24 de marzo de 2008 - 10:31 AM

¡Aleluya! es invitación a la alabanza que debe inscribirse en el corazón, dice el Papa

Redacción ACI Prensa

¡Aleluya! es invitación a la alabanza que debe inscribirse en el corazón, dice el Papa

El Papa Benedicto XVI dirigió al mediodía de hoy (hora de Roma) el rezo del Regina Caeli, oración que reemplaza al habitual Ángelus durante el tiempo de Pascua. En esta oración el Santo Padre destacó que el canto del Aleluya es una invitación a vivir la alegría y la alabanza que debe inscribirse en los corazones de todos.

Desde su residencia de Castel Gandolfo, adonde llegó ayer por la tarde para un breve periodo de reposo, el Pontífice afirmó que "en la solemne Vigilia pascual, ha vuelto a entonarse, después de los días de la Cuaresma, el canto del Alleluia, palabra hebrea universalmente conocida que significa "Alabado sea el Señor". En los días del tiempo pascual, esta invitación a la alabanza pasa de boca en boca, de corazón en corazón. Hace esta invitación desde un acontecimiento totalmente nuevo: la muerte y resurrección de Cristo".

En esta oración del "Lunes del Ángel", como se conoce al lunes de la Octava de Pascua, el Santo Padre también se dirigió a los miles de fieles reunidos en la Plaza de Pedro, gracias a una conexión de audio y video. En ella recordó que "el alleluia fue cantado en el corazón de los primeros discípulos y discípulas de Jesús en aquella mañana de Pascua, en Jerusalén".

"Casi parece oír sus voces: la de María Magdalena, que vio primera al Señor resucitado en el jardín cerca del Calvario; las de las mujeres, que lo encontraron mientras corrían, sin miedo y felices; a dar a los discípulos el anuncio de la tumba vacía; las voces de los discípulos, que estaban de camino a Emaús con el corazón triste y que a la noche volvieron a Jerusalén llenos de alegría por haber escuchado su palabra y haberlo reconocido 'al partir el pan'; las voces de los once Apóstoles, que en esa misma noche lo vieron aparecer en medio de su cenáculo, mostrarles las heridas de los clavos y la lanza y decirles '¡La paz con vosotros!'. ¡Esta experiencia ha inscrito una vez y para siempre el alleluia en el corazón de la Iglesia!"

"De esta misma experiencia se deriva también la oración que recitamos este día y cada día del tiempo pascual en lugar del Ángelus: la antífona mariana Regina Caeli. El texto es breve y tiene la forma directa de un anuncio: es como una nueva 'anunciación' a María, hecha esta vez no por un ángel, sino por los cristianos que invitan a la Madre a alegrarse porque su Hijo, que ha llevado en su vientre, ha resucitado como había prometido", prosiguió.

Tras explicar que "en efecto, 'alégrate' fue, en Nazaret, la primera palabra que la Virgen escuchó del mensajero celeste", el Papa precisó que el sentido de esta expresión era el siguiente: "Alégrate María, porque el Hijo de Dios está por hacerse hombre en ti. Ahora, después del drama de la Pasión, resuena una nueva invitación a la alegría: 'Gaude et laetare, Virgo Maria, alleluia, quia surrexit Dominus vere, alleluia' – '¡Goza y alégrate, Virgen María, aleluya, porque el Señor ha resucitado verdaderamente, aleluya!'"

"Queridos hermanos y hermanas, dejemos que el aleluya pascual se imprima profundamente también en nosotros, para que no sea solo una palabra, sino la expresión de nuestra misma vida: la existencia de personas que invitan a todos a alabar al Señor y lo hacen con el comportamiento de 'resucitados'. 'Ruega al Señor por nosotros', le decimos a María para que Quien, en la resurrección de su Hijo, nos ha dado la alegría al mundo entero, nos conceda gozar de esta alegría ahora y en la vida sin fin", concluyó.

Al finalizar el rezo del Regina Caeli, el Papa saludó a los fieles en distintos idiomas. En su breve alocución en español, el Santo Padre invitó a "alegraros y a regocijaros con la Virgen María, porque el Señor Jesús resucitó de entre los muertos y reina para siempre. Él intercede por vosotros y os alienta a vivir de acuerdo con la fe que profesáis. Feliz tiempo de Pascua".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios