10 de diciembre de 2018 2:17 pm

En Adviento no perdamos la esperanza en Colombia, alienta Arzobispo

Redacción ACI Prensa

Foto: Facebook Arquidiócesis de Popayán (Colombia)
Foto: Facebook Arquidiócesis de Popayán (Colombia)

El Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), Mons. Óscar Urbina, envió un mensaje de esperanza a sus compatriotas para alentarlos a trabajar por un país más justo y reconciliado, especialmente en este tiempo de Adviento que sirve de preparación para la Navidad.

Tras explicar que el Adviento es la espera activa del nacimiento de Jesucristo, el también Arzobispo de Villavicencio dijo que “estamos viviendo un Adviento también en el país”.

“Es decir, esperamos un país distinto, un país mejor, en todos los niveles, no solo en lo económico, sino en lo político, en lo social, en lo educativo, en mejorar las relaciones que tienen que cada día impregnarse más, de la reconciliación que esperamos también entre los colombianos, esperamos que haya más justicia, la reparación, esperamos también que haya una nueva oportunidad para todas las personas”, afirmó.

En entrevista concedida al diario El Nuevo Siglo, el Prelado dijo que el Adviento “es un tiempo que nos dispone a todos los colombianos a valorar lo que hemos alcanzado; a aprovechar la misma crisis por la que estamos atravesando, porque las crisis son oportunidades, no son barreras ni son muros, son oportunidades que tenemos para poder crecer”.

La crisis, afirmó, es una oportunidad “para poder ser más fraternos, más justos”, para poder construir “un país más hermanado entre todos nosotros”.

“Entonces creo que el tiempo religioso coincide con el tiempo crucial que estamos viviendo y esperando. Quisiera transmitir ese mensaje de esperanza a los colombianos. Es decir, que no perdamos la esperanza”, subrayó.

El Prelado también respondió sobre las marchas de los universitarios que protestan contra la reforma tributaria y piden un mayor financiamiento de la educación pública superior. “No nos podemos quedar en que se alcanzan los recursos y ya nos tranquilizamos. Creo que es un momento privilegiado para que el país piense en un proyecto educativo no para un país ideal, sino en una educación para un país real”, señaló.

El Presidente de la CEC indicó asimismo que la lucha contra la corrupción debe comenzar por los dirigentes del país y alentando la honestidad en la vida cotidiana. “Si la vivimos, la transmitiremos los papás en su hogar, los empresarios en sus trabajos, los educadores en sus ambientes educativos, nosotros como sacerdotes en nuestros espacios religiosos”.

“Creo que es un llamado a cada uno de nosotros a decirnos también ‘no más’. Y entonces corregir la corrupción que se ha metido por debajo de la puerta”, agregó.

Respecto al proceso de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Prelado pidió al grupo armado abandonar los secuestros y “ofrecer gestos que generen confianza en la sociedad. Y de parte del Gobierno dar un paso audaz hacia la búsqueda del único camino que conduce a la paz, que es el diálogo. No hay otro camino”.

“La violencia, la guerra engendra más violencia y más guerra. Solo sentarnos, mirarnos, reconocernos y poder dialogar para superar aquello que tenemos que superar, nos abre un camino que recorreremos juntos, de lo contrario seguirá la confrontación”, aseguró.

Tras expresar su preocupación por el bajo nivel de popularidad del presidente de Colombia, Iván Duque, el Arzobispo pidió leer las encuestas “con sentido crítico” y señaló que el mandatario “está a tiempo por si tiene que enderezar la nave”.

Etiquetas: Colombia, Adviento, Iglesia en Colombia, Esperanza, Obispos de Colombia

Comentarios