A dos semanas de finalizado el 7º Encuentro Mundial de las Familias realizado en Milán y que contó con la presencia del Papa Benedicto XVI, el Arzobispo de Medellín (Colombia), Mons. Ricardo Tobón Restrepo, alentó a mostrar la belleza y trascendencia del matrimonio.

“Hoy cuando el matrimonio afronta tantos desafíos, desde el egoísmo personal hasta ciertas agendas políticas que quieren borrar su concepto natural, es necesario que trabajemos más por mostrar la belleza y la trascendencia de la vocación matrimonial”, señaló el Prelado.

Asimismo, invitó a los matrimonios y fieles en general a reflexionar sobre los mensajes y conclusiones realizadas en el encuentro de familias en Milán y resaltó que ese acontecimiento “debe tener profundas resonancias” para las familias.

En ese sentido, subrayó la urgencia de formar a los novios para que asuman con verdadero compromiso el sacramento matrimonial, además de difundir la enseñanza de la Iglesia sobre la familia como ámbito natural del amor y de la vida, por defender sus derechos y lograr que sean protegidas por la sociedad.

Además, manifestó que la familia es el ámbito donde se desprenden las virtudes sociales, como el respeto a las personas, la gratitud, la confianza, la responsabilidad, la solidaridad, la cooperación, entre otras.

Finalmente, el Arzobispo destacó que el amor en el matrimonio es fecundo porque los esposos desean y realizan el bien el uno para el otro, “experimentando la alegría del dar y del recibir”. “Cuidar la causa de la familia es cuidar la causa misma del hombre y de la civilización”, concluyó.

Más en Vida y Familia