13 de septiembre de 2018 7:10 pm

Así reaccionaron los provida ante nueva presidenta de Planned Parenthood

Redacción ACI Prensa

Leana Wen, nueva presidenta de Planned Parenthood / Crédito: Flickr de TEDxBaltimore (CC BY-NC-ND 2.0)
Leana Wen, nueva presidenta de Planned Parenthood / Crédito: Flickr de TEDxBaltimore (CC BY-NC-ND 2.0)

La Dra. Leana Wen, ex Comisionada de Salud de la Ciudad de Baltimore (Estados Unidos), fue nombrada como nueva presidenta de Planned Parenthood, lo que ha generado diversas reacciones en el movimiento provida.

El 12 de septiembre, la multinacional del aborto anunció el nombramiento de la sucesora de Cecile Richards, que dirigió Planned Parenthood desde 2006.

En un video de tres minutos publicado por Planned Parenthood, Wen describió su origen inmigrante: se mudó a los Estados Unidos desde China a la edad de ocho, trabajó como médico en una sala de emergencias y como comisionado de salud de Baltimore.

La atención de salud reproductiva (aborto) es atención médica. La atención de la salud de las mujeres es la atención de la salud, y la atención de la salud debe ser entendida como un derecho humano fundamental”, dijo Wen en el video.

Mientras Wen expresó su entusiasmo, Abby Johnson, ex directora de una clínica de Planned Parenthood y hoy activista provida, dijo a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI– que espera un día darle la bienvenida a Wen en su ministerio para ex trabajadores de la industria del aborto.

“Los médicos hacen un juramento para 'no hacer daño' y, cuando se trata de mujeres embarazadas, hay dos pacientes. Los médicos lo comprenden, incluso aquellos que practican el aborto”, dijo Johnson.

“Hemos tenido siete abortistas que pasaron por nuestro ministerio en And Then There Were None: dejaron sus trabajos y se dieron cuenta de que podían practicar ese juramento en otro lugar. Espero que la Dra. Leana Wen, la nueva presidenta de Planned Parenthood, se dé cuenta de la atrocidad del aborto tanto para la madre como para el bebé. Estamos aquí cuando decida retirarse y utilizar sus talentos para no dañar”, añadió.

Wen es la primera médica en liderar Planned Parenthood en cinco décadas. En una declaración en Twitter, dijo que su nuevo puesto era “un honor y un privilegio increíbles” y que estaba “orgullosa de estar junto a millones de partidarios (de la organización) mientras nos embarcamos juntos en este próximo capítulo”.

La presidenta y directora ejecutiva de la organización provida Americans United for Life, Catherine Glenn Foster, dijo en un comunicado que cree que Wen “pone la política por delante de la salud de las mujeres” y que tiene un “historial abismal y trágico” combatiendo enfermedades de transmisión sexual de Baltimore.

Durante el tiempo de Wen como comisionada de la ciudad para la salud, Maryland tuvo algunas de las tasas de diagnóstico más altas en el país para enfermedades como la sífilis y el VIH/SIDA, dijo Foster.

“Sin ironía, Wen elogia aún más el 'trabajo de salvar vidas' de la red de abortos más grande de la nación, a pesar de que la comunidad afroamericana de Baltimore ha sido diezmada por el aborto”, añadió.

Mientras estaba en su puesto en Baltimore, Wen demandó a la administración del Presidente Donald Trump por los recortes de fondos a una subvención dirigida a programas de prevención de embarazos adolescentes. La financiación fue finalmente restaurada.

Foster también criticó el ataque de Wen contra los derechos de conciencia, diciendo que ella “se refiere a las decisiones de médicos y enfermeras de abstenerse de la destrucción de vidas humanas inocentes como 'negativas'”, y que se asoció con la organización proaborto “NARAL para intentar de forzar a los centros de embarazo a practicar abortos”.

Planned Parenthood es el mayor proveedor de abortos en los Estados Unidos. En 2016, la organización realizó aproximadamente uno de cada tres abortos.

Si bien Wen enfatizó el “cuidado básico de la salud” ofrecido por Planned Parenthood, en la última década su número de pacientes disminuyó en aproximadamente 700.000, mientras que el número de exámenes de detección de cáncer, anticonceptivos distribuidos y servicios prenatales provistos por la organización también disminuyeron.

Los abortos, sin embargo, han aumentado en un 10% desde 2006, a pesar de que Planned Parenthood tiene menos pacientes.

Los fondos federales recibidos por Planned Parenthood aumentaron en un 61% en la última década. En 2016, Planned Parenthood recibió más de 500 millones de dólares en fondos federales.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Aborto, Estados Unidos, Planned Parenthood, Aborto en Estados Unidos, Leana Wen

Comentarios