23 de junio de 2006 - 10:37 AM

Evangelio no atenta contra la libertad, renueva sociedad con ley del amor, dice el Papa

Redacción ACI Prensa

Evangelio no atenta contra la libertad, renueva sociedad con ley del amor, dice el Papa

Al recibir esta mañana a los obispos de Lituania, Letonia y Estonia en visita ad limina, el Papa Benedicto XVI recordó que el “Evangelio no atenta contra la libertad humana y el auténtico progreso social” sino que por el contrario, renueva a la sociedad con “la dulce y exigente ley del amor”.

El Santo Padre precisó que el Evangelio "no atenta contra la libertad humana y el auténtico progreso social; al contrario, le ayuda a realizarse plenamente y renueva la sociedad a través de la ley dulce y exigente del amor" y también que “una modernidad que no esté enraizada en auténticos valores humanos está destinada a ser dominada por la tiranía de la inestabilidad y de la desorientación. Por eso, cada comunidad eclesial está llamada a ser punto de referencia y a dialogar con la sociedad".

Asimismo, advirtió que "mientras no se han cerrado del todo las heridas que el comunismo ha producido en vuestras poblaciones, crece la influencia de un secularismo que exalta los espejismos del consumismo y que hace del ser humano la medida de sí mismo. Todo esto hace aún más difícil vuestra acción pastoral, pero sin perder la confianza proseguid incansablemente en el anuncio del Evangelio de Cristo, palabra de salvación para los seres humanos de todos los tiempos y de todas las culturas".

Al referirse a la familia, el Pontífice señaló que junto a "núcleos familiares ejemplares, existen a menudo otros que por desgracia están marcados por la fragilidad de los lazos conyugales, por la plaga del aborto y la crisis demográfica, la poca atención a la transmisión de valores auténticos a los hijos, la precariedad del trabajo, la movilidad social que debilita los vínculos entre las generaciones y un mayor sentido de desorientación interior de los jóvenes".

Seguidamente instó a los pastores a no dejar de "ser siempre defensores valientes de la vida y de la familia" y continuar así con la "formación humana y religiosa de los novios y de las familias jóvenes. Esta es una obra muy meritoria, que espero sea apreciada y sostenida también por las instituciones de la sociedad civil".

Luego de exhortar a los prelados a vivir la comunión entre ellos y con el Sucesor de Pedro, el Papa pidió que sostuvieran a los sacerdotes espiritualmente "y si es necesario, materialmente", y que cuidaran su "formación constante, también mediante cursos de actualización que les ayuden a profundizar en las enseñanzas del Concilio Vaticano II y a valorar la riqueza de los textos litúrgicos y los documentos de la Iglesia traducidos en las respectivas lenguas".

El Papa también se refirió a las dificultades de los jóvenes llamados a la vida consagrada a causa de "una mentalidad secularizada" actual, ante la cual es necesario "promover una atenta pastoral juvenil y vocacional". Por lo que concierne a los seminarios, "asegurad -dijo- la presencia de formadores dotados de una sólida humanidad y de una piedad profunda, abiertos al diálogo y a la colaboración; docentes fieles a la doctrina del Magisterio y testigos creíbles del Evangelio".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios