3 de noviembre de 2018 11:59 am

Obispo lamenta muerte de 6 personas por disputa de grupos armados en Colombia

Foto referencial Pixabay (dominio público)

Mons. Carlos Alberto Correa Martínez, Vicario Apostólico de Guapi (Colombia), lamentó la muerte de 6 personas debido a la disputa que algunos grupos armados en el Valle del Cauca.

El pasado 29 de octubre ocurrieron algunos hechos violentos que dejaron el trágico saldo de 6 muertos, dos desaparecidos y dos heridos en el municipio de López de Micay, ubicado a unos 100 kilómetros al suroeste de Cali.

Los hechos ocurrieron a las 6:30 y a las 10:30, en la zona rural y urbana respectivamente, del citado municipio.

En su comunicado, el Obispo indicó que “estos acontecimientos que se presentaron en la zona son continuación del hecho vivido hace algunos meses en el rio Naya, donde fueron secuestrados algunos civiles sin saber hasta hoy su paradero”.

El Prelado denunció que los grupos armados en la zona “han venido creando fronteras invisibles en los principales ríos de este municipio, como lo son el rio Micay y el rio Naya, generando miedo, zozobra, desplazamiento y muchas dificultades en la movilidad”.

“Se evidencia en nuestro territorio la violencia que los colombianos de buena voluntad detestamos y repudiamos; fruto de la codicia que crece cada día más por el deseo del poder y del tener”, lamentó.

“La Iglesia se une al clamor de todos los hombres y mujeres de buen corazón que gritan: No queremos que en nuestro territorio se siga derramando más sangre. ¡Basta ya! Rechazamos todos estos actos violentos, que llevan a la sociedad civil a perder la fe y la esperanza de soñar con un país en donde reine la reconciliación y la paz”, escribió el Obispo.

Tras elevar sus oraciones por los fallecidos y solidarizarse con sus familias, el Prelado pidió a las autoridades que protejan “la vida, honra, bienes, creencias y demás derechos y libertades; mantener la integridad territorial y asegurar la convivencia pacífica y la vigencia de un orden justo”.

“También hago el llamado de manera especial a todos los actores del conflicto para que paren esta ola de violencia y no se derrame más sangre en el territorio”, agregó.

A los fieles, Mons. Correa los alentó a seguir “confiando en la Divina Providencia y mantengan encendida la lámpara de la esperanza. Ustedes no están solos, la Iglesia los anima y los acompaña en la oración”.

“Que la Virgen María en su advocación de la Inmaculada Concepción, nuestra patrona que junto a San José protegieron la vida de su Hijo y San Miguel Arcángel patrono de López de Micay, los libre del poder del maligno que ronda nuestro territorio”, concluyó.

Etiquetas: Colombia, violencia, muertos, grupos armados