La cadena internacional de hoteles Hilton Worldwide ha decidido cambiar su política y eliminará la oferta de canales pornográficos de sus hoteles en todo el mundo, según informaron sus abogados.

El Centro Nacional sobre Explotación Sexual en Estados Unidos manifestó su agradecimiento a la cadena de hoteles “por su decisión de no buscar beneficios de la pornografía”. “Queremos hacer público el agradecimiento a Hilton por su decisión de crear un ambiente sano y positivo para todos sus clientes”, afirmó Dawn Hawking, director ejecutivo del grupo el 17 de agosto.

“Hilton ha tomado partido en la lucha contra la explotación sexual. La pornografía no solo contribuye a la demanda de tráfico sexual, que es una gran preocupación en los hoteles, pero que también contribuye a la explotación sexual de menores, violencia de género y la adición al porno”, prosiguió Hawkings.

La relación entre la pornografía y la explotación sexual se ha hecho cada vez más evidente en los últimos años.

En 2012 el profesor Robert P. George de Princeton se unió con Shaykh Hamza Yusuf, un importante intelectual musulmán, para escribir a los Directores de las principales cadenas hoteleras para pedirles que eliminaran los canales de pornografía de los hoteles por ser “degradantes y deshumanizantes”.

Las políticas de pornografía en los hoteles de Estados Unidos varían mucho de unas cadenas a otras. Omni Hotels y Resorts dejaron de vender pornografía en 1998 desde que su director general consideró que era inadecuado proporcionarla.

Más en América

Marriott está “eliminando gradualmente” la venta de pornografía, mientras que la cadena Hilton había defendido previamente su venta y continuaba proporcionándola.

En 2013, Nordic Hotels –la mayor cadena escandinava de hoteles– anunció que eliminaba los canales de pay-per-view de sus 171 hoteles.

“La industria del porno contribuye al tráfico de personas, así que es razonable tomar parte de la responsabilidad social y enviar un mensaje claro de que Nordic Hotels no apoya ni permite esto”, dijo Petter Storladen, propietario de la cadena escandinava.