Carta a los Obispos chinos miembros de la XI Asamblea General Ordinaria ausentes en esta Aula Sinodal
Sábado 22 de octubre de 2005

S.E.R. Mons. Antonio LI DUAN,
Xi'an
S.E.R. Mons. Luca LI JINGFENG,
Fengsiang
S.E.R. Mons. Aloysius JIN LUXIAN, S.I.,
Shanghai
S.E.R. Mons. Giuseppe WEI JINGYI,
Qiqihar

Ciudad del Vaticano, 22 de octubre de 2005

Queridísimos Hermanos en el Episcopado,

Nosotros, Padres Sinodales, participantes en esta Undécima Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, en unión al Papa Benedicto XVI, deseamos haceros llegar nuestro fraterno y cordial saludo.
Vuestra ausencia de los trabajos sinodales ha causado profundo pena en nuestro ánimo. Nos hubiera gustado encontraros y escuchar de vuestra viva voz la historia de vuestra sufrida y fructuosa experiencia eclesial. Todo esto no ha sido posible, pero os aseguramos que vosotros y toda la Iglesia en China están particularmente presentes en nuestros corazones y en nuestras oraciones.
Como sabéis, el Misterio Eucarístico está al centro de nuestras reflexiones. Con este propósito, nos agrada destacar que, precisamente en la Eucaristía, fuente y cumbre de la vida y de la misión de la Iglesia, todos nosotros estamos en comunión con Cristo y con la Iglesia universal. Por todo ello, unidamente a Vosotros, alabamos al Padre eterno, dador de todo bien: que de Su corazón brote ese amor que se vierte en nosotros a través del Espíritu del Señor Resucitado, que hace de nosotros "un solo corazón y un sola alma" (Hch 4, 32).
En el Señor Jesús os deseamos que todas las comunidades eclesiales en China prosperen en la escucha de la Palabra, en la celebración del Misterio pascual y en el generoso servicio a los hermanos. Estos votos incluyen el auspicio ardiente de que se puedan encontrar pronto las vías que hagan todavía más visible la plena comunión. Encomendamos a María Santísima, Madre de la Iglesia, estos anhelos que están acompañados por la fervorosa oración de toda la Iglesia.

S.E.R. Mons. Nikola ETEROVIĆ,
Arzobispo titular de Sisak,
Secretario General del Sínodo de los Obispos

S.Em.R. Card. Francis ARINZE,
Prefecto de la Congregación para el Culto Divino
y la Disciplina de los Sacramentos
Presidente Delegado

S.Em.R. Card. Juan SANDOVAL ÍÑIGUEZ,
Arzobispo de Guadalajara
Presidente Delegado

S.Em.R. Card. Telesphore Placidus TOPPO,
Arzobispo de Ranchi
Presidente Delegado

Comentarios