5 de setiembre de 2019 4:31 pm

Calcuta celebró Misa por Madre Teresa: Arzobispo la llamó “madre y maestra de la Iglesia”

Lienzo con la imagen de la Madre Teresa en la Plaza de San Pedro en el Vaticano. Crédito: Daniel Ibáñez / ACI

El Arzobispo de Calcuta (India), Mons. Thomas D’Souza, afirmó que la Madre Teresa, a quien la Iglesia celebra hoy 5 de septiembre, es ciertamente madre y maestra de la Iglesia.

“Quiero aplicar este título de ‘Mater et Magistra’ –Madre y Maestra– a una verdadera hija de la Iglesia Católica, Santa Teresa de Calcuta. Ella era ‘Madre’ que suscitaba ternura, amor y cuidado”, dijo el Prelado en la Misa que presidió esta mañana en la casa general de las Misioneras de la Caridad en Calcuta, congregación fundada por la religiosa.

Según informa Asia News, el Prelado recordó que Mater et Magistra es una encíclica escrita por el Papa San Juan XXIII en 1961 sobre el papel de la Iglesia en la promoción de la dignidad humana.

Mons. D’Souza refirió luego que el día de la canonización de Santa Teresa de Calcuta, el 4 de septiembre de 2016, el Papa Francisco señaló que “espontáneamente la llamamos ‘Madre’, porque dio a todos, en particular a los más pobres entre los pobres, el amor tierno de una madre, del toque delicado de una madre, el cuidado afectuoso de una madre”.

La Madre Teresa, dijo además el Arzobispo en su homilía de hoy, también fue maestra de escuela “en la St. Mary’s School di Entally, en Calcuta: una vocación que ella cumplió con gran rendimiento hasta cuando fundó las ‘Misioneras de la Caridad’ y se fue a las favelas para ser la luz de Jesús para todos aquellos cuya vida y casa estaban envueltas por varios tipos de oscuridad”.

El Prelado también dijo que el “secreto” que hizo madre, maestra y santa a Teresa de Calcuta “está en las lecturas que hemos escuchado”. En la primera el profeta Isaías habla de la importancia de un sacrificio interior que no está hecho para la “publicidad egocéntrica”.

Luego, en la primera carta de San Juan, el apóstol resalta que Dios amó primero a los hombres para poder compartirlo luego con los hermanos. “Santa Teresa comprendió este mensaje y lo adoptó como principio guía de su vida consagrada como misionera de caridad”.

“Ella era como la luna que recibe la luz del sol. Su energía, luz y amor, venían de Jesús en la Santa Eucaristía y ella la irradiaba a los más pequeños de los hermanos y hermanas de Jesús”, subrayó Mons. D’Souza.

El Arzobispo de Calcuta señaló que las palabras “tengo sed”, de Cristo en la cruz, alentaron en la Madre Teresa “el deseo de trabajar por las almas y los cuerpos, por la dignidad y el respeto de los pobres, haciendo de ella una misionera en el verdadero sentido de la palabra: llevar el amor de Dios a los más pequeños de los hermanos y hermanas de Jesús, prescindiendo de su clase, casta, lengua o nacionalidad”.

“Reconocemos a Jesús en la Eucaristía, encontrémoslo también en nuestras casas, comunidad, sociedad, en todas las situaciones y sobre todo en los más pobres de los pobres”, concluyó.

Etiquetas: India, Madre Teresa de Calcuta, Santa Teresa de Calcuta, Madre Teresa