7 de setiembre de 2017 - 10:05 AM

El Papa Francisco lamenta la muerte del Cardenal Caffarra y reza por él

Redacción ACI Prensa

El Papa Francisco y el Cardenal Caffarra en una imagen de archivo. Foto: L'Osservatore Romano
El Papa Francisco y el Cardenal Caffarra en una imagen de archivo. Foto: L'Osservatore Romano

El Papa Francisco expresó su pesar por la muerte del Cardenal Carlo Caffarra, Arzobispo Emérito de Bolonia fallecido el pasado miércoles 6 de septiembre, y uno de los cuatro firmantes de la dubbia sobre Amoris laetitia, y ofreció sus oraciones por el descanso de su alma y el consuelo de sus familiares y amigos.

“He recibido con tristeza la noticia de la muerte del Cardenal Carlo Caffarra. Deseo expresar a Él, a la comunidad diocesana de Bolonia y a los familiares del purpurado mi sentida participación en su dolor”, señaló el Santo Padre en el telegrama de pésame.

Francisco reveló en el telegrama su “afecto en este querido hermano en el episcopado que ha servido con alegría al Evangelio y que ha amado intensamente a la Iglesia. Recuerdo con agradecimiento la generosa obra pastoral realizada por él de forma profusa, en primer lugar, como fundador y docente del Pontificio Instituto Juan Pablo II para los estudios sobre el matrimonio y la familia, luego como pastor de la Archidiócesis de Ferrara-Comacchio y, a continuación, como guía sabio y servicial de esta Archidiócesis”.

“Elevo una ferviente oración al Señor para que, por intercesión de la Santísima Virgen María y de San Petronio, acoja a este humilde servidor suyo e insigne pastor en la Jerusalén Celeste, y de corazón le imparto a él, a toda la Iglesia en Bolonia, y a todos los que le han conocido y estimado, la bendición apostólica”.

La Catedral de Bolonia, Italia, acogerá el próximo sábado 9 de septiembre a las 11.00, hora local, el funeral por el Cardenal. El velatorio de los restos mortales se instalará en la sede del Arzobispado de Bolonia desde las 16.00 del jueves 7 de septiembre. El Ayuntamiento de Bolonia, ciudad en la que el Cardenal desempeñó su ministerio durante 12 años como Arzobispo, declaró luto oficial el día del funeral.

En declaraciones a Radio Vaticana, el actual Arzobispo de Bolonia, Mons. Matteo Zuppi explicó las circunstancias en las que se produjo la muerte del Cardenal: “Las dos religiosas que vivían con él fueron a buscarlo por la mañana y él les respondió que prefería reposar un poco. Después lo encontraron muerto en la cama. Es una gran pérdida para la Diócesis y la ciudad de Bolonia”.

El Cardenal Caffarra destacó por sus amplios conocimientos sobre teología moral, materia en la que era un referente para la Iglesia Católica. En sus estudios teológicos dedicó gran parte de su tiempo a profundizar en la doctrina moral del matrimonio y en la bioética sobre la procreación humana.

Fue Presidente del Pontificio Instituto Juan Pablo II para los estudios sobre el matrimonio y la familia; miembro de la Comisión Teológica Internacional; Consultor de la Congregación para la Doctrina de la Fe; y ocupó diversos cargos en la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, en el Pontificio Consejo para la Familia y en el Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica.

Fue creado Cardenal en el Consistorio del 24 de marzo de 2006. Junto al Cardenal Joachim Meisner, también fallecido el pasado 5 de julio, el Cardenal Raymond Burke y el Cardenal Walter Brandmüller, firmó la dubbia sobre la exhortación apostólica Amoris laetitia, un documento en el que solicitan al Papa Francisco algunas aclaraciones sobre determinadas cuestiones referidas a la comunión a los divorciados en nueva unión.

También te puede interesar:

Etiquetas: Vaticano, mensaje, Papa Francisco, Amoris Laetitia, dubbia, Cardenal Carlo Caffarra

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios