Cargando...

FOTOS: Celebran Domingo de Ramos sobre escombros de iglesia católica destruida

Por Bárbara Bustamante

SANTIAGO, 21 Mar. 16 / 05:23 pm (ACI).- “¡Habrá escombros materiales, pero la Iglesia sigue viva!”, exclamó Mons. Francisco Javier Stegmeier, Obispo de Villarrica, ante los más de 600 fieles que asistieron a la Misa de Domingo de Ramos en el lugar donde antes se encontraba el Santuario San Sebastián de Vilcún en el sur de Chile, incendiado y destruido la madrugada del 8 de marzo.

“Más que buscar nosotros culpables o que se condene a quien es responsable, queremos que se establezca una cultura de la paz, el diálogo, del entendimiento, y si hay cosas que resolver, de injusticias del pasado, hay que tratarlas por caminos de diálogo, y no por violencia”, afirmó el Obispo.

El incendio que destruyó la iglesia de San Sebastián logró ser apagado por varias compañías de bomberos quienes encontraron un lienzo con consignas alusivas al conflicto mapuche.

“Fue un atentado cobarde, deleznable, terrorista. Atentar contra la Iglesia es lo último que se puede esperar de la miseria del hombre”, expresó a un medio local Cristian Rodríguez, uno de los fieles que asistieron a la Misa donde se rezó por la reconstrucción del templo.

“Las víctimas son los fieles, más que nosotros, como institución”, reflexionó.

La Diócesis de Villarrica define esta semana si presenta una querella por la destrucción del santuario y la casa parroquial administrada por sacerdotes capuchinos.

En la zona ya son siete templos quemados: cuatro católicos y tres evangélicos, los que han sufrido ataques por parte de encapuchados.

Tras el ataque a la iglesia de San Sebastián, el Obispo de Villarrica manifestó al diario El Mercurio su inquietud por la situación en esta zona luego de que el líder de la toma del Seminario San Fidel, Fidel Tranamil, advirtió a la prensa local que "la Iglesia ha demostrado ser un miembro más del Estado y no vamos a descansar hasta expulsarla del territorio mapuche".

La Región de la Araucanía es la zona que concentra un gran número de comunidades mapuches que luchan por la recuperación de tierras que consideran de su propiedad.

En 2014, el Seminario Mayor San Fidel, de la Diócesis de Villarrica, fue violentamente tomado por la agrupación mapuche Trapilhue, y recién el 2 de marzo de este año fue desalojado a la fuerza.

“El ejercicio de la violencia física no es aceptable ni conducente. Sin embargo, esta afirmación no puede adormecer la urgente necesidad de respuestas reales”, dijo al respecto el Cardenal Ricardo Ezzati, Arzobispo de Santiago.

También te puede interesar:

Etiquetas: Chile, Ataques a Iglesias, Semana Santa, Domingo de Ramos

Comentarios

Síguenos:

Actividad reciente: