3 de agosto de 2014 4:04 pm

Advierten del peligro de apuestas online en el fútbol y otros juegos

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Imagen referencial. Foto: Wikipedia / Jamie Adams (CC-BY-SA 2.0)
Imagen referencial. Foto: Wikipedia / Jamie Adams (CC-BY-SA 2.0)

“La modalidad de apuestas ‘online’ (en línea) tiene el agravante que oculta en el plano de lo individual un serio problema de enfermedad social”, expresó Mons. Jorge Lozano, Obispo argentino de Gualeguaychú y Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social.

En una columna publicada en el diario La Nación de Argentina, el Prelado cuestionó las apuestas sobre los partidos de modo electrónico que se pueden hacer desde una computadora, tableta o celular. Lo que se convierte en un gran negocio para muchos en el fútbol.

Acorde con Mons. Lozano, este problema hay que analizarlo desde la ludopatía en lo personal y la corrupción en lo social.

“En cuanto a lo primero, no decimos nada nuevo al señalar el crecimiento de esta adicción. Varios obispos lo venimos señalando hace años y en diciembre de 2010 hubo una declaración de la Conferencia Episcopal Argentina titulada ‘El juego se torna peligroso’… Son muchos los que se juegan desde parte de sus magros ingresos hasta la propia casa, y pocos los que consiguen una apostando”.

Ante esto, el Obispo de Gualeguaychú pidió un alto a la oferta de “timbas” y dar paso a una cultura de trabajo. “Para salir de la pobreza hace falta trabajo debidamente remunerado. Lo demás es estafar con ilusiones falsas. Todo lo que va en contra de la dignidad humana ofende al Creador”, señaló.

“La modalidad de apuestas ‘online’ tiene el agravante que oculta en el plano de lo individual un serio problema de enfermedad social”, agregó, porque al poderse acceder desde cualquier lugar, se facilitan las apuestas y los jugadores se esconden en el anonimato. Lo que hace imposible controlar la entrada de menores de edad.

Luego instó a ser claros de si esta actividad se trata del juego en sí o más bien por dinero, debido a que es un negocio que afecta a la mayoría y que beneficia a unos pocos “que buscan plata, venga como venga”.

En cuanto a la patología social, recordó al Papa Francisco, quien hace unos meses hablaba de la corrupción como un “cáncer social”; y lo relacionó con el fútbol donde existen instituciones muy sospechosas de tener personas corruptas en sus filas.

“Recordemos las denuncias de reventas de entradas durante el Mundial y lo poco transparente del largo imperio personal en la AFA. Opositores y oficialistas, simpatizantes de River o de Boca, varones o mujeres, saben o sospechan de las llamadas ‘barras bravas’ y su vinculación con el crimen organizado con complicidad o dudosa ausencia de sus dirigentes”.

“Están prendidos en estacionamientos, merchandising, droga. Muchas veces con porcentajes que reparten a las comisarías locales o visitantes. El amor a la camiseta quedó reemplazado por el negociado”, afirmó el Obispo.

Más adelante hizo referencia a las comisiones directivas de los clubes que comenzaron a ser botines de guerra y que llevan a un proceso de franco deterioro. “En Italia, hace años se ha dado un proceso de lucha contra las mafias llamado mani pulite (‘manos limpias’). No obstante los controles, se arregló un partido Lecce-Lazio en el que se utilizaron 600.000 euros -¡en un solo partido!- para corromper jugadores”.

“También en Italia, en 2005 y 2006, hubo fraude de arbitrajes de Juventus, Milan, Fiorentina y Lazio. Las sanciones incluyeron el quite de sus dos últimos scudettos al Juventus y su descenso a la B, además de cárcel a algunos dirigentes”.

Para Mons. Lozano esto también habría llegado a Argentina, incluso en mayores dimensiones, con sobornos directos y amenazas a la integridad física de jugadores y familiares por el desenvolvimiento de árbitros o jugadores en los partidos.

Todo esto se suma a la intervención de lavado de dinero proveniente de acciones ilícitas como el narcotráfico, la trata de personas o “desarmaderos” de autos.

“Nos merecemos una sociedad libre de adicciones y de toda corrupción. No pervirtamos más el deporte. Que el fútbol, una pasión nacional que puede promover aspectos de lo mejor de nosotros mismos, no caiga también en las sospechas de arreglos y negociado”, enfatizó.

Estas expresiones están relacionadas con el debate que se dará en el Congreso argentino el próximo cinco de agosto sobre el juego y la ludopatía, justo cuando el negocio de las apuestas “online” está por introducirse a la oferta de juegos.

Entre los participantes de esta jornada, que se realizará en el Auditorio de la Cámara de Diputados, estarán Mons. Lozano, el Premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel, el obispo metodista Aldo Echegoyen, entre otros.

Etiquetas: Argentina, Obispos de Argentina, Iglesia en Argentina

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios