El Secretario General del Sínodo de los Obispos, Cardenal Lorenzo Baldisseri, afirma que la Iglesia planteará al mundo de hoy la belleza y el valor de la familia, en la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos que se celebrará del 5 al 19 de octubre de 2014 en el Vaticano.

“El objetivo de este encuentro es proponer al mundo de hoy día la belleza y los valores de la familia, que emergen del anuncio de Jesucristo quien disuelve el miedo y sostiene la esperanza”, escribe el Cardenal Baldisseri en un artículo firmado por él mismo y publicado el 10 de septiembre en el diario de la Santa Sede, L’Osservatore Romano, y titulado “La belleza de la familia”.

Synodus significa ‘hace el camino unidos’, es la expresión que indica el lugar eclesial más conveniente para encontrarse y reflexionar en la doble fidelidad a Dios y al hombre, ante los desafíos del hombre de hoy”, añadió.

El Vaticano publicó recientemente la lista de los participantes del Sínodo, compuesta por 253 representantes de los cinco continentes, divididos en 114 presidentes de las distintas Conferencias Episcopales, 13 jefes de las Iglesias Católicas Orientales, 25 jefes de dicasterio de la Curia Romana, 9 miembros del Consejo Ordinario de la Secretaría, el secretario general y el subsecretario, 3 religiosos elegidos por la Unión de Superiores Generales, y 26 miembros de nominación pontificia.

También participarán 8 delegados fraternos y 38 auditores, de los cuales 13 son parejas de esposos y 16 son expertos.

“En la dinámica de la renovación de la Iglesia querida por el Papa Francisco, la actualización de la institución sinodal se explica especialmente en su proceso preparatorio y en el desarrollo de las mismas asambleas”, subraya el Cardenal Baldisseri.

Más en Mundo

La autoridad vaticana explicó que este proyecto, comenzado con la indicación de la asamblea sinodal, se desarrollará de una manera nueva y renovada con acciones concretas. “El criterio de renovación es el de diseñar en primer lugar un cuadro, y después enmarcarlo. La normativa en vigor es el raíl por el que corre el tren de la renovación. Caminando adelante se cumplirán los pasos necesarios para enmendar normas o eventualmente tocar una verdadera reestructuración del organismo sinodal”, dijo.

Por último, el Purpurado señaló que el itinerario del próximo Sínodo se articulará en dos etapas: la asamblea general extraordinaria de 2014 y la asamblea general ordinaria de 2015.

“Se aplicará una nueva metodología interna en los trabajos, que permitirá el desarrollo más dinámico y participativo, con intervenciones y testimonios, y cuyo recorrido tendrá presente la continuidad hacia la segunda etapa, después de la cual se publicará el documento sinodal”, concluyó.