30 de setiembre de 2021 9:45 am

40 Días por la Vida nos recuerda con la oración la dignidad de la vida, dice Obispo

Por Blanca Ruiz

El portavoz de la Conferencia Episcopal Española declaró que los participantes de iniciativas como 40 días por la vida, que oran ante clínicas de aborto y que podrían ser detenidos si sale adelante una propuesta de ley en España, recuerdan “con la oración la dignidad sagrada de la vida humana y con la información que hay alternativas al aborto”. 

Mons. Luis Argüello, portavoz de la Conferencia Episcopal Española, aseguró en una rueda de prensa concedida hoy 30 de septiembre, que es “preocupante” que se considere “como un progreso o un avance la interrupción de la vida”. 

También manifestó su sorpresa por que se considere “ultraconservador oponerse al aborto” y “super progresista” el defender a determinadas especies de animales, “como el lobo o la abubilla verde”. 

“¿Cómo no considerar una especie protegida la vida humana? El aborto es un drama para la mujer, que lleva una nueva vida, para el padre de la criatura, y tenemos que buscar las mejores soluciones”, insistió. 

El portavoz de la Conferencia Episcopal Española también habló sobre la propuesta de ley que prevé la criminalización de las personas que rezan en los alrededores de las clínicas de aborto y aseguró que “estas personas lo hacen de su propia iniciativa, recordando con la oración la dignidad sagrada de la vida humana y con la información que hay alternativas al aborto”. 

“La experiencia de 40 días por la Vida en muchos lugares del mundo, por los que se hacen llamar ‘rescatadores’ es una experiencia significativa, porque ante la información hay quienes han cambiado la decisión y eso es muy importante porque se ha salvado una vida y se ha orientado la vida de la mujer, que ya es madre cuando lleva en su seno una vida”, destacó Mons. Argüello. 

Y apuntó que la actividad de estas personas es la de “ayudar a una persona a caer en la cuenta de que puede haber otra salida y una manera de acompañar el embarazo, que pudiera haber ayudas psicológicas, sociales o de adopción”. 

“Puede haber alguna persona, a la hora de transmitir la información o de rezar, que hagan algo que sea inconveniente desde el punto de vista de violentar, no físicamente, a la persona. Pero insisto en que si se reconoce legalmente el ‘derecho al aborto’ también se reconoce el derecho a la libertad de expresión, el derecho de manifestación y la posibilidad de transmitir la información”, aseguró el portavoz de la CEE.  

“Reconociéndose el derecho a la interrpción, a la muerte de una nueva vida en el seno de la madre, que se considere un derecho [el aborto] y que no se a un derecho el de presencia en la plaza pública para orar y ofrecer ayuda a estar personas, me sorprende francamente”, insistió. 

Además destacó que el inicio de la vida en el seno materno “no es una cuestión de fe sino de ciencia, que nos dice que ahí hay una nueva vida con un ADN propio, un genoma propio, con unas capacidades de crecer y desarrollarse, q si no se interrumpen llegarán a alumbrar esa nueva vida que ya es”. 

Registro de objetores al aborto

La propuesta de reforma de la ley del aborto planteada por la Ministra de Igualdad, Irene Montero, incluye la creación de un registro de médicos objetores de conciencia que no quieran practicar abortos. 

En España ya existe un registro similar para médicos que no quieran participar en la eutanasia de pacientes. 

Ante esta situación el portavoz de la CEE aseguró que “si el argumento para hacer este registro es organizar bien la prestación del aborto, podrían registrarse los que sí estan dispuestos [a practicar abortos]. ¿Por qué no se registran los que están dispuetos al aborto o la eutanasia?”

“En una época que se habla tanto de protección de datos, de respetar la conciencia de cada uno, la libertad de cada uno para decir y decidir sobre su existencia, y a veces sobre la de los demás… Obligar a un objetor a que tenga que regirse de manera previa… Las organizaciones médicas deberán responder porque afecta al derecho de la libertad de conciencia de cada persona”, apuntó Mons. Argüello.

De hecho, el Colegio de Médicos de Madrid manifestó su rechazo ante la posibilidad de que se cree un registro de médicos objetores al aborto y aseguraron que "ninguna normativa disruptiva ni leyes ideológicas oportunistas pueden regularla y mucho menos limitarla o condicionarla".

E insistieron en que ese registro “menoscaba el derecho constitucional y nuestro código de conducta, al pretender limitar el derecho al legítimo ejercicio de la objeción de conciencia” y recordaron que “nuestra sociedad no puede permitir un ataque a los derechos fundamentales de este calibre sin antes hacer una profunda reflexión”

Etiquetas: Aborto, España, objeción de conciencia, 40 días por la vida, cárcel, ley, médicos provida, médico abortista