Cargando...

Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote
23 de mayo de 2013

Liturgia de las Horas: Propio del Salterio

Color: Verde

Santos:

Lecturas del día:

  • Primera lectura

    Eclesiástico 5:1-8
    1 En tus riquezas no te apoyes ni digas: «Tengo bastante con ellas.»
    2 No te dejes arrastrar por tu deseo y tu fuerza para seguir la pasión de tu corazón.
    3 No digas: «¿Quién me domina a mí?», porque el Señor cierto que te castigará.
    4 No digas: «Pequé, y ¿qué me ha pasado?», porque el Señor es paciente.
    5 Del perdón no te sientas tan seguro que acumules pecado tras pecado.
    6 No digas: «Su compasión es grande, él me perdonará la multitud de mis pecados.» Porque en él hay misericordia, pero también hay cólera, y en los pecadores se desahoga su furor.
    7 No te tardes en volver al Señor, no lo difieras de un día para otro, pues de pronto salta la ira del Señor, y perecerás al tiempo del castigo.
    8 No te apoyes en riquezas injustas, que de nada te servirán el día de la adversidad.

  • Salmo responsorial

    Salmo 1:1-4, 6
    1 ¡Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos, ni en la senda de los pecadores se detiene, ni en el banco de los burlones se sienta,
    2 mas se complace en la ley de Yahveh, su ley susurra día y noche!
    3 Es como un árbol plantado junto a corrientes de agua, que da a su tiempo el fruto, y jamás se amustia su follaje; todo lo que hace sale bien.
    4 ¡No así los impíos, no así! Que ellos son como paja que se lleva el viento.
    6 Porque Yahveh conoce el camino de los justos, pero el camino de los impíos se pierde.

  • Evangelio

    Marcos 9:41-50
    41 «Todo aquel que os dé de beber un vaso de agua por el hecho de que sois de Cristo, os aseguro que no perderá su recompensa.»
    42 «Y al que escandalice a uno de estos pequeños que creen, mejor le es que le pongan al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos y que le echen al mar.
    43 Y si tu mano te es ocasión de pecado, córtatela. Más vale que entres manco en la Vida que, con las dos manos, ir a la gehenna, al fuego que no se apaga.
    45 Y si tu pie te es ocasión de pecado, córtatelo. Más vale que entres cojo en la Vida que, con los dos pies, ser arrojado a la gehenna.
    47 Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo. Más vale que entres con un solo ojo en el Reino de Dios que, con los dos ojos, ser arrojado a la gehenna,
    48 donde su gusano no muere y el fuego no se apaga;
    49 pues todos han de ser salados con fuego.
    50 Buena es la sal; mas si la sal se vuelve insípida, ¿con qué la sazonaréis? Tened sal en vosotros y tened paz unos con otros.»

Comentarios

Síguenos: