1 de abril de 2022 8:27 am

El Papa Francisco se reúne en el Vaticano con el presidente de Polonia

Por Mercedes De La Torre

Papa Francisco con presidente de Polonia, Andrzej Duda. Foto: Vatican Media

El Papa Francisco recibió este 1 de abril en el Vaticano al presidente de la República de Polonia, Andrzej Duda.

Según informó la oficina de prensa de la Santa Sede, la audiencia privada con el Papa duró 35 minutos y luego el político polaco se reunió con el secretario de Estado Vaticano, el Cardenal Pietro Parolin, quien estaba acompañado por el secretario para las relaciones con los Esados, Mons. Paul Richard Gallagher.

“Las cordiales conversaciones en la Secretaría de Estado estuvieron dedicadas al conflicto en curso en Ucrania y a la seguridad y la paz en Europa” y en este contexto “se puso especial atención en la situación de los refugiados y desplazados ucranianos y su asistencia humanitaria”, informó un comunicado vaticano.

En el tradicional intercambio de regalos, el Pontífice obsequió al presidente polaco una Medalla de San Martín, algunos documentos pontificios y el libro sobre la oración del 27 de marzo de 2020.

Por su parte, el presidente Andrzej Duda regaló al Papa unos discos musicales de Chopin y una pintura que representa el retrato del Cardenal Stefan Wyszyński, Arzobispo Primado de Polonia de 1948 a 1981, considerado el mentor de San Juan Pablo II y el pastor que salvó la fe de los polacos en los difíciles tiempos del comunismo.

Con ocasión de la beatificación del Cardenal Stefan Wyszyński en septiembre de 2021 junto a la Madre Elżbieta Róża Czacka, el Santo Padre alentó a que “el ejemplo de los nuevos beatos nos estimule a transformar las tinieblas en luz con la fuerza del amor”.

En aquella ocasión el Santo Padre señaló que se trata de dos figuras que conocieron de cerca la cruz: el Primado de Polonia, arrestado y segregado, fue siempre un pastor valiente según el corazón de Cristo, heraldo de la libertad y de la dignidad del hombre; sor Isabel, que perdió la vista muy joven, dedicó toda su vida a ayudar a los ciegos”.

“Que el ejemplo de los nuevos beatos nos estimule a transformar las tinieblas en luz con la fuerza del amor”, rezó entonces el Papa.

Seguridad en alrededores del Vaticano

Debido a la audiencia del Papa Francisco con el presidente de Polonia, en Roma y en los alrededores del Vaticano, incrementaron las fuerzas de seguridad italianas.

El pasado 28 de marzo, el Papa Francisco recibió al presidente de la Conferencia Episcopal de Polonia, Mons. Stanisław Gądecki, para conversar sobre los efectos de la guerra en Ucrania y cómo la Iglesia en Polonia está respondiendo al conflicto acogiendo a miles de refugiados.

Debido a que el encuentro fue privado, el Vaticano no informó sobre el contenido de la audiencia privada que duró 45 minutos.

Sin embargo, la Conferencia de Obispos de Polonia si dijo algunos de los temas tratados, entre ellos las acciones que la Iglesia local está tomando ante la guerra en su país vecino, Ucrania; como la atención a los numerosos refugiados a través de Cáritas, “comunidades de religiosos, religiosas, sacerdotes y seminaristas”. El Episcopado también subrayó el compromiso y la enorme movilización de las parroquias polacas.

Además, Mons. Gądecki agradeció la consagración al Inmaculado Corazón de María del mundo entero, en particular de Ucrania y Rusia y señaló al Papa los “esfuerzos por intensificar las actividades conjuntas de cristianos de diferentes confesiones a favor de una paz justa”.

Finalmente, según informó la Conferencia Episcopal de Polonia, el Santo Padre “agradeció por todas las acciones emprendidas de la Iglesia en Polonia y aseguró su apoyo espiritual”, pidió a los sacerdotes y seminaristas “permanecer cerca a la fe del pueblo de Dios” e impartió su bendición apostólica.

Papa agradece generosidad de polacos

En la Jornada de ayuno y de oración por la paz que se celebró el pasado 2 de marzo, Miércoles de Ceniza, el Papa Francisco agradeció especialmente al pueblo polaco que está recibiendo con generosidad a los miles de refugiados procedentes de Ucrania.

Antes de concluir la Audiencia General, el Santo Padre dijo a los fieles polacos, reunidos en el Aula Pablo VI del Vaticano, que Polonia ha sido el primer país “en apoyar a Ucrania, abriendo sus fronteras, sus corazones y las puertas de sus hogares a los ucranianos que huían de la guerra”.

“Están ofreciendo generosamente todo lo que necesitan para vivir con dignidad, a pesar del drama del momento. Les estoy profundamente agradecido y les bendigo con todo mi corazón”, afirmó en aquella ocasión el Papa.

Finalmente, el Santo Padre indicó que el fraile franciscano que estaba traduciendo la síntesis de la catequesis en polaco es ucraniano y explicó que “sus padres están en estos momentos en un búnker bajo tierra, para defenderse de las bombas, en un lugar cercano a Kiev”.

Por ello, el Papa Francisco agradeció conmovido el ejemplo de este fraile franciscano -P. Marek Viktor Gongalo- que trabaja en el Vaticano y la generosidad del pueblo polaco ante los refugiados de Ucrania.

Luego el Papa, dirigiéndose a este religioso franciscano dijo que es un ejemplo porque “sigue cumpliendo con su deber aquí, con nosotros”, y añadió: “Al acompañarle, acompañamos a toda la gente que está sufriendo los bombardeos, a sus padres ancianos y a muchas personas mayores que están bajo tierra para defenderse. Llevemos en nuestros corazones el recuerdo de estas personas”.

Llamado a la paz

En numerosas ocasiones el Papa Francisco ha solicitado detener la guerra en Ucrania. Al finalizar el rezo del Ángelus del domingo 27 de marzo, el Santo Padre señaló que “como cada guerra, representa una derrota para todos nosotros. Necesitamos repudiar la guerra, lugar de muerte donde los padres y madres pierden a los hijos”.

El Pontífice aseguró que en una guerra como esta, “los poderosos deciden y los pobres mueren”, y aseguró que “la guerra no solo devasta el presente, sino el futuro de una sociedad”. 

“La guerra no puede ser algo considerado como inevitable, no debemos acostumbrarnos a la guerra, tenemos que convertir el ultraje de hoy en el deber de mañana. Porque si de esta vivencia, salimos como antes, de alguna forma seremos todos culpables”, advirtió el Papa. 

De este modo, el Santo Padre renovó su llamado a la paz y dijo: “Basta, deténganse, bajen las armas y busquen la paz”.

“Recemos sin cansarnos a la Reina de la Paz, a la que hemos consagrado la humanidad, y en particular Rusia y Ucrania, con una participación grande e intensa, la cual agradezco a todos ustedes”, invitó el Papa antes de rezar un Ave María junto a los miles de fieles reunidos en la plaza de San Pedro.

Etiquetas: Vaticano, Polonia, Papa Francisco, Refugiados, Ucrania, Guerra en Ucrania