21 de marzo de 2021 - 12:01 PM

Avanza causa de beatificación de misionero que salvó a 7 niños de morir ahogados

POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa

Clausura de la fase diocesana de la causa de beatificación de Pedro Manuel Salado en la Catedral de Córdoba. Crédito: Diócesis de Córdoba
Clausura de la fase diocesana de la causa de beatificación de Pedro Manuel Salado en la Catedral de Córdoba. Crédito: Diócesis de Córdoba

El Obispo de Córdoba (España), Mons. Demetrio Fernández, clausuró la fase diocesana del proceso de beatificación del hermano misionero Pedro Manuel Salado de Alba, fallecido heroicamente en Ecuador en 2012, luego de salvar a 7 niños de morir ahogados en una playa.

Pedro Manuel era miembro consagrado del Hogar de Nazaret, que tiene en Córdoba su sede principal. Se consagró al Señor en 1990 y hasta 1998 vivió en España. Luego fue destinado a la misión de Quinindé en Ecuador, donde dirigió un hogar y el Colegio Sagrada Familia de Nazaret.

La clausura de la fase diocesana de la causa de beatificación, iniciada en octubre de 2018, terminó este sábado 20 de marzo con la certificación de las actas originales y las dos copias que se enviarán a la Congregación para las Causas de los Santos en Roma.

La Diócesis de Córdoba informó en una nota de prensa que Mons. Fernández expresó su deseo de “que esta causa sea rápida” y que ahora “acompañemos con la oración porque nos estimula a ser como Pedro Manuel, a gastar nuestra vida en favor de los demás”.

Consuelo Csanady, directora general de Hogar de Nazaret y Superiora de la rama femenina, recordó que “con Pedro Manuel Salado Dios ha querido darnos un embajador excepcional”, especialmente ahora ante la pandemia del coronavirus.

Pedro Manuel “nos dice hoy que debemos seguir dando la vida por los demás”, resaltó.

Mons. Eugenio Arellano, Vicario Apostólico de Esmeraldas (Ecuador) también estuvo presente y agradeció a la Diócesis de Córdoba por asumir y llevar adelante la causa de beatificación.

Aunque lo dispuesto por el derecho canónico es que la causa se abra donde fallece el siervo de Dios, por causas justas el proceso puede trasladarse a otra diócesis, en este caso a la de Córdoba.

Mons. Arellano dijo que la vida del hermano Pedro Manuel “ha sido testimonio para nosotros”, pues daba su vida por los niños pobres de Esmeraldas “todos los días”.

En la Misa que siguió al acto jurídico de clausura de la fase diocesana, el Obispo de Córdoba resaltó que “el que entrega su vida por amor ha ganado para siempre”, algo que hizo el hermano Pedro Manuel que “ha tejido la historia con el amor de Jesucristo”.

“Tengo que salvar a mis niños”

El Hogar de Nazaret es una comunidad católica fundada por María del Prado Almagro en 1978. Su misión es ayudar a niños y jóvenes sin hogar y con situaciones complicadas. Allí encuentran una educación humana y cristiana.

Pedro Manuel Salado de Alba nació el 1 de enero de 1968 en Chiclana de la Frontera en Cádiz. Es el tercero de seis hermanos. “Los niños lo quieren mucho, se acercan a él. Entre niños y oraciones, descubre que Dios lo llama”, relata en un video el P. Manuel Jiménez, responsable del Hogar de Nazaret.

Pedro Manuel se consagró al Señor en 1990 y hasta 1998 vivió en el Hogar de Nazaret de Córdoba. Ese año viajó a Ecuador. “Vivía la pobreza y eso se mostraba en su capacidad de adaptarse a todo. No tenía zapatillas y un día que iba a jugar fútbol tuvieron que prestarle un par”, recuerda el P. Jiménez.

El domingo 5 de febrero de 2012, cuando se celebraba la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, Pedro Manuel llevó de paseo a la playa de Atacames a un grupo de niños.

Alrededor del mediodía la marea creció y siete niños fueron arrastrados. “Rápidamente Manuel se dio cuenta que el asunto era de vida y muerte y no dudó en lanzarse al agua y salvar a cada uno de los niños”, relata el sacerdote.

Antes de ingresar al agua dijo: “Tengo que salvar a mis niños” y los fue sacando uno a uno.

Luego de sacar a los dos últimos y totalmente exhausto, una de las hermanas del hogar le dijo “Manuel los has sacado a todos”. Él la miró y expiró.

“El hermano Pedro Manuel ha sido, para todos los que lo hemos conocido, un regalo de Dios”, concluyó el P. Jiménez.

Etiquetas: España, Niños, Ecuador, beatificación, Pedro Manuel Salado

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios