El Arzobispo de Lima, Cardenal Juan Luis Cipriani, envió su bendición al Rally Dakar, la competencia automovilística más importante y extensa del mundo que llega a su fin este domingo 15 de enero en la capital peruana, y transmitió además un cariñoso saludo del Papa Benedicto XVI al Perú.

Según señala la nota del Arzobispado de Lima, el Primado del Perú envió su bendición y el saludo del Santo Padre en comunicación telefónica desde Roma durante la emisión de su programa radial sabatino Diálogo de Fe.

El Purpurado dijo que envía "una especial bendición al Rally Dakar, que mañana (hoy) llegará a la Plaza de Armas, y a la Catedral de Lima", en donde se premiará a los ganadores de la competencia que por primera vez llega a Perú y que se ha disputado también en Argentina y Chile.

El Cardenal Cipriani expresó también su solidaridad para con los compatriotas miembros de la tripulación de un crucero que naufragó en las costas de Italia en donde fallecieron tres personas, una de las cuales es peruana. Otro de los peruanos está, hasta el cierre de esta edición, desaparecido.

El Primado del Perú dijo que este tipo de eventos "siempre es un motivo de enorme preocupación. Ha sido una sorpresa y un accidente muy impactante".

Tras animar a vivir la alegría y la unidad junto con Benedicto XVI, el Cardenal comentó que se ha encontrado con él comentó que "he podido saludar al Papa y es una alegría siempre recibir de él esa atención especial para todas las familia peruanas".

Más en América

"Les transmito el cariño del Santo Padre que pronto estará visitando México y Cuba y nos pide a todos que lo acompañemos en la oración", agregó.

El Cardenal Cipriani también tuvo la oportunidad de visitar la tumba del Santo Padre Juan Pablo II y percibir el cariño de los files que constantemente se acercan a orar y realizar peticiones.

"Visité la tumba de Juan Pablo II y escuché a sus pies las peticiones de tantas familias y jóvenes que seguro Juan Pablo II sigue acompañando y bendiciendo. Es una situación muy bonita ver como constantemente la gente pasa rezando y recordando a ese gran Papa tan amigo y cercanos a todos", contó.

Cultura de paz

En el programa radial, el Padre José Chuquillanqui, Párroco de Manchay, una de las zonas más pobres de la capital, se refirió al caso de Gastón Mansilla que el pasado fin de semana mató en defensa propia a un asaltante en el centro de Lima, tras lo cual una jueza ordenó su encarcelación que duró 3 días.

(El artículo continúa después)

El muchacho de 20 años fue liberado tras una gran cobertura mediática y luego que una serie de autoridades del gobierno mediaran para facilitar la salida de Mansilla de la cárcel a la que había sido enviado.

El sacerdote dijo que este caso es un "sacudón" para que no haya más indiferencia y todos trabajen por una "formación en valores". "Todos estamos llamados a trabajar por una cultura de paz en el campo que a cada uno le corresponde", agregó.

"Hay que volver el corazón del hombre a un respeto al hombre. Hay que hondar en la educación en valores", concluyó.

  • Tags: