Cargando...

San Lorenzo Mártir enseña que hoy urge la palabra valiente y el testimonio de fe

Detalle del cuadra
Detalle del cuadra "La caridad de San Lorenzo" (pintura de Bernardo Strozzi)

ROMA, 10 Ago. 12 / 10:38 am (ACI/EWTN Noticias).- El Arzobispo de Génova y Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), Cardenal Angelo Bagnasco, señaló que San Lorenzo mártir al dar testimonio de su fe ante el emperador pagano Valeriano en el siglo III, no actuó para defender las riquezas de la Iglesia sino su libertad. Esa decisión le costó morir quemado vivo sobre una parrilla.

En la homilía de la Misa que celebró en Roma en la Catedral dedicada a San Lorenzo en el día en que la Iglesia celebra su fiesta, el Cardenal habló de este Santo que murió cuatro días después del martirio del Papa Sixto II y otros cuatro diáconos más.

Lorenzo, que se encargaba de administrar los bienes de la Iglesia de Roma, ha explicado el Purpurado, ante la pretensión de entregarlos al emperador, toma una decisión sorprendente y altamente simbólica: los entrega a los pobres y los presenta a Valeriano.

"Con un solo gesto, significa dos cosas: que en la Iglesia todo bien es destinado a los pobres, y que los pobres son el verdadero tesoro de la Iglesia", dijo el Cardenal Bagnasco según señala la nota de Radio Vaticano.

El gesto de Lorenzo y su martirio, "fueron motivo de discusión en el mundo pagano: ¿no hubiera sido más lógico salvar la vida y obtener honores cediendo ante el poderoso? ¿Por qué beneficiar a los miserables y morir de una manera tan cruel?"

La opción del diácono mártir fue la fe en Jesús. El Cardenal refirió que si Lorenzo no hubiera hablado, su martirio hubiera pasado a la historia como el acto de un loco: "no es suficiente el testimonio cristiano, como a veces se piensa, es necesaria también la palabra clara y valiente que acompaña los actos e ilumina su significado. El solo testimonio puede resultar una rareza. La palabra en cambio ilumina".

El Cardenal dijo que el martirio de San Lorenzo anuncia una verdad que está más allá y por encima de la autoridad humana y el conformismo dominante. En el "non serviam" al emperador, dijo el Presidente de la CEI, indica "que su modo de actuar es viejo y anticuado; dice que una nueva realidad ha aparecido y que, a pesar del abuso, el nuevo mundo ya ha ganado la partida, aunque ahora sucumba. Lorenzo no quería defender las riquezas de la Iglesia, sino la libertad de la Iglesia".

El Purpurado resaltó además que "la Iglesia no quiere reivindicar primados o títulos, sino que con la ayuda de Dios cumple con su deber para dar voz a los pobres, a los jóvenes, los ancianos y los enfermos, la familia".

También hoy escucha con ansia a los trabajadores que están preocupados por el empleo, a los jóvenes que no logran entrar en la sociedad que produce y les da voz, sin populismos. Al mismo tiempo, la Iglesia tiene la misión de anunciar el Evangelio.

A continuación el Cardenal se cuestionó: "¿la voz del Cristianismo y su obra pueden tener un impacto significativo? ¿O deberían resignarse a ser considerados una presencia socialmente útil?"

"Creo que, sin dejar de mirar a nuestro Santo, podemos responder lo siguiente: si es cierto que el mal influye en el modo de pensar y de actuar, es cierto que esto sucede también para el bien".

Para concluir, el Cardenal subrayó que "los cristianos, como es su deber, han sido y seguirán siendo un fermento en la sociedad con confianza y espíritu de servicio, conscientes de haber recibido un yacimiento inagotable valores religiosos, humanos y culturales".

Etiquetas: Santos, Mártires, San Lorenzo

Videos destacados

Publicidad Adslivemedia.com
(¿Qué es esto? / Reportar anuncio inadecuado)