Cargando...

La Pasión de Cristo - Notas de Producción

Material cortesía de: 20th Century Fox

Datos generales

País: Estados Unidos
Año: 2004
Duración: 2 h. 7 m.
Género: Drama
Fechas de Estreno: Ver calendario
Director: Mel Gibson
Guión: Benedict Fitzgerald
Actores: James Caviezel Monica Bellucci Maia Morgenstern Francesco Cabras Rosalinda Celentano Claudia Gerini Ivano Marescotti Matt Patresi Sergio Rubini. Página Web Oficial : La Pasión de Cristo

Sinopsis

La Pasión de Cristo es una película sobre las últimas doce horas de la vida de Jesús de Nazaret. La película empieza en el Jardín de los Olivos (Getsemaní) donde Jesús ha ido a rezar después de la Última Cena. Jesús se resiste ante las tentaciones de Satanás. Traicionado por Judas Iscariote, Jesús es arrestado y llevado dentro de las murallas de la ciudad de Jerusalén, donde los líderes de los Fariseos lo confrontan con acusaciones de blasfemia y su juicio termina en una condena a muerte 

Jesús es llevado frente a Pilatos, el Gobernador Romano de Palestina, quien escucha las acusaciones hechas  por los Fariseos. Al darse cuenta que está frente a un conflicto político, Pilatos, cede ante el  Rey Herodes. Herodes manda de nuevo a Jesús con Pilatos, quien da a la multitud la opción de escoger entre Jesús y el criminal Barrabás. La multitud decide soltar a Barrabás y condenar a Jesús. 

Jesús es entregado a los soldados romanos y, flagelado. Ya irreconocible, es llevado de nuevo frente a Pilatos, quien lo presenta ante la multitud como diciendo "¿No es esto suficiente? No lo es. Pilatos se lava las manos y, ordena a sus hombres que hagan lo que la multitud pide. 

Jesús es presentado con la cruz y se le ordena que la cargue a través de las calles de Jerusalén hasta Gólgota. Ya en Gólgota, Jesus es clavado a la cruz y experimenta su última tentación - el miedo que siente de haber sido abandonado por su Padre. Se sobrepone al miedo, mira a María, su Santa Madre y hace su ultima declaración que sólo ella puede escuchar, "Consumado es" y entonces muere: "Padre, en tus manos encomiendo mi Espíritu""En el momento de su muerte, la misma naturaleza se estremece.


Información básica

Fuentes:

El guión de La Pasión de Cristo fue adaptado por Mel Gibson director/productor en colaboración con Benedict Fitzgerald (Wise Blood, In Cold Blood, Heart of Darkness, Zelda) y describe las últimas doce horas de la vida de Cristo en la tierra.  Fue adaptado de una narración compuesta de La Pasión, integrada por los Cuatro Evangelios Bíblicos de Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Idiomas:

Todos los personajes de la película hablan los idiomas que de hecho hablaban en esa época. Esto quiere decir, el Arameo para los personajes judíos, incluyendo a Cristo y sus discípulos y el "Latín de la calle" para los romanos. El griego, que era comúnmente hablado por los intelectuales de la época, no fue tan relevante para la historia.

Locaciones:

La Pasión de Cristo fue filmada en su totalidad en Italia, principalmente en dos locaciones:

Matera:

Las escenas de la crucifixión fueron filmadas en la bella ciudad de Matera en la región Basilicata, al sur de Italia, cerca de donde Pier Paolo Pasoloni filmó  The Gospel According to St. Matthw  en 1965. 

Estudios cinecitta

Jerusalén fue un  gigantesco set construido, en los afamados Estudios Cinecitta a las afueras de Roma por el famoso diseñador de producción, Francesco Frigeri y el Ambientador Carlo Gervasi.

Este único y gigantesco complejo incluyó el Templo en donde se llevó acabo  el juicio religioso de Cristo, los patios donde se realizaron sus varias audiencias ante el Palacio de Pilatos y el recinto donde fue azotado y flagelado. 


El equipo creativo

Gibson pidió al cinematógrafo Caleb Deschanel (The Patriot, The Right Stuff) que hiciera que la película fuera similar a las pinturas del artista del Barroco Italiano, Caravaggio, cuyas imágenes son muy conocidas por tener un brillo real y agudos contrastes de luz y oscuridad..

-Creo que su obra es bellísima - dice Gibson sobre Caravaggio. Es violento, obscuro y también tiene una extraña extravagancia.

Cuarenta porciento de la película fue filmada durante la noche o en interiores, bajo cubiertas, con el fin de obtener un efecto de la luz abriéndose camino a través de  la oscuridad.

El vestuario fue investigado de forma meticulosa y hecho a mano por el diseñador y ganador de premios Maurizio Millenotti (Hamlet, Importance of Being Earnest), para resaltar el diseño óptico en general, Gibson quiso para la película los tonos de Caravaggio de café, negro y beige.

Aunque la mayor parte del equipo fue reclutado en Italia ( y la mayor parte del reparto en Italia o Europa Oriental), todo el equipo de maquillaje especial y peinados, dirigidos por Keith VanderLaan y Greg Cannom (A Beautiful Mind, Pirates of the Caribbean), fueron traídos de Hollywood. Gibson sabía que necesitaba los mejores técnicos de maquillaje en el mundo para crear el realismo inflexible y muchas veces agudo que perseguía en las escenas de flagelación y crucifixión..

El actor James Caviezel soportó sesiones de maquillaje de siete horas, cuando se filmaron las últimas secuencias de la película.


Sobre la producción

"Ustedes son mis amigos y el amor más grande que una persona puede tener por sus amigos es entregar su vida por ellos."  En Roma, en donde siglos de la historia de la humanidad han quedado plasmados en piedra, mármol y pintura, Mel Gibson, director y ganador de un Oscar®, recientemente recreó un mundo incluso más antiguo: el de Jerusalén en el día final de la vida de Jesucristo,  para la película La Pasión de Cristo. Colaborando con un consumado reparto y un equipo devoto de artesanos, Gibson volvió a tratar esta  eterna historia con el inflexible realismo y la cruda emoción del cine contemporáneo.

"La Pasión" (tomado del latín: significa sufrimiento, pero también significa un profundo y trascendental amor) se refiere a los sucesos agonizantes y finalmente redentores de las últimas doce horas de la vida de Cristo, de los cuáles existen cuatro relatos independientes en el Nuevo Testamento de la Biblia y el legado que ha sido reflejado durante los últimos dos mil años. La poderosa metáfora que envuelve la Pasión ha inspirado enormemente la imaginación de los artistas, convirtiéndose en una profunda y constante influencia de la pintura de Occidente así como también de numerosas películas del último siglo.

Desde su inicio, en las películas mudas de Thomas Edison, La Pasión ha sido un tema tratado por la mayoría de los más ambiciosos realizadores. En 1927, Cecil B. Demille, dirigió la primera película épica sobre la vida y muerte de Jesús, la película muda The King of Kings.  Posteriormente, en 1953, la Twentieth Century Fox lanzó la tecnología del CinemaScope con  The Robe, protagonizada por Richard Burton como un tribuno romano que busca la redención, después de la crucifixión. En la década de los sesenta, las épicas bíblicas se convirtieron en un género fílmico por si solas con George Stevens al crear la monumental The Greatest Story Ever Told presentando majestuosos escenarios y grandes estrellas, "un reparto de miles".

Casi al mismo tiempo, el maestro italiano, Pier Paolo Pasolini, hizo un acercamiento al tema en una forma completamente nueva con The Gospel According to St. Matthew, en la que figuran un reparto no profesional, un estilo naturalista y un lenguaje extraído directamente de la Biblia y,  fue la película más exitosa de la carrera de Pasolini. En los setenta, La Pasión fue representada en dos musicales contraculturales: Godspell y Jesus Christ Superstar. Aun más reciente , el director Martin Scorssese, examinó los últimos días de Cristo en su controversial película, The Last Temptation of Christ.

Sin embargo, nunca antes un realizador había intentado darle vida a esta historia de sacrificio pasional con tal intensidad, centrada en el realismo y detalle cinematográfico. Para Mel Gibson, crear tal película fue el sueño de toda su vida, tomando una parte importante de su propia pasión y la de muchos otros, incluyendo la de sus socios de Icon, Bruce Davey y Steve McEveety, para hacerla realidad.. 

-La intención de esta película fue la de crear una obra de arte duradera y la de estimular el pensamiento y la reflexión entre los diferentes públicos con diversos entornos -dice Gibson. 

-Mi último deseo -continúa, es que el mensaje de esta historia de enorme valor y sacrificio inspire tolerancia, amor y perdón. Decididamente en el mundo de hoy, tenemos la necesidad de esas cosas.

Hace más de doce años, Gibson empezó a investigar las escrituras y los sucesos alrededor de la Pasión, cuando se encontró inmerso en medio de una crisis espiritual, que lo condujo a reexaminar su propia fé y en particular, a meditar sobre la naturaleza del sufrimiento, dolor, perdón y redención. Gibson, que como director trajo a la realidad, la Escocia del Siglo 13, en la película, ganadora de un Oscar® Braveheart, se dio cuenta que ahora tenía la oportunidad única de poner su arte donde estaba su cabeza. Imaginó traer todo el poder de la tecnología del cine moderno, en especial, la cinematografía visceral y realista, el diseño de producción y estilos de actuación al tema de La Pasión. 

Gibson coescribió el guión con Benedict Fitzgerald (Wise Blood) quien extrajo fielmente de los Evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan, los relatos y los convirtió en la principal fuente de información del guión.  No obstante, Gibson sabía que iba a adentrarse en un territorio artístico inexplorado-en el reino donde se encuentran  el arte, la narrativa y la devoción personal. -Cuando abordas una historia tan ampliamente conocida y que tiene tantas concepciones, lo único que puedes hacer es apegarte a la verdad de la historia lo más que se pueda y a tu propia forma de expresarla de forma creativa-dice Gibson. Esto fue lo que traté de hacer.

Con respecto a su decisión de resaltar el realismo físico, Gibson dice: "Realmente quería expresar la grandeza del sacrificio, como también su horror. Sin embargo, también deseaba una película que tuviera momentos de lirismo real, de belleza y de un constante sentido de amor, ya que finalmente es una historia de fe, esperanza y amor. Esto, desde mi punto de vista, es la historia más grande que podemos contar". 

La Pasión de Cristo fue dirigida por Mel Gibson y producida por Bruce Davey, Gibson y Steve McEveety.  Enzo Sisti es el productor ejecutivo.  Entre el talentoso equipo que se unió a la producción se encuentran: el cuatro veces nominado al Oscar® Caleb Deschanel, como director de fotografía; el diseñador de producción italiano y ganador de premios, Francesco Frigeri; el dos veces nominado al Oscar®, Maurizio Millenotti, como diseñador de vestuario; el equipo de efectos especiales de maquillaje de Keith VanderLaan y Greg Cannom (quien ha ganado dos veces el Premio de la Academia®)) y el dos veces nominado al Oscar® John Wright, como editor.


Aarameo - Renace una lengua antigua

Una de las primeras decisiones de Mel Gibson como director de La Pasión de Cristo fue el tener al Jesús de su película hablando la misma lengua que hablaba el Jesús histórico hace dos mil años. Esa lengua es el Arameo, una antigua lengua semita, relacionada muy de cerca con el Hebreo, que hoy es considerada, por algunos lingüistas, como una "lengua muerta" y que sigue siendo hablada sólo por algunos pequeños grupos en partes lejanas del Medio Oriente..

Sin  embargo, alguna vez, el Arameo fue la  lingua franca de su tiempo, la lengua de la educación y del comercio, hablada alrededor del mundo, como lo es ahora el  Inglés. Para el siglo 8 A.C. el Arameo se utilizaba ampliamente desde Egipto a Asia Menor hasta Palestina y fue la lengua principal de los Grandes Imperios de Asiria, Babilonia y más tarde el Imperio Caldeo y del Gobierno Imperial de Mesopotamia. La lengua se extendió a Palestina, sustituyendo al Hebreo como la lengua principal en algun momento entre el año 720 y el 500 A.C. y fue la lengua que formó la base del Talmud.

Jesús hubiera hablado y escrito lo que ahora se conoce como el Arameo Occidental, que fue el dialecto de los judíos en su tiempo. Después de su muerte, los primeros cristianos escribieron parte de las escrituras en Arameo, expandiendo en esta lengua,  a través de las tierras, la historia de la vida de Jesús y sus mensajes.  

Como la lengua histórica para expresar ideas religiosas, el Arameo es el lazo de unión entre el Judaísmo y el Cristianismo. El profesor Franz Rosenthal escribió en el Journal of Near Eastern Studies:  "Desde mi punto de vista, la historia del Arameo representa el triunfo puro del espíritu humano, representado en el lenguaje (que es la forma más directa de expresión física del pensamiento humano)...[fue] poderosamente activo en la promulgación de los asuntos espirituales". Para Gibson, también hubo algo innegablemente poderoso, al escuchar las palabras de Cristo en su lengua original. 

Sin embargo, darle vida al Arameo en la pantalla grande moderna iba a ser un enorme reto. Después de todo, ¿cómo se filma una película en una lengua perdida  del Siglo Primero, a principios del Siglo 21?  Gibson buscó la ayuda del Padre William Fulco, Catedrático del Departamento de Estudios Mediterráneos de la Universidad Loyal Marymount y uno de los expertos más importantes del mundo del Arameo y de las culturas clásicas Semitas. Fulco tradujo completamente, al Arameo del Siglo Primero, el guión de La Pasión de Cristo  para los personajes judíos y al "Latín de la calle" para los personajes romanos, utilizando su extenso conocimiento lingüístico y cultural. Después de traducir el guión, Fulco fue asesor de diálogos en set y permaneció como el traductor y asesor de la producción. Para autentificar la lengua aún más, Gibson también consultó a las personas que hablan aún el Arameo, para obtener una idea de como se escucha la lengua.-La belleza de escuchar esta lengua -recuerda, fue muy conmovedora.  Finalmente, todo el reparto internacional de La Pasión de Cristo, tuvo que aprender partes del Arameo-la mayor parte haciéndolo de forma fonética-convirtiéndose tal vez en uno de los grupos más grandes de artistas que aprenden una lengua en masa. Para Gibson, la lengua extranjera de la película tenía otro beneficio: Aprender el Arameo se convirtió en un factor de unión entre el reparto, compuesto de varias lenguas, culturas y ambientes.-Reunir a un reparto que provenía de todo el mundo, en un sólo lugar y hacerlos aprender esta lengua, les dio un sentido común de lo que compartían y de sus conexiones, que trascendieron la lengua -dice.

También obligó al reparto a ver de manera más profunda y más allá de las palabras,  sus recursos físicos -Hablar Arameo exigía algo diferente de los actores -observa Gibson, porque tenían que compensar la claridad usual de su lengua materna. Produjo un nivel de actuación muy diferente. En cierta forma se convirtió en una realización a la antigua, ya que estábamos tan comprometidos en contar la historia, más que nada con imágenes puras y expresiones.


Trabajo de una amor más grande: El reparto acepta sus personajes

Desde un principio, Mel Gibson sabía que la clave, en la realización de La Pasión de Cristo, era encontrar al actor, capaz de representar al más alto nivel posible, la trascendencia tanto espiritual como humanitaria de Jesucristo. Gibson buscó un actor que pudiera perderse en el papel y cuya identidad no interfiriera con el realismo que el director buscaba.

La búsqueda llevó a Gibson con James Caviezel, última vez visto en  The Count of Monte Cristo.  Gibson se había fascinado con una imagen que vio de Caviezel-especialmente por los ojos del actor y sus transparentes expresiones, que pensaba Gibson,  tenían la extraña habilidad de transmitir la esencia del amor y compasión en un  absoluto silencio. . 

Cuando Gibson llamó a Caviezel muy al principio del proyecto, el actor fue tomado tan de sorpresa que su respuesta fue: "¿Qué Mel?  Y Gibson jovialmente responidó: "Mel Brooks". Sin embargo, la plática se volvió seria cuando Gibson le explicó el papel que tenía para Caviezel-un papel que Gibson dijo al actor, el consideraba tan duro y tenso, con potenciales peligros que el mismo se negaría a hacer.

Caviezel se desanimó pero el reto que tenía frente a él, le dio energía. Le sorprendió la extraordinaria coincidencia de que el acababa de cumplir 33 años, la misma edad que tenía Jesús cuando murió. Un católico practicante, Caviezel encontró también inspiración en sus propias creencias religiosas, usando la oración como medio para explorar más profundamente al personaje, las palabras y problemas de Jesús.

Sin embargo, nada podía haber preparado al actor para el increible viaje que iba a emprender durante la producción de La Pasión de Cristo. Como lo explica Caviezel: "Día tras día de filmación fui golpeado, azotado, flagelado y obligado a llevar una pesada cruz en mi espalda en medio del frío. Fue una cruel experiencia , más allá de la descripción. Sin  embargo, considero que valía la pena hacer el papel."

Gibson le dijo claramente a Caviezel desde el principio, que su intención era la de filmar el sufrimiento de Jesús con tanta autenticidad como fuera posible, nunca menospreciando el caos y la violencia que vive Cristo de acuerdo a los relatos. Incluso para Caviezel, el tormento que vive Jesús durante toda la película fue en momentos aterrador, sin embargo dice: "Nunca antes nadie había mostrado a Jesús de esta forma, creo que Mel está mostrando la verdad. Mel nunca utilizó la violencia por utilizarla y nunca fue gratuita. Creo que el realismo de esta película tal vez sorprenda a algunas personas pero es por esto que la película es tan poderosa."

Durante la difícil producción, Caviezel tuvo que enfrentar de manera profunda, sus propias debilidades físicas. En las secuencias más gráficas de la película, Cristo es azotado-o castigado, luego es flagelado con un infame aparato de tortura romano conocido como el  flagrum, o "el gato de nueve colas," un látigo diseñado con múltiples correas que terminaban en punta de hierro para desgarrar la piel de tal forma que provocaban grandes hemorragias. Para captar las heridas de Jesús, Caviezel, tenía que soportar durante horas, exhaustivas sesiones de maquillaje en todo su cuerpo. Sin embargo, esto sólo era el principio de sus problemas ya que el maquillaje irritó tanto su piel que se llenó de ampollas lo que incluso le impedían dormir durante esa época.  

Pasó también más de dos semanas filmando las escenas de la crucifixión, durante las cuales, tenía que cargar, o más frecuentemente arrastrar, bajo una gran presión, una cruz de 75 kilos (casi la mitad de lo que pesaba la cruz original), al Gólgota y más tarde ser suspendido en ella. Caviezel, fue entrenado para la posición tan tortuosa que iba a tener que soportar, haciendo sentadillas contra la pared durante diez minutos y levantando pesas para fortalecer la espalda baja. Además pasó estas semanas trabajando con un taparrabos en medio del invierno de Italia y sufriendo varias enfermedades debido a la hipotermia, con frecuencia tenía tanto frío que no podía hablar. En algunas ocasiones, el equipo tuvo que poner bolsas calientes en la cara congelada de Caviezel para calentarle los labios y que los pudiera mover.   Para Caviezel fue fuego y hielo culminando en uno de los momentos más estremecedores literalmente hablando en el set, cuando Caviezel y el asistente del director, Jan Michelini fueron alcanzados por un rayo mientras se filmaba bajo una tempestad. El rayo pasó la sombrilla de Michelini y golpeó a Caviezel. Sorprendemente ninguno de los dos resultó herido de gravedad.

El estrés mental y físico de Caviezel continuó creciendo durante toda la producción. El actor sufrió de una infección en el pulmón en un momento y se dislocó el hombró, asi como heridas y moretones.-Pero si no hubiera pasado por todo esto, el sufrimiento no hubiera sido auténtico - comenta Caviezel.  Así que se tenía que hacer.  

Existieron también inesperados retos psicológicos y espirituales. -Fue muy extraño -admite, pensaba que era sólo un actor haciendo un papel, pero empecé a ver que este no podía  ser cualquier papel. No tenía ni idea de cuánto tenía que rezar para mantener las cosas en perspectiva. 

Finalmente, Caviezel siente que aprendió varias lecciones vitales.-El papel cambió mi vida en el sentido de que ahora ya no tengo miedo de hacer lo correcto -explica. Ahora tengo miedo de no hacer lo correcto.

Para representar a María, la madre de Jesús, Gibson fue más allá al escoger a Maia Morgenstern, una reconocida actriz rumana de ascendencia judía. Gibson la había visto en una película europea de hace una década y al ver la ternura en su cara, inmediatamente pensó en ella para el papel. Con sólo esto para continuar, inició su búsqueda para encontrarse con ella, descubriendo que es considerada, en su país,  una de las más grandes actrices de su generación..

Morgenstern dice que aceptar el papel -no fue una gran elección como el reconocer que era una oportunidad real en mi vida de hacer algo importante y tener una experiencia unica en la vida. Para entender mejor a María, Morgenstern busco imágenes de María en pinturas, esculturas y en la literatura.-En mi preparación me inspiré mucho en el arte -dice, porque viendo a María de formas tan diferentes, me abrí a ver qué emociones llegaban a mi alma. También leyó el guión más de 200 veces para que la historia se convirtiera en una parte integral de su propia fabricación y encontró gran significado en las escenas que muestran la relación tan afectiva y jovial que tenía María con Jesús antes de estos sucesos. 

Al meditar sobre la naturaleza de María, Morgenstern empezó a ver al personaje en un nivel más amplio.-Entender a María para mi fue comprender una forma de vida, en como alguien trasciende el dolor y el sufrimiento y los convierte en amor -explica. Creo que lo más doloroso es ver a un hijo herido como lo hace María, perder a un hijo como lo pierde ella, pero lo único que ella puede hacer es seguir amando y confiando y tratar de usar toda la compasión que hay en su corazón. Esto era lo que yo quería reflejar en la pantalla. En un interesante cambio del destino, Morgenstern, al estar haciendo este papel,  quedó embarazada, dándole una mayor inspiración al explorar las profundidades del amor maternal. 

Morgenstern también ve que la película tiene una importancia real para el público moderno, a pesar de las diferentes religiones.-La belleza de la película para mi es que habla de una forma tan poderosa de la humanidad y que la falta de ésta es lo que nos ha hecho que  sigamos matándonos por más de 2000 años -observa, estás son las cosas que debemos reflexionar. 

Sumergiéndose en el papel de una mujer amada a través de los siglos, se encuentra la estrella a nivel internacional Monica Bellucci (The Matrix series) quien personifica a María Magdalena.  Cuando  Bellucci se enteró que  Mel Gibson iba a hacer una película sobre La Pasión, se intrigó mucho e inmediatamente se puso a perseguirlo.-Pensé que era un proyecto muy fuerte y valiente para realizar.-explica, sabía que no era una película fácil pero también es el tipo de película que el público va a recordar por mucho tiempo. Esto fue lo que atrajo mi atención.   

Después de encontrarse con Gibson,  la contrató para el papel de María Magdalena, lo que le soprendió. -Quería hacer a María Magdalena porque para mi ella es muy humana. -explica. Cuando Jesús la salva es como si ella se diera cuenta de su propio valor como ser humano y por primera vez ella experimenta que un hombre la vea de forma diferente. Para mi, ella es una mujer que se conoce a si misma y que encuentra que es una mejor persona de lo que ella pensaba. 

Aprender el Arameo fue muy fácil para ella.-Tal vez fue porque soy italiana, pero para mi era muy familiar y hermoso -dice. Sin embargo, aunque pasamos mucho tiempo aprendiendo Arameo, veo la película como una película muda ya que en nuestras actuaciones fuimos más allá del lenguaje.

En el set, Bellucci se impresionó no sólo con la devocón del reparto, pero con la amplia gama de culturas y creencias que encontró.-Lo que me gustó fue que aunque esta película es sobre la vida y muerte de Jesús, había gente de todos lados, de todas las religiones, de todos los ambientes, todos juntos trabajando en la creación de esta película. No sólo como actriz, pero como ser humano,  fue una gran experienciea.

Encontró también una gran afinidad con el estilo de dirección de Mel Gibson.-Es un director muy instintivo-comenta. No habla mucho pero es como si pudiera decirte más cosas con el cuerpo y los ademanes que con el lenguaje. Claro que es muy inteligente también pero siente las cosas muy rápido y de manera muy profunda y para mi, esto es muy importante en un director.

También con un icónico papel está la actriz italiana, Rosalinda Celantano, quien personifica a Satanás, descrito como una figura andrógina que puede tomar varias formas, expandiendo el temor y la duda. Las cejas de la actriz fueron depiladas de cierta forma para darle a su personaje un mayor sentido de irrealidad. Más tarde, su voz fue doblada por un actor masculino para incrementar el aura de confusión que rodea a Satanás. Mel Gibson explica: -El demonio es seductor, atractivo. Se ve bueno, casi natural pero a la vez no. Esto es lo que traté de hacer con el demonio en la película. Esto es de lo que se trata el demonio: Tomar algo bueno y cambiarlo un poquito.

Apesar de la tremenda gravedad e intensidad del tema de la película, que con frecuencia desencadenaba conversaciones tanto ligeras como intensas entre el reparto y el equipo de producción, la levedad también prevalecía en el set.-Mel lo hacía ligero cuando las cosas se ponían duras -dice Jim Caviezel. Sabía que con el extrordinario ritmo de la producción y las condiciones de frío y, con la simple dificultad de todo, debíamos encontrar la forma de reir. Afortunadamente, Mel es un gran bromista.


La Jerusalén del siglo I,  en la Roma del siglo XXI: El diseño

Una vez establecido el reparto, el grupo de realizadores buscó en todo el mundo locaciones que pudieran representar la apariencia y el sentimiento del antiguo Jerusalén y el  Desierto de Judea. Fueron a Marruecos, Tunes, Nuevo México, España, pero la logística de moverse de un lado a otro era imposible. Finalmente, Gibson se encontró en Roma, la cual ofrecía dos ventajas extraordinarias: 1) Los legendarios estudios Cinecitta, reconocidos por sus artesanos, constructores de sets y considerados los mejores del mundo y, 2) la cercanía con la antigua ciudad de Matera, una ciudad increiblemente bella, con vistas montañosas y antiguas calles empedradas en la región de Basilicata, que tanto se parece a Jerusalén y que también fue escogida por Pasolini como su locación principal en  The Gospel According to St. Matthew.

Colaboraron muy de cerca con Gibson, el diseñador de producción italiano, Francesco Frigeri (Malèna) y el ambientador,  Carlo Gervasi quienes tuvieron la tarea de diseñar extensos escenarios basados en la historia, como el Templo, el Pretorio y el Palacio de Pilatos. En la época de Jesucristo, Jerusalén era una ciudad de grandes esplendores, rodeada de montañas y decorada con coloridos mercados, ciudadelas, acueductos y monumentos públicos. Hoy en día nada de eso existe (fue destruida en 70 D.C. por los Romanos, lo único que queda del Gran Templo de Herodes en el Jerusalén Moderno, es la muralla Occidental) . En tan sólo 10 semanas, Frigeri diseñó los escenarios de la ciudad partiendo de cero a un set de 2 acres y medio en Cinecitta, con las montañas de Matera y las manifestaciones de piedra utilizadas posteriormente como fondo.  

Basada en investigaciones, la versión compacta de Jersulén de Frigeri, refleja la mezcla de influencias de la ciudad, de los romanos a los Herodianos, un lugar lleno de columnas blancas, largos tramos de piedra y arcos estilo romano, así como también  casas de piedra caliza curtida por el sol, bazares al aire libre y sus angostas calles sin pavimentar. Con su amplio espacio y sus instalaciones para construir escenarios, Cinecitta es uno de los pocos lugares en el mundo donde es posible reproducir una ciudad entera- de hecho, antes de la reproducción de Mel Gibson del Jerusalén del Siglo Primero en Cinecitta, Martin Scorsesse, construyó el Nueva York del Siglo 19 para su película épica, Gangs of New York.  Mientrastanto, en Matera, el equipo de producción reprodujo las altas murallas de piedra que rodeaban Jerusalén, las escenas de la infancia de Jesús y la Crucifixión en el Gólgota.  

Esencial también para el estilo óptico de la  Pasión de Cristo, es el trabajo del reconocido cinematógrafo y cuatro veces nominado al Oscar® Caleb Deschanel.  Deschanel, quien previamente había colaborado con Mel Gibson en The Patriot, pasó largas horas con el director, discutiendo la visión que él tenía de la película y buscando lienzos de Caravaggio, el revolucionario pintor del renacimiento tardío, para su inspiración. 

El juego de luces de Caravaggio y su realismo palpable, al igual que sus cambios de tema de la obscuridad a la iluminación espiritual, revolucionó por completo las pinturas religiosas del siglo 17, separándose de la idealización de las experiencias religiosas. Gibson también quería romper el molde del limpio acercamiento a La Pasión.  Vio la cercanía de Caravaggio como el equivalente al estilo de narración de la película. -Su trabajo es hermoso, es violento, es oscuro, es espiritual - dice Gibson acerca de  Caravaggio, pero también tiene una extraña extravagancia".

Deschanel enfrentó el reto, filmando casi media película en la noche o en interiores oscuros para lograr el efecto de la luz abriéndose camino a través de la oscuridad. El productor Steve McEveety dice-Caleb Caleb hace cosas en grande, al igual que Mel y su trabajo tiene una escala y una calidad extraordinaria que capta exactamente lo que queremos. Funcionó tan bien que viendo los primeros rushes se escuchó decir a Gibson: "Caleb ha creado un Caravaggio móvil" 

Maurizio Millenotti, diseñador de vestuario y ganador de premios y quien ha trabajo con directores como Fellini, Zefirelli y Tornatore, se inspiró más allá de las pinturas de Caravaggio, utilizando ricos y contrastantes tonos de beige, café y negro. Realizó también una extensa investigación de la vestimenta del Jerusalén del Siglo Primero, vistiendo a la gente de Jerusalén con túnicas hechas con telas de fibras naturales, con capas con capucha y sandalias y los soldados romanos fueron adornados con típicas corazas de pecho fundidas y cascos

Sumándole al detalle del tejido del vestuario de Millenotti, está el trabajo del grupo de maquillaje especial y peinados, dirigido por el equipo de Keith VanderLaan y de el dos veces ganador del Premio de la Academia® y seis veces nominado al Oscar® Greg Cannom (los últimos trabajos que hicieron juntos fue en A Beautiful Mind  y Pirates of the Caribbean).  Gibson trajo a la parejao y a su equipo a Italia porque sabía que necesitaba a los mejores técnicos de maquillaje del mundo para crear el realismo físico que buscaba. 

Jim Caviezel pasó de 4 a 8 arduas horas al día en la silla de maquillaje para ser transformado con una serie de pelucas de alta tecnología  y prótesis. Para las escenas de torturas y Crucifixión de Cristo, el maquillaje fue más intenso al ir dejando, en etapas, cicatrices y heridas. Keith VanderLaan hizo su propia investigación sobre la anatomía de las crucifixiones, lo que la ciencia médica moderna cree que hubiera resultado en importantes pérdidas de sangre y dificultades respiratorias, entre otros sufrimientos. De hecho la palabra "excruciating" viene del terrible dolor causado por las crucifixiones. El equipo de efectos de maquillaje creó métodos para representar gráficamente los clavos que atraviesan las manos de Cristo y la piel que es desgarrada cuando Cristo es flagelado. Para crear cicatrices reales, el equipo de maquillaje tatuó todos los días la espalda de Jim Caviezel hasta que estuvo cubierto con cicatrices y heridas profundas.Finalmente, VanderLaan también construyó un doble de plástico articulado de Caviezel que podía ser suspendido de la cruz durante ciertas tomas y asi darle slgún descanso al actor. 

Steve McEveety resume-Al final, la película se convirtió en el algo mucho más grande de lo que esperábamos y esto seguramente se debió al entusiasmo que tanta gente trajo al proyecto. No hubo nadie involucrado que no entregara su corazón y alma a la película. Es un logro realmente colectivo. Para Gibson, la película es un logro colectivo que espera se convierta en una experiencia única y personal para cada uno de los miembros del público, sin importar su entorno. Gibson comenta-Uno de mis más grandes deseos para esta película es que cuando el público la vea, se inspire a hacer más preguntas."

Síganos:

Católico al día

Suscríbase al podcastPunto de Vista

El Papa y la guerra justa

Punto de Vista
Fecha

Suscríbase al podcastEvangelio del día

Mateo 20,1-16

Evangelio
Fecha
20/08/14
19/08/14
18/08/14

Suscríbase al podcastHomilía del día

Mateo 20,1-16

Homilía
Fecha
20/08/14
19/08/14
18/08/14

Las más populares