30 de marzo de 2020 2:48 pm

Cristianos perseguidos rezan por los enfermos de coronavirus

Imagen referencial. Crédito: Pixabay.

La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) informó que los cristianos perseguidos están orando por la humanidad afectada por la pandemia del coronavirus, como una manera de poder “devolver” la ayuda recibida estos años.

El 27 de marzo, ACN dijo en su cuenta de Twitter que la comunidad de San Ida en Pakistán expresa su apoyo a los afectados por el COVID-19 en todo el mundo, a través de su oración permanente.

Según la OMS, al 30 de marzo se han confirmado más de 693 mil casos de COVID-19, y los fallecidos son más de 33 mil personas.

Como una forma de expresar su gratitud con la humanidad, los cristianos perseguidos conservan cerca del tabernáculo un globo terráqueo que les “recuerda orar por toda la humanidad en este momento difícil para todos. Con amor, gratitud y oraciones”, señaló ACN.

Del mismo modo, el 26 de marzo los cristianos en Siria se reunieron ante la imagen de Nuestra Señora de los Dolores, Consoladora de los sirios, para pedir por los afectados del coronavirus y dijeron que “están agradecidos de poder ‘devolver’ la ayuda recibida durante estos años, por medio de la oración”, dijo ACN en Twitter.

Por esta causa, los cristianos sirios también ofrecieron la Santa Misa en privado en la Catedral de San Elías, templo católico oriental situado en el barrio cristiano de Jdeydeh, en Alepo, y enviaron “su apoyo y cariño en estos duros momentos” a todas las personas que los han apoyado como benefactores todos estos años que ahora están siendo afectados por la crisis del coronavirus, dijo ACN en Twitter el 18 de marzo.

Los cristianos en Siria también han orado de otras maneras por quienes afrontan la crisis causada por la pandemia, “como los enfermos, las familias y los niños que no pueden ir al colegio” desde el mes pasado, señaló el semanario católico español Alfa y Omega. Una de estas iniciativas es el rezo del Vía Crucis, que se realiza los días viernes en la parroquia latina de San Francisco, en Alepo, añadió.

“Cuando el sufrimiento se vive con fe, ‘se convierte en un medio de unión con Cristo y al mismo tiempo en un medio para unirse a cada persona y a cada familia que sufre por el mismo motivo, o por otro’, dijo P. Ibrahim Alsabagh, párroco de la parroquia de San Francisco, en declaraciones a VaticanNews, según Alfa y Omega.

Al principio, incluyeron las intenciones por los afectados del coronavirus en las peticiones de la Misa diaria, y como tuvo mucho éxito y una gran acogida, especialmente entre más de 660 menores pertenecientes a los grupos de catequesis, tuvieron la idea de realizar un viacrucis liderado por niños y jóvenes, señaló Alfa y Omega.

Desde entonces, grupos de niños y jóvenes se encargaran de preparar un viacrucis por “todos los italianos, y sobre todo por los estudiantes que tienen que sufrir esta molestia del cierre de los colegios y de las iglesias”, informó el semanario católico.

Alfa y Omega explicó que el rezo del Viacrucis tiene como intención especial a Italia, no solo por ser el país más afectado por el coronavirus, sino por la ayuda que recibieron de ese país durante la guerra en Siria y por su cercanía con los franciscanos como P. Alsabagh, quien fue formado por italianos franciscanos.

“En Alepo hemos experimentado la ternura de Dios a través de la Iglesia italiana, y ahora nos honra tener la posibilidad de poder devolvérsela”, declaró el párroco a VaticanNews, según informó el semanario católico.

“Tenemos muchos amigos allí, muchos compañeros de formación, muchos benefactores. Toda esa gente ha pensado mucho en nosotros, ha rezado por nosotros. Hay familias que todavía rezan cada noche por Siria, y en articular por Alepo”, dijo P. Alsabagh, según el semanario católico.

Asimismo, el párroco dijo que lo que los cristianos perseguidos están haciendo por nosotros ahora “son los frutos del sufrimiento enfocado con una mirada abierta, que busca a Dios y le suplica”, informó Alfa y Omega.

Sin embargo, P. Alsabagh también advirtió a quienes ahora están viviendo situaciones difíciles “que el efecto del dolor puede ser también el contrario” y puede resultar en “cerrarse, replegarse en el egoísmo, buscar el bien propio en detrimento del bien de los otros, la falta de solidaridad, la dureza de corazón’”, señaló Alfa y Omega.

Los cristianos perseguidos “saben bien lo que es sufrir el aislamiento, la soledad, el dolor, el no poder asistir a Misa ni recibir los sacramentos”, declaró la fundación pontificia ACN el 25 de marzo.

Por ello, los cristianos de Siria, Pakistán, Burkina Faso, Bangui (África), Haití y otros, “en este momento de sufrimiento e incertidumbre, se unen en oración para sostenernos, por el bien de los cristianos de occidente y de toda la humanidad afectada por el coronavirus”, añadió.

“En su fe y su cercanía encontramos nuestra esperanza, unidos siempre como Iglesia universal en los Corazones de Cristo y de la Virgen”, señaló ACN, cuyas oficinas en España están cerradas temporalmente por la crisis sanitaria, pero siguen trabajando por vía telemática por la Iglesia necesitada de todo el mundo.

Para comunicarse con ACN, pueden llamar al número 917259212 o escribir a info@ayudaalaiglesianecesitada.org.

Actualmente, según Channel News Asia, en Pakistán hay mil 650 casos con coronavirus, 20 fallecidos y 29 recuperados. En Burkina Faso hay 222 casos confirmados, 12 fallecidos y 23 recuperados. En Haití, hay 15 casos confirmados; en Siria, 5 casos confirmados y 1 fallecido, y en la República Centroafricana, donde se ubica Bangui hay 6 casos.

Etiquetas: cristianos perseguidos, Ayuda a la Iglesia Necesitada, coronavirus, pandemia