19 de septiembre de 2022 2:16 pm

“Estados Unidos es una nación de migrantes y refugiados”, recuerda Arzobispo

Por Diego López Marina

Mons. José Gomez, Arzobispo de Los Ángeles y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, celebró este domingo una Misa bilingüe para reconocer a todos los inmigrantes y refugiados en el país.

La Eucaristía, que reunió a fieles de la Arquidiócesis de Los Ángeles y las diócesis de San Bernardino, Orange y San Diego en la Catedral de Nuestra Señora de los Ángeles, conmemora la Semana Nacional de la Migración 2022 (del 19 al 25 de septiembre) y el Día Mundial del Migrante y Refugiado (el 25 de septiembre).

“Nuestro país siempre ha sido una hermosa colección de muchos pueblos inmigrantes. Esta nación ha sido un faro de esperanza, un refugio para pueblos que no tienen a dónde ir. Estados Unidos es una nación de nacionalidades, una nación de migrantes y refugiados”, aseguró el Prelado en su homilía del 18 de septiembre.

Las palabras de Mons. Gomez se dieron luego de que algunos gobernadores republicanos, en estados como Texas, Arizona y Florida, enviaran a grupos de inmigrantes a territorios demócratas.

La prensa estadounidense indica que esta sería una forma de criticar la política migratoria del presidente Joe Biden. También señala que es parte de una estrategia para las próximas elecciones congresales, en la que los demócratas podrían perder el control del Congreso.

La celebración por los inmigrantes del domingo 18 de septiembre comenzó con una procesión en el interior de la catedral. 

Estuvieron presentes más de 50 voluntarios de ministerios de migrantes, así como líderes cívicos y diplomáticos, incluidos los Cónsules de México y Guatemala.

“Necesitamos orar más fuerte por nuestros funcionarios gubernamentales y legisladores”, recordó Mons. Gomez; también pidió orar “manera especial para que podamos crear una sociedad que sirva mejor a los pobres y a los más pequeños entre nosotros”.

“Sabemos que son tiempos difíciles, que las cosas no son fáciles para muchos de nuestros familiares, seres queridos y amigos. Han pasado décadas, literalmente décadas, y nuestra nación aún no ha resuelto los problemas y las injusticias de nuestro sistema de inmigración”, lamentó.

No obstante, el Prelado dijo que nunca “debemos perder la esperanza”, porque “Nuestro Padre nos sostiene en la palma de su mano, nos ama con un amor eterno y tiene un amor especial por los pobres y los vulnerables”.

Mons. Gomez también dijo que los católicos “estamos llamados a ayudar a nuestros vecinos y líderes a sentir compasión por la humanidad y el destino común que compartimos entre nosotros, incluidos nuestros hermanos y hermanas inmigrantes”.

El Arzobispo de Los Ángeles concluyó la homilía pidiendo a los fieles que continúen orando por la reforma migratoria y manteniendo sus vidas siempre centradas en Jesús. 

Después de la Misa, los fieles fueron invitados a venerar las reliquias de San Junípero Serra, Santa Francisca Xavier Cabrini y San Toribio Romo sentados junto al altar. Los santos son de gran importancia para la comunidad de inmigrantes católicos en Estados Unidos.

Etiquetas: Mons. José Gómez, inmigrantes, Inmigración, migrantes, Arquidiócesis de Los Ángeles, Basílica de Nuestra Señora de Los Ángeles