Cardenal Miguel OBANDO BRAVO

Nacimiento: Nació el 2 de febrero de 1926, La Libertad, Chontales, prelatura apostólica de Juigalpa, Nicaragua.

Educación: Entró en la Sociedad Salesianade San Juan Bosco. Estudió en casas de fomación salesianas en San Salvador, El Salvador (latín, griego, teología, pedagogía, matemáticas, física y filosofía); en Guatemala, Guatemala (teología); y en Colombia y Venezuela (psicología vocacional).

Sacerdocio: Ordenado sacerdote, el 10 de agosto de 1958. Profesor de matemáticas y física, en Nicaragua y El Salvador, de 1958 a 1959. Prefecto de disciplina en el Seminario Salesiano, de San Salvador, 1959 a 1961; rector de Instituto Rinaldi, y del Seminario de Salesiano, de San Salvador, 1961 a 1968. Miembro del consejo provincial de la Sociedad Salesiana en Centroamérica, de 1962 a 1968. Delegado de Centroamérica y Panamá al capítulo general de Salesiano, en Roma, 1965.

Episcopado: Electo Obispo titular de Puzia di Bizacena y nombrado auxiliar de Matagalpa, el 18 de enero de 1968.Consagrado, el 31 de marzo de 1968, por Marco Antonio García y Suárez, Obispo de Granada. Promovido a la sede metropolitana de Managua, el 16 de febrero de 1970. Asistió a la II Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos, en Ciudad del Vaticano, del 30 de setiembre al 6 de noviembre de 1971. Presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, 1971 a 1974; 1979 a 1983. Presidente del Secretariado Episcopal de Centroamérica y Panamá, de 1976 a 1980. Defensor activo de los derechos humanos durante la dictadura de Somoza y del régimen Sandinista. Recibió el Premio Bruno Kreysky por la paz y libertad, en Viena, Austria, en 1979; la Placa por la paz y libertad del pueblo nicaragüenses, en San Francisco, Estados Unidos, en 1980; la Carta de Hermandad de la Sociedad Piarista, de Managua, en 1980; y también de la Orden de Francisco Miranda, de Venezuela, en 1981; y la Distinción de lealtad al Papa, a la Iglesia y al Pueblo Nicaragüenses, de la Central de Trabajadores Nicaragüense (CTN), en 1982.

Cardenalato. Creado Cardenal presbítero, el 25 de mayo de 1985; recibió la birreta roja y título de S. Giovanni Evangelista a Spinaceto, el 25 de mayo de 1985. Asistió a la II Asamblea Extraordinaria del Sínodo de los Obispos, Ciudad del Vaticano, del 24 de noviembre al 8 de diciembre 1985; a la VII Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos, en Ciudad del Vaticano, del 1 al 30 de octubre de 1987. Es el actual Presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, cargo que ha ocupado por seis diferentes períodos. Asistió a la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, en Santo Domingo, República Dominicana, del 12 al 28 de octubre de 1992. Enviado especial del Papa a las celebraciones del IV centenario de la veneración del Santo Cristo de Esquipulas, en Guatemala, el 9 de marzo de 1995. Asistió a la Asamblea Especial para América del Sínodo de los Obispos, en Ciudad del Vaticano, del 16 de noviembre al 12 de diciembre de 1997. El 01 de abril de 2005 el Papa Juan Pablo II aceptó su renuncia al gobierno pastoral de por límite de edad como Arzobispo de Managua.

En la Curia Romana es miembro de la Congregación para el Culto Divino y los Sacramentos, de la Congregación para el Clero y la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica. Es Consejero del Pontificio Consejo para América Latina (CAL).

Información adicional: Muchas organizaciones internacionales han reconocido su ininterrumpida labor pastoral y humanitaria. Entre sus servicios en pro de la paz figura el haber mediado entre el Gobierno de Nicaragua y los guerrilleros sandinistas que tomaron el Palacio Nacional. Se le reconoce su intervención humanitaria para aminorar la crudeza del conflicto bélico antes del inicio del Régimen revolucionario. Presidente de la Comisión Nacional de Reconciliación de la Republica de Nicaragua (1987). Mediador entre el Gobierno de Nicaragua y la Resistencia Nicaragüense para obtener la Paz. En esta calidad auspició y presidió las rondas de negociación realizadas en Republica Dominicana, Guatemala y Costa Rica 1988. Testigo de las conversaciones para la paz sostenidas por el Gobierno de Nicaragua y la Resistencia Nicaragüense en la Sede de la ONU, y en la sede de la OEA, en 1988. En 1990 patrocinó la firma de la Declaración de Managua suscrita por la Presidenta de Nicaragua y la Resistencia Nicaragüense. En 1993 fue mediador entre el Gobierno y los integrantes del comando Yolaina que protagonizó la toma armada de la Sede Diplomática de Nicaragua en San José de Costa Rica en 1993. En 1998 fue mediador y garante entre el Gobierno nicaraguense y el Movimiento Médico Pro-Salario.

Ha recibido numerosas distinciones nacionales e internacionales entre las que destacan la Medalla de Honor concedida por la Asamblea Nacional de Nicaragua en 1995, la Orden de la Estrella Brillante con Gran Cordón, otorgado por el Gobierno de la República de China en 1995 y la Gran Cruz de la Orden al Mérito que el gobierno de la Republica Federal de Alemania le otorgó en 1996 en reconocimiento por los servicios prestados a favor de la paz.

Comentarios