13 de marzo de 2014 1:34 am

El Papa Francisco presidirá la beatificación de 124 mártires en Corea del Sur

Papa Francisco. Foto: ACI Prensa

Dentro del marco de su visita oficial a la República de Corea Sur prevista del 14 al 18 de agosto, el Papa Francisco presidirá la beatificación de de 124 mártires surcoreanos.

Radio Vaticana informó que “se trata de un viaje que habla de paz en una tierra que vive una guerra fría desde hace 50 años y para abrazar a los jóvenes protagonistas de aquella que puede ser considerada una especia de JMJ (Jornada Mundial de la Juventud) asiática”.

Se espera que la beatificación se celebre el próximo 15 de agosto, fiesta de la Asunción de la Santísima Virgen María.

El 7 de febrero de 2014 el Papa Francisco autorizó al Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Cardenal Angelo Amato, la publicación del decreto que reconoce el martirio de los siervos de Dios Paul Yun Ji-Chung, laico coreano y de otros 123 compañeros, asesinados por odio a la fe en Corea entre los años 1791 y 1888.

Con esta visita el Papa Francisco sigue los pasos de su antecesor, el Beato Juan Pablo II, quien visitó Corea en mayo de 1984 y en octubre de 1989.

“Hay que ir a Asia. Porque el Papa Benedicto no tuvo tiempo de ir a Asia y es importante”, dijo el Papa Francisco a los periodistas el 28 de julio de 2013 desde el avión de regreso a Roma después de celebrar en Río de Janeiro (Brasil), las Jornadas Mundiales de la Juventud a nivel mundial.

Historia de la Iglesia Católica en Corea

La historia de la Iglesia Católica en la península de Corea está marcada por una larga persecución.

Los primeros católicos se remontan a finales del siglo XVIII, cuando un grupo de intelectuales laicos intentó buscar una nueva vía para construir el país buscando nuevos valores y encontraron un libro de un jesuita italiano, el Padre Mateo Ricci, titulado: “El verdadero significado del Señor del Cielo”, una especie de catecismo escrito en el idioma chino.

El interés por los nuevos valores de la reforma social poco a poco se convirtieron en fe y los coreanos cristianos eligieron a uno de ellos para enviarlo a Pekín (China), para recibir el Bautismo: El primer bautizado de Corea fue Pedro Li, quien a su regreso bautizó a sus amigos, dando origen a la primera comunidad católica del país.

La Iglesia en Corea recibió la llegada del clero francés de la Sociedad de Misiones Extranjeras de París -en el año 1836-. Pero los valores cristianos iban en contra de los intereses de la dinastía de Joseon, y comenzó una persecución de 100 años en la que murieron más de diez mil mártires, 103 de los cuales fueron canonizados por el Beato Juan Pablo II en 1984.

A finales de 1800 la libertad religiosa llegó a Corea, pero poco tiempo después llegó la invasión japonesa, en 1910 Corea fue anexada a Japón, hasta que en 1945 con la Segunda Guerra Mundial, el país fue dividido en Norte y Sur.

Después del Concilio Vaticano II la Iglesia Católica creció a un ritmo extraordinario, y si en 1960 medio millón de coreanos eran católicos -menos del 2 por ciento de la población-, hoy día los católicos llegan a cinco millones y medio, el 11 por ciento de la población.

Etiquetas: Beatificaciones, Mártires, Papa Francisco, Viaje del Papa Francisco a Corea del Sur