicable de una niña que cayó de un cuarto piso.

La presente fase terminó después de un año de trabajo. La niña ha sido identificada como Dayanna Cantos, su diagnóstico médico decía: "Traumatismo craneoencefálico grave"; la niña sufrió pérdida de masa encefálica y estuvo varios días en coma profundo con pocas esperanzas de vida.

Las Catequistas Sopeña que conocían a Dayanna sugirieron a su madre que le impusiera una reliquia de Dolores Sopeña y entre empezaron a rezar una novena pidiendo su intercesión. A los pocos días la niña salió del coma y comenzó a superar el diagnóstico con resultados asombrosos.

En este año, el Tribunal responsable de la investigación ha recogido todas las pruebas y la declaración de los testigos del caso: médicos, enfermeras y personal sanitario que atendieron a Dayanna, tanto en el momento del accidente como durante su recuperación.

Ahora, los resultados de la investigación serán enviados a la Congregación para las Causas de los Santos en el Vaticano.

La Beata

María Dolores Rodríguez Sopeña nació en Vélez Rubio (Almería), el 30 de diciembre de 1848, fue la cuarta entre siete hermanos. Debido al trabajo de su padre, un joven magistrado, debió mudarse de pueblo varias veces, incluso vivió unos años en Puerto Rico y Cuba. Siempre destacó por su intensa vida de fe y dedicación a los más necesitados.

En Cuba, empezó a trabajar en los barrios marginales y fundó lo que ella denomina "Centros de Instrucción", pues en ellos no sólo se enseñaba el catecismo sino cultura general e incluso se prestaba asistencia médica. Para esta obra consigue muchas colaboradoras y la establece en tres barrios distintos.

En Cuba muere su madre, su padre pide el retiro y vuelven a Madrid en 1877. En Madrid organiza su vida en tres frentes: el cuidado de la casa y de su padre, el apostolado, el mismo que hacía antes de dejar la Península, y su vida espiritual: elige director espiritual y empieza a hacer anualmente los Ejercicios Espirituales de san Ignacio.

A sugerencia del obispo de Madrid, D. Ciríaco Sancha, en 1892 funda una Asociación de Apostolado Seglar hoy denominado «Movimiento de Laicos Sopeña». Creó «Centros Obreros de Instrucción», pues a ellos asistían obreros fuertemente influenciados por el anticlericalismo y no podía pretenderse la enseñanza de la religión directamente.

En pocos años, establece comunidades y Centros en las ciudades más industrializadas de entonces. En 1914 funda en Roma y en 1917 viajan las primeras Catequistas para abrir la primera casa en América, concretamente en Chile.

Al año siguiente, el 10 de enero de 1918, Dolores Sopeña muere en Madrid con fama de santidad.

Actualmente la Familia Sopeña, formada por las tres instituciones que dejó fundadas, es decir, el Instituto Catequistas Dolores Sopeña, el Movimiento de la Laicos Sopeña y la Obra Social y Cultural Sopeña, está presente en España, Italia, Argentina, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, México y República Dominicana.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios