1 de abril de 2022 7:00 am

Rector del santuario de Ta Pinu relata el milagro de la vida de este niño

Por Mercedes De La Torre

Lianne Cassar con su hijo Francesco. Virgen de Ta' Pinu. Foto: Mercedes De La Torre / ACI Prensa

Numerosas personas agradecen favores y milagros recibidos a través de la intercesión de la Virgen de Ta’ Pinu, como es el caso del nacimiento y de la vida de Francesco, hijo de Lianne Cassar, quienes viven en la isla de Gozo (Malta).

El rector del santuario mariano de Nuestra Señora de Ta’Pinu, P. Gerard Buhagiar, relató a ACI Prensa los detalles de este milagro porque ha sido testigo directo de esta bella historia.

Lianne acudía con devoción a rezar a la Virgen de Ta’ Pinu. Cuando estaba embarazada los médicos le diagnosticaron problemas de salud a su bebé, especialmente en el corazón, y le aconsejaron abortar.

Sin embargo, Lianne decidió continuar con su embarazo rezando diariamente para que su bebé pudiera nacer.

En aquel entonces, las puertas del santuario estaban cerradas por las restricciones sanitarias provocadas por el COVID-19, pero el entonces obispo de Gozo, Mons. Mario Grech, concedió un permiso especial para que la mujer pudiera ir personalmente a rezar ante la Virgen de Ta’ Pinu y también autorizó al rector del santuario mariano, el P. Gerard Buhagiar, celebrar diariamente una Misa privada por esta intención con la asistencia de la madre.

En esta línea, el 20 de agosto de 2020 el pequeño Francesco nació y después de cinco días de haber dado a luz, los médicos dieron de alta en el hospital a ambos diciéndole a la madre que “el bebé en pocos días moriría durante el sueño”.  

Semanas después, según relató Lianne a ACI Prensa, los familiares del pequeño Francesco buscaron otro hospital que aceptara atender medicamente al bebé pero cinco hospitales de Reino Unido rechazaron la asistencia médica. Hasta que, finalmente, el hospital pediátrico Bambino Gesù en Roma aceptó al pequeño Francesco y el 19 de enero de 2021 fue operado.

“Cada día agradezco a la Virgen porque Francesco está vivo. Confío siempre a mi hijo al cuidado materno de Nuestra Señora de Ta’ Pinu”, dijo la mujer maltesa.

Por su parte, el P. Gerard Buhagiar señaló “soy testigo de este milagro, de una madre, a la que los médicos, cuando estaba embarazada, le sugirieron que interrumpiera el embarazo, que abortara, porque no tenía signos de vida. Siempre venía aquí. Este niño nació con problemas, fue operado y hoy el niño tiene un año y medio y la madre dice siempre: ‘encomiendo a mi hijo a la Virgen de Ta' Pinu, este niño no es mío, sino que es hijo de la Virgen de Ta’ Pinu’”.

Devociones a la Virgen de Ta’ Pinu

Luego, el P. Buhagiar, explicó que este santuario mariano es “muy querido por la gente, no solo por las personas de Gozo, sino también por todos los malteses” y añadió que “esta devoción mariana ha acompañado a nuestros ciudadanos y migrantes”.

“Es un santuario nacional al que vienen de Malta y también de fuera de Malta, porque muchos migrantes malteses han llevado la imagen de Nuestra Señora de Ta' Pinu, no solo como un recuerdo o una imagen, sino realmente grabada en sus corazones”, afirmó.

En este sentido, el rector del santuario de Ta’ Pinu señaló dos de las devociones más frecuentes relacionadas con esta advocación mariana: el rezo de “3 Ave Marías” y los “15 miércoles” en preparación al 15 de agosto, Solemnidad de la Asunción de la Virgen María, representada en el cuadro de Ta’ Pinu.

“Cada persona, cada peregrino que viene aquí recita las 3 Ave Marías, y la gente también las recita antes de ir a dormir en casa. Y esta es una devoción muy especial. Luego, algo muy bonito y popular, que son los 15 miércoles antes de la Asunción, porque la imagen es la Asunción de la Virgen María. Estos 15 miércoles comienzan como una peregrinación, un miércoles de oración a la Virgen. Inician el primer miércoles de mayo y terminan la víspera de la Asunción”, resaltó el sacerdote.

Además, el P. Gerard describió que “durante esos miércoles, el santuario abre sus puertas a las 4:30 a.m. con la primera Eucaristía celebrada a las 5:00 a.m. y cierra sus puertas a las 10:30 p.m., 11:00 p.m.” porque “es un día de celebración de la Eucaristía, un día de confesiones, un día también de peregrinación”.

“Vienen, no solo los ancianos, sino sobre todo por la tarde, después de que la gente se va a casa del trabajo, después de la cena, encontramos jóvenes y nuevas familias que vienen a rezar en silencio”, indicó.

Asimismo, el P. Buhagiar destacó el vínculo de la Virgen de Ta’Pinu con los Pontífices quienes “han aprobado la devoción, el amor del pueblo maltés hacia Nuestra Señora de Ta’ Pinu” y recordó algunos episodios, como la Misa que celebró San Juan Pablo II el 26 de mayo de 1990 y la ocasión en la que el Papa Benedicto XVI regaló una rosa de oro a la imagen mariana el 18 de abril de 2010.

Luego, en 2018 con ocasión de la bendición de las imágenes colocadas en el atrio del santuario con los 20 misterios en mosaicos realizados por alumnos del sacerdote y artista P. Marco Rupnik SJ, el Papa Francisco regaló una rosa de oro y envió un video mensaje

Al describir el mosaico colocado en la fachada central del santuario, el sacerdote destacó que representa a “María cargando a Cristo” y Jesús “desciende de las manos de María” y agregó que “las manos de María están hechas como una escalera”.

“Este es el significado del santuario: vamos al santuario, a María, pero María está allí para regalarnos a Cristo: esto es el santuario. Cristo baja de las manos de María, y espera nuestras manos, para que podamos acogerlo en nuestras vidas. En todos los santuarios, María nunca es el centro. El centro es siempre Cristo”, concluyó el P. Gerard Buhagiar.

Etiquetas: Bebé Milagro, Milagro, Virgen María, Malta, Santuario mariano