6 de mayo de 2004 - 10:54 AM

El Papa pide a obispos de EEUU velar por vocaciones fuertes y enamoradas de la Iglesia

Redacción ACI Prensa

El Papa pide a obispos de EEUU velar por vocaciones fuertes y enamoradas de la Iglesia

El Papa Juan Pablo II urgió a los obispos estadounidenses a velar para que quienes descubran la vocación sacerdotal tengan una formación que los haga “fuertes en su vida espiritual y enamorados de la Iglesia”.

Al recibir a veinte obispos de las provincias eclesiásticas de Detroit y Cincinnati reunidos en visita “ad limina”, el Santo Padre pidió que en sus seminarios se formen “personalidades maduras y equilibradas, hombres capaces de establecer  relaciones humanas y pastorales sólidas, expertos en teología, fuertes en su vida espiritual y enamorados de la Iglesia".

El Papa explicó que "la formación adecuada en la castidad y el celibato sigue siendo un componente esencial de la formación de los seminaristas, junto con la exposición de una comprensión teológica sólida y correcta de la Iglesia y el sacerdocio”.

También pidió a los obispos promover la espiritualidad de comunión y misión en el alba de este nuevo milenio.

Al seguir la reflexión que comenzó con un primer grupo de Prelados sobre "la relación entre el 'munus sanctificandi' y la espiritualidad de comunión y misión”, el Santo Padre observó que "esta estrecha relación entre la santidad de la Iglesia y su unidad es la base para la espiritualidad de comunión y misión que, estoy convencido, debemos promover en el alba de este nuevo milenio.

“El obispo, como imagen de Cristo el Buen Pastor, presente entre su santo pueblo, tiene el deber primario de fomentar y alentar esa espiritualidad", precisó el Pontífice."Al igual que la santidad, la unidad de la Iglesia es un don infalible de Dios y una admonición constante a una comunión cada vez más perfecta en la fe, la esperanza y el amor", dijo el Santo Padre.

En ese sentido, el Papa invitó a los obispos a relacionarse con sus sacerdotes como

"un padre y un hermano que los ama, escucha, recibe, corrige, ayuda, busca su colaboración y, en la media de lo posible, se preocupa por su bienestar humano, espiritual, ministerial y financiero.

En su discurso el Santo Padre aprovechó para dirigir “unas palabras de agradecimiento y elogio por la tarea fiel y esmerada que llevan a cabo tantos sacerdotes en Estados Unidos, especialmente los que se enfrentan cada día con los retos y exigencias del ministerio parroquial".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios