La Basílica de San Francisco de Asís restaurará durante un año un importante fresco que representa a la Virgen María sentada en un trono con el Niño Jesús, acompañados por un histórico retrato de San Francisco.

Esta importante obra de arte es conocida como la “Majestad de Asís” (Maestà di Assisi) y fue realizada por el pintor italiano Cenni di Pepo, más conocido con el pseudónimo “Cimabue”.

El Sagrado Convento de San Francisco de Asís informó que la restauración de esta importante obra de arte iniciará en enero de 2023 y que durará un año.

Además, un comunicado oficial informó que será posible la obra de restauración gracias al donativo de la empresa automovilística Ferrari.

Obra de arte

La “Majestad de Asís” es famoso porque “representa, además de una imagen monumental de la Virgen entronizada, uno de los retratos más antiguos de San Francisco, que, según la tradición, fue realizado a partir de las indicaciones de quienes lo habían conocido personalmente”.

Más en Vaticano

El fresco fue realizado en torno al año 1285 – 1290 y se encuentra en la iglesia inferior de la Basílica de San Francisco.

El custodio del Sagrado Convento de Asís, el P. Marco Moroni, agradeció la contribución de Ferrari por “apoyar y valorizar el arte italiano del que somos orgullosos custodios”.

Además, el franciscano conventual destacó que “la obra también nos transmite el retrato más conocido y probablemente más antiguo y realista de San Francisco”.

Por último, el P. Marco Moroni recordó la descripción de uno de los biógrafos de San Francisco de Asís, Tommaso da Celano, quien en las fuentes franciscanas describió que fue un hombre “de estatura media más bien pequeña, cabeza regular y redondeada, rostro algo ovalado y estirado, frente plana y pequeña, ojos negros, de tamaño normal y llenos de sencillez”.

Por su parte, el CEO de Ferrari, Benedetto Vigna, indicó que esta famosa empresa automovilística “lleva el nombre de Italia por todo el mundo” y resaltó que el país europeo cuenta con un “milenario patrimonio artístico”.

En esta línea, Vigna subrayó la importancia de “la responsabilidad social de las empresas que, gracias a la colaboración entre entidades públicas y privadas, puede dar resultados significativos” y añadió que Ferrari, además del apoyo en la conservación del patrimonio cultural” sostiene también “proyectos en el campo de la educación, así como la salud o la protección del medio ambiente”.

(El artículo continúa después)