20 de mayo de 2008 - 11:37 PM

Chilenos recuerdan al Cardenal López Trujillo como defensor de la libertad y la familia

Redacción ACI Prensa

Cardenal Jorge Medina Estévez / Cardenal Alfonso López Trujillo +
Cardenal Jorge Medina Estévez / Cardenal Alfonso López Trujillo +

El Cardenal Jorge Medina Estévez, Prefecto Emérito de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, recordó al Cardenal colombiano Alfonso López Trujillo como un "defensor incansable de la dignidad de la familia y del respeto a la vida", en una Misa ofrecida en su memoria en esta capital.

La Eucaristía tuvo lugar en el oratorio de la Casa Central de la Pontificia Universidad Católica de Chile, al cumplirse un mes de la partida del Purpurado. La ceremonia fue concelebrada por el Cardenal Francisco Javier Errázuriz, Arzobispo de Santiago; el Cardenal Medina, quien tuvo a su cargo la homilía; los obispos auxiliares de Santiago; el Arzobispo Emérito de Concepción, Mons. Antonio Moreno; y sacerdotes profesores de la universidad como Mons. Andrés Arteaga y Mons. Fernando Chomalí.

La Misa de responso fue organizada por Revista Humanitas de la Universidad Católica. Según los organizadores, el Cardenal López Trujillo mantuvo "una estrecha relación con Humanitas, de cuyo Consejo de Consultores y Colaboradores formó parte desde el día de su fundación y con cuyas páginas e iniciativas colaboró con entusiasmo".

En su homilía, el Cardenal Medina reconoció que la partida del Cardenal López Trujillo "nos sorprendió porque su edad nos hacía esperar todavía algunos años en su desempeño generoso, valiente y eficaz en las altas responsabilidades que la Iglesia le había confiado".

"Para mí, su muerte significó la pérdida en este mundo de una amigo sincero, que me demostró mucha confianza y con quien compartí preocupaciones, angustias y alegrías", indicó.

El Purpurado recordó que el cardenal colombiano "vivió las últimas décadas de su vida dedicado al servicio de la Iglesia en el campo de la familia. Comprendió, con mirada de discípulo de Cristo y de Pastor de la Iglesia, que la vida cristiana nace, en las condiciones ordinarias, en el seno de una familia fundada en el sacramento del matrimonio, en la atmósfera del amor de un hombre y de una mujer que reconocen en su vocación al estado matrimonial un llamado de gracia a vivir la forma suprema del amor con el que Cristo amó y ama a su Iglesia: un llamado a vivir la santidad cristiana en el amor conyugal, en el ejercicio permanente de dar y darse, en el que se encuentra, al decir, de Jesús, la perfecta alegría".

"Alfonso López estaba bien convencido de que la familia no es sólo una realidad humana y sociológica, sino un estado de vida marcado por un profundo sentido religioso, un camino para ir creciendo, asumiendo todas las responsabilidades de esta vida terrenal, pero en la perspectiva definitiva de la vida eterna", recordó.

El Cardenal Medina aseguró que al fallecido Purpurado le dolió mucho la legalización del divorcio en Chile "mediante una ley que por desgracia contó con la aprobación de legisladores que afirman ser cristianos y que apoyaron esa iniciativa desoyendo la voz de los legítimos pastores de la iglesia".

"Solamente la verdad nos hace verdaderamente libres, como lo dijo Jesús. A esa libertad, fundada en la verdad y no en simples consensos de mayoría, dedicó su vida y su ministerio de sucesor de los Apóstoles el Cardenal Alfonso López Trujillo, defensor incansable de la dignidad de la familia y del respeto a la vida. Fue un verdadero servidor del Evangelio y un leal colaborador de los Romanos Pontífices, que depositaron en él una excepcional confianza", agregó.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios