6 de octubre de 2021 11:01 am

Peregrinarán a santuarios marianos y rezarán el Rosario por el fin del COVID-19

Imagen referencial. Crédito: Pixabay.

Con motivo del Mes del Rosario, celebrado por la Iglesia en octubre, la Conferencia de Obispos Católicos de Sri Lanka invitó a una peregrinación mariana que se realizará todo el mes para pedir a la Madre de Dios por el fin del COVID-19 y todos los males que afectan a su pueblo.

Sri Lanka es una nación insular en el Océano Índico, al sur de India, que tiene más de 21 millones de habitantes, de los cuales el 7%, alrededor de 1.5 millones, son católicos. Mientras que los budistas son el 70%, los hinduistas el 15% y los musulmanes el 11%.

Los obispos católicos de Sri Lanka invitaron a los fieles a participar de la especial “peregrinación del Rosario”, que tiene por objetivo pedirle a la Virgen María que interceda por sus hijos para que se termine la pandemia del coronavirus COVID-19 que azota el mundo, y todos los sufrimientos que afligen al país, de acuerdo a Asia News.

La peregrinación inició el 2 de octubre desde el Santuario de Nuestra Señora de Matara, ubicada en el sur de Sri Lanka, y terminará el 30 de octubre, al llegar al Santuario de Nuestra Señora de Madhu, en el norte del país. Durante el recorrido, los fieles visitarán numerosas iglesias marianas.

El Santuario de Nuestra Señora de Matara, custodia una imagen mariana que ya existía cuando los portugueses ocuparon las costas occidental y sur hace más de 300 años. La Virgen de Matara es llamada “Estrella del Océano”, pues se cree que llegó sola a las costas del mar y fue hallada al interior de una caja por un pescador, que la entregó al párroco local.

La imagen es conocida por haberse perdido en tres ocasiones y haber sido hallada todas las veces. La última vez que se perdió fue el domingo de la Sagrada Familia en 2004, a causa de un Tsunami en el Océano Índico, que arrasó con la iglesia que la custodiaba en plena Misa. Los devotos dicen que la Virgen siempre responde a las oraciones de los peregrinos.

El Santuario de Nuestra Señora de Madhu o la Virgen del Rosario es considerado el lugar católico más sagrado del país. El templo custodia una imagen de la Virgen que lleva en brazos al Niño Jesús, cuyo origen se remonta a inicios de la evangelización de los misioneros franciscanos en Sri Lanka, hace más de 400 años.

La imagen mariana sufrió junto a los cristianos la persecución a causa de la fe en Cristo. Los fieles católicos acuden a su intercesión en tiempos de guerra, hambruna y epidemia. La estatua fue coronada oficialmente por un legado pontificio del Papa Pío XI en 1924. Hoy es considerada un signo de reconciliación en el país y miles de peregrinos acuden a visitarla, también de otras religiones, como los budistas cingaleses y los hindú tamiles.

Los Obispos señalaron que tanto los fieles del interior de Sri Lanka, como los que viven en el exterior pueden participar de la iniciativa, ya sea rezando en su oración personal por estas intenciones o siguiendo la transmisión de la peregrinación, que será difundida a través de las emisoras católicas Verbum TV y Radio Seth.

El Obispo Auxiliar de Colombo (Sri Lanka), Mons. Anton Ranjith, afirmó que “el Rosario nos une como una familia” y alentó a los católicos a rezarlo todas las noches “entre las 7:00 p.m. y las 8:00 p.m. (hora local), sin importar donde estén”.

Los fieles devotos en el país expresaron su deseo de participar en esta iniciativa, para pedir a la Virgen María su intercesión, cuidado y apoyo, en especial, durante la prueba.

“Participaremos en este Rosario teniendo presente todos los días los sufrimientos de las víctimas de los ataques de Pascua”, dijo Sarath Adhikari, un laico de la diócesis de Colombo, capital de Sri Lanka, a AsiaNews.

Más de 260 personas murieron y más de 500 resultaron heridas en los atentados suicidas coordinados en tres iglesias, cuatro hoteles y un complejo de viviendas el domingo de Pascua en abril de 2019. Varios de los atentados tuvieron lugar en medio de Misas y celebraciones religiosas.

La inteligencia extranjera advirtió al Gobierno antes de los atentados, pero una lucha por el poder y una falla en la comunicación entre el entonces presidente y el primer ministro llevaron a que supuestamente fracasara la coordinación de una respuesta inmediata de seguridad.

En la actualidad, se cree que los ataques fueron perpetrados por dos grupos islamistas radicales locales, incluido el Nacional Thowheeth Jama'ath, que había prometido lealtad al Estado Islámico. Es importante destacar que los cristianos también fueron asesinados y heridos por extremistas musulmanes en la Semana Santa de 2017, 2016 y 2015.

Adhikari señaló que el Rosario también ayudará ante “las dificultades que los cristianos tienen que afrontar sin ninguna protección, debido a las amenazas de los monjes budistas extremistas y, a veces, también de las fuerzas de seguridad”, agregó.

La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) señaló en su informe de Libertad Religiosa 2021, que la persecución religiosa por parte de gobiernos autoritarios se ha intensificado a través de una apología en favor de una supremacía étnica y religiosa.

Esta práctica suele llevarse a cabo en países asiáticos de mayoría hinduista y budista que presionan a las minorías y reducen a sus miembros a ciudadanos de segunda clase. Si bien el caso más claro se da en la India, también se aplican políticas similares en Sri Lanka, Nepal y Myanmar.

Finalmente, la directora del Hogar de Niños San Pedro y San Pablo en la Diócesis de Chilaw, Sriyanthi Perera, recordó la importancia para los fieles de Sri Lanka de contar con la intercesión de la Madre de Dios.

“Pedir la intercesión de la Virgen es muy importante. Si quiero cuidar de los niños abandonados que han perdido a sus padres, sin duda necesito la ayuda de la Virgen. Y muchas veces he tenido la oportunidad de experimentar su ternura”, dijo.

Etiquetas: Rosario, Virgen María, Sri Lanka, Rezar, peregrinos, Iglesia en Asia, Santo Rosario, peregrinación mariana