22 de diciembre de 2019 7:37 pm

Luego de 7 años, una familia de refugiados volverá a celebrar Navidad en casa

Imagen referencial. Crédito: Unsplash.

Una familia siria podrá festejar después de siete años la Navidad en su hogar, destruido por una bomba, gracias al apoyo que recibió para su reconstrucción a través de Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) y personas de buena voluntad.

La casa de la familia Ghattas, ubicado en un barrio de la ciudad de Homs, fue alcanzado por una bomba de mortero durante la guerra que afronta el país desde 2011.

Elías y Lina Ghattas comentaron a Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), que luego de la destrucción buscaron un lugar donde quedarse, como la Sagrada Familia buscó posada en Belén, hasta “que llamaron a la puerta de la iglesia local donde gracias a un programa de emergencia”, financiado por ACN, “pudieron conseguir los fondos para vivir de alquiler”.

En 2017 el vecindario en la ciudad de Homs (Siria) fue liberado luego de estar varios años a manos de grupos armados. Luego de cinco años de vivir refugiados, la familia Ghattas se apresuró a visitar su casa, pero la encontraron en ruinas.

“No había puertas ni ventanas, los cables habían sido robados, las instalaciones sanitarias destrozadas”, señalaron. La familia estaba preocupada, ¿cómo podrían arreglar su hogar si el dinero no les alcanzaba para pagar el alquiler mensual?

ACN indicó que desde esa fecha los miembros de la familia han pasado varios años pidiendo al Niño Jesús que interceda por ellos, a ese Dios que “se hizo hombre entre los más pobres y necesitados”. 

Luego de siete años, la familia Ghattas podrá volver para pasar la primera Navidad en su antiguo hogar, reconstruido gracias a ACN y a las personas de buena voluntad.

Aunque han perdido “todos los recuerdos, como fotos de familia, memorias de los antepasados, regalos de otras celebraciones” y por su situación económica este año no podrán tener regalos, para Elías eso no es importante, porque “en Navidad todo se centra alrededor de un Nacimiento”.

“Para mí, volver a casa es como volver a nacer. No puedo describir mi felicidad. Después de tanto sufrimiento e incertidumbre me siento de nuevo seguro. Tengo mucha esperanza en una vida mejor. Navidad me recuerda el calor de estar en familia”, resaltó.

Lamentablemente, no todo es felicidad, pues el mayor de sus hijos no pasará Navidad con la familia por estar cumpliendo el servicio militar.

El primogénito de Elías y Lina ingresó al servicio ni bien la guerra comenzó en el 2011. Aunque debía dejar el ejército después de dos años, van más de ocho años de servicio y la única noticia que tiene el matrimonio es que su hijo sigue vivo.

Además, el hijo menor, Bashar, sufre “una gran frustración por la falta de perspectivas, de posibilidad de trabajo o proyección de futuro”.  Una situación todavía más difícil porque perdió un ojo cuando explotó la bomba mortero al lado de su casa.

Sin embargo, el matrimonio no se ha desanimado, Lina señaló que en Nochebuena irán a la iglesia, cantarán villancicos y rezarán por todos los que los han ayudado.

Elías recuerda con aprecio la piedra rectangular de color blanco que hay debajo del arbolito de Navidad donde se lee “Jesus is my rock” (Jesús es mi roca) que la fundación ACN les dio en la ceremonia de bendición cuando comenzaron la reconstrucción de su hogar.

“No tenemos palabras para agradecerles, tanto a la fundación ACN como a todos aquellos que le apoyan. Nos han dado esperanza y una nueva oportunidad en esta vida”, comentan. “Os deseamos de todo corazón que Dios os fortalezca y acompañe en vuestro empeño de seguir ayudando y sembrando esperanza entre los más necesitados.” 

 “Además, pediré otros dos deseos que llevo en mi corazón. La paz para el mundo entero y que mi hijo regrese sano y salvo a casa”, concluyó Lina.

Etiquetas: Siria, Navidad, Ayuda a la Iglesia Necesitada, Refugiados, ACN