12 de marzo de 2012 - 2:28 AM

Estudiar el universo me ayudó a conocer a Cristo, dice astrónomo del Vaticano

Redacción ACI Prensa

Jesuita Guy Consolmagno
Jesuita Guy Consolmagno

El hermano jesuita Guy Consolmagno, astrónomo del Observatorio Vaticano, afirmó que su estudio del universo, a través de la ciencia, lo ha ayudado a entender mejor a la persona de Cristo.

Consolmagno dijo a ACI Prensa que, a pesar de que la gente a menudo tiene la "loca idea" de que la religión está en conflicto con la ciencia, esta es "realmente uno de nuestros mejores principios para llegar a conocer a Dios".

El jesuita, que también se desempeña como curador de la colección de meteoritos del Vaticano, participó el 3 de marzo en la Conferencia "Vivir la Fe Católica", en la Arquidiócesis de Denver, Colorado (Estados Unidos).

Durante su ponencia, titulada "La Palabra se hizo Carne", el científico planetario explicó que los ateos modernos tienden a pensar en Dios como una simple fuerza que "llena los vacíos" en nuestra comprensión del universo.

"El uso de Dios para llenar los vacíos en nuestro conocimiento es teológicamente traicionero", dijo Consolmagno, porque minimiza a Dios a sólo otra fuerza dentro del universo más que reconocerlo como la fuente de la creación.

Para el jesuita, quienes creen en Dios no deben tener miedo a la ciencia, sino que deben verla como una oportunidad que Dios dio a la humanidad para que lo conozca mejor.

Consolmagno dijo que él cree en Dios, "no porque sea el fin de alguna cadena lógica de cálculos", sino porque experimentó "lo que la física y la lógica me pueden mostrar pero no explicar: la belleza, la razón y el amor".

La primera diferencia entre Consolmagno y los científicos ateos como Stephen Hawking es que él reconoce que Dios no es otra parte del universo que explica lo inexplicable, sino que es el "logos" y "la razón misma".

El científico jesuita también habló en su ponencia de la fe necesaria para abrazar el cristianismo, y dijo que aunque las otras religiones y filosofías del mundo nos puede dar una visión racional del universo, "sólo el Evangelio nos podría decir que la razón misma se hizo carne y habitó entre nosotros" en la forma de Jesús Cristo.

La Encarnación es notable porque sucedió y debido a la forma en que ocurrió, afirmó Consolmagno. Al venir al mundo como un niño, Dios "ejerció un tipo de restricción sobrenatural" que respetó las leyes de la naturaleza.

El Observatorio Vaticano fue establecido en 1891 por el Papa León XIII, cerca de la Basílica de San Pedro, pero fue trasladado unos pocos kilómetros fuera de Roma en 1935, cuando la polución hizo muy difícil la visibilidad. El Vaticano estableció una nueva división del Observatorio en Tucson, Arizona (Estados Unidos), en 1980, y construyó su propio telescopio en 1987.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios