1 de mayo de 2013 5:20 pm

El conmovedor testimonio de una de las víctimas del ataque contra iglesia católica en EEUU

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Gerald Madrid. Foto: Captura de video de KOB Eyewitness News 4
Gerald Madrid. Foto: Captura de video de KOB Eyewitness News 4

“Yo me desvanecía, pensé que iba a morir. Pero si iba a morir no hay mejor lugar que mi iglesia”, afirmó Gerald Madrid, uno de los cuatro miembros del coro parroquial que el domingo fueron atacados a puñaladas durante la celebración de una Misa en Albuquerque, Estados Unidos.

Los hechos ocurrieron en la iglesia San Judas Tadeo en Paradise Hills. El domingo 28 de abril durante la Misa dominical del mediodía, un hombre que no pertenecía a la parroquia identificado como Lawrence Capener de 24 años de edad, atacó a puñaladas, luego de la comunión, a los miembros del coro.

“Gracias a Dios sobreviví”, manifestó Madrid desde el hospital, donde se recupera de las cinco puñaladas que recibió.

Explicó al noticiero local KOB Eyewitness News 4, que cuando empezó el ataque “inmediatamente solté mi flauta y salí al encuentro del tipo (…) Nunca vi el cuchillo, sólo salí a su encuentro. Lo abracé, estuvimos pecho a pecho. Quería tumbarlo al suelo. Yo tenía mis brazos alrededor de su pecho, y sus brazos estaban libres. Ahí es cuando empieza a apuñalarme”.

Madrid, empresario en Alburquerque y padre de un hijo, indicó que su intención era proteger al director del coro, y que pensó que inicialmente el atacante sólo lo empujaba hasta que una persona al querer auxiliarlo se aproximó para tumbar al atacante y se dio cuenta que había sido apuñalado.

Su hijo, Christian Madrid, dijo que su padre es de los que “anteponen su vida por una mujer, un niño o un hombre porque vale la pena”.

Madrid dijo estar “seguro que la sanación tanto mental como física será lenta, estaré adolorido por mucho tiempo, pero aún más tiempo tomará conseguir que me deprima”. Además mencionó que una de las puñaladas fue muy cercana a su espina dorsal.

Por su parte, el Arzobispo de Santa Fe, Mons. Michael J. Sheehan, a través de un comunicado en el sitio web de la Arquidiócesis el mismo día del ataque, expresó estar “profundamente triste por el incidente”.

El Prelado elevó “sus oraciones por todos los que salieron lastimados, sus familias y fieles y espera que nada como esto jamás vuelva a suceder. La Comunidad de la Parroquia San Judas Tadeo es una comunidad vibrante y guiada por un excelente Pastor, el Padre John Daniel”.

Etiquetas: Estados Unidos, Ataques a Iglesias

Comentarios