11 de noviembre de 2022 6:20 pm

La Iglesia advierte que la democracia en Bolivia “está amenazada”

Por Julieta Villar

Los Obispos de la Conferencia Episcopal Boliviana reunidos en Asamblea. Crédito: Arquidiócesis de Cochabamba

El presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) y Vicario Apostólico de El Beni, Mons. Aurelio Pesoa, advirtió que en el país “la libertad se va debilitando, la democracia auténtica está amenazada”.

En su mensaje inaugural de la CXI Asamblea Plenaria de los obispos, que comenzó este jueves y se extenderá hasta el 15 de noviembre, Mons. Pesoa lamentó que en el país se quiera imponer un proyecto de país que “no representa a todo el pueblo”.

Ante la crisis social, dijo, “estamos llamados, como Iglesia, a ser luz”.

El Presidente de la CEB denunció que “se intenta imponer un proyecto de país, que es el proyecto de algunos, pero no representa a todo el pueblo boliviano”.

Desde hace más de 20 días, la región boliviana de Santa Cruz de la Sierra sufre una creciente violencia, con un paro y un bloqueo, así como enfrentamientos, que han causado al menos una muerte y podrían extenderse a todo el país.

Los líderes de las protestas en Santa Cruz reclaman que el censo poblacional se realice en 2023 y no en 2024, como ha anunciado el presidente de Bolivia, Luis Arce, para que los resultados tengan efecto tanto en el padrón electoral como en la cantidad de bancas en el Congreso, de cara a las elecciones generales previstas para 2025.

En ese marco, el 10 de noviembre, Mons. Pesoa dijo que “hoy día, en Bolivia, el Estado de Derecho, que es la garantía de que la ley esté al servicio de todos y se aplique en forma imparcial, no garantiza los derechos básicos de todos”.

“Es una ley al servicio de intereses de algunos, que se impone con parcialidad a aquellos que están desvalidos”, lamentó.

Una situación así, consideró, “es inadmisible en un estado en libertad, como tiene que ser un país democrático, como el nuestro”.

Por otra parte, lamentó que se fomente “la lógica del enfrentamiento” en lugar de una que busque el “bien común, el diálogo fraterno y la convivencia entre todos”.

“Una lógica del enfrentamiento puede estar creando resentimiento en diversas regiones del país que suscitan odios y que no siembran las bases necesarias para la paz y el progreso que tanto necesitamos”, expresó.

Por ello, a nombre de todo el Episcopado, pidió “deponer actitudes de imposición y de enfrentamiento”.

“Necesitamos que se construya el bien común, necesitamos una Bolivia de todos y para todos, en progreso, justicia y con espíritu democrático verdadero”, exhortó.

Mons. Pesoa expresó además “fraterna solidaridad” con Mons. René Leigue Cesarí, Arzobispo de Santa Cruz.

Etiquetas: Bolivia, Conferencia Episcopal Boliviana, Monseñor Pesoa