Feria
15 de febrero de 2017

Color: Verde

Santos:

Lecturas del día:

  • Primera lectura

    Génesis 8:6-13, 20-22
    6 Al cabo de cuarenta días, abrió Noé la ventana que había hecho en el arca,
    7 y soltó al cuervo, el cual estuvo saliendo y retornando hasta que se secaron las aguas sobre la tierra.
    8 Después soltó a la paloma, para ver si habían menguado ya las aguas de la superficie terrestre.
    9 La paloma, no hallando donde posar el pie, tornó donde él, al arca, porque aún había agua sobre la superficie de la tierra; y alargando él su mano, la asió y metióla consigo en el arca.
    10 Aún esperó otros siete días y volvió a soltar la paloma fuera del arca.
    11 La paloma vino al atardecer, y he aquí que traía en el pico un ramo verde de olivo, por donde conoció Noé que habián disminuido las aguas de encima de la tierra.
    12 Aún esperó otros siete días y soltó la paloma, que ya no volvió donde él.
    13 El año 601 de la vida de Noé, el día primero del primer mes, se secaron las aguas de encima de la tierra. Noé retiró la cubierta del arca, miró y he aquí que estaba seca la superficie del suelo.
    20 Noé construyó un altar a Yahveh, y tomanda de todos las animales puros y de todas las aves puras, ofreció holocaustos en el altar.
    21 Al aspirar Yahveh el calmante aroma, dijo en su corazón: «Nunca más volveré al maldecir el suelo por causa del hombre, porque las trazas del corazón humano son malas desde su niñez, ni volveré a herir a todo ser viviente como lo he hecho.
    22 «Mientras dure la tierra, sementera y siega, frío y calor, verano e invierno, día y noche, no cesarán.»

  • Salmo responsorial

    Salmo 116:12-15, 18-19
    12 ¿Cómo a Yahveh podré pagar todo el bien que me ha hecho?
    13 La copa de salvación levantaré, e invocaré el nombre de Yahveh.
    14 Cumpliré mis votos a Yahveh, ¡sí, en presencia de todo su pueblo!
    15 Mucho cuesta a los ojos de Yahveh la muerte de los que le aman.
    18 Cumpliré mis votos a Yahveh, sí, en presencia de todo su pueblo,
    19 en los atrios de la Casa de Yahveh, en medio de ti, Jerusalén.

  • Evangelio

    Marcos 8:22-26
    22 Llegan a Betsaida. Le presentan un ciego y le suplican que le toque.
    23 Tomando al ciego de la mano, le sacó fuera del pueblo, y habiéndole puesto saliva en los ojos, le impuso las manos y le preguntaba: «¿Ves algo?»
    24 El, alzando la vista, dijo: «Veo a los hombres, pues los veo como árboles, pero que andan.»
    25 Después, le volvió a poner las manos en los ojos y comenzó a ver perfectamente y quedó curado, de suerte que veía de lejos claramente todas las cosas.
    26 Y le envió a su casa, diciéndole: «Ni siquiera entres en el pueblo.»

Comentarios

El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

ACI Prensa en Snapchat
Cara a cara con Alejandro Bermúdez