Cargando...
Temas del momento: Canonización de Juan Pablo II, Juan Pablo II, Juan XXIII, Canonización Juan XXIII

Los muertos vivientes del Aborto

Por Victoria Uroz y Pablo Sánchez

Si has sido víctima de desinformación médica en tu aborto provocado, falta de amparo institucional o presión social, o conoces a mujeres que lo hayan sufrido, AVA te ofrece atención cualificada psicológica, médica y social, además de amparo legal y económico ante Tribunales

El aborto es un crimen que genera víctimas. Las primeras víctimas son claras: los millones de seres humanos inocentes cuya vida es interrumpida violentamente durante su tiempo prenatal. 77.125 seres humanos murieron en su etapa embrionaria y fetal de manos de médicos en el año 2002 en España. Y, en numerosos casos, las segundas víctimas del aborto son las propias madres y padres que acuden al aborto pensando que es la solución de "su problema", de su soledad o abandono, de su pobreza o incapacidad material, de su inmadurez, de su violación... El aborto no puede solucionar todo esto. Tras el aborto, sucede lo contrario, la interrupción voluntaria de ese embarazo no hace más que agravar las circunstancias, como han demostrado las numerosas investigaciones científicas sobre las consecuencias médicas y psicológicas del aborto. Así lo entendemos desde la experiencia de la Asociación de Víctimas del Aborto (AVA), constituida en Madrid en marzo de 2004.
La primera junta directiva de AVA quedó constituida por D.ª Carmina García-Valdés García, Presidenta, licenciada en Pedagogía; D. Pablo Sánchez, Vicepresidente, licenciado en Filosofía y Profesor de universidad, y D.ª Victoria Uroz, Secretaria, licenciada en Medicina y estudiante de Doctorado de la Universidad Complutense de Madrid. AVA ha surgido como iniciativa espontánea de ciudadanos, algunos abogados y profesionales universitarios de varios puntos de España, ante el creciente fenómeno del aborto provocado en nuestro país y la falta de conocimiento sobre las graves repercusiones sociales y personales a causa del mismo. La junta directiva se ha comunicado con otras asociaciones y han encontrado amplio apoyo en todas ellas para empezar su actividad.

A finales de mayo de 2004, ya son más de doscientos asociados en España y se están acercando mujeres y hombres que se sienten víctimas de su aborto provocado. Algunos ciudadanos de países de todo el mundo han secundado la iniciativa y quieren emprender AVA en sus lugares de origen.

Nuestro primer objetivo: las víctimas vivientes

Si has sido víctima de desinformación médica en tu aborto espontáneo o provocado, falta de amparo institucional o presión social, o conoces a mujeres que lo hayan sufrido, AVA te ofrece atención cualificada psicológica, médica y social, además de amparo legal y económico ante Tribunales. Pretendemos compensar a las familias víctimas del aborto, del provocado y del causado por imprudencia médica, haciendo oír su voz en los procesos administrativos y en las vistas judiciales pertinentes. Ya son cerca de 800.000 las mujeres que han abortado en España. Se están acercando a AVA mujeres y hombres que sufren el drama del aborto en sus vidas, que son víctimas vivientes de traumas originados de haber matado a sus hijos impunemente.

Y es que el aborto tiene graves consecuencias psíquicas y físicas científicamente demostradas. Se necesita un mayor conocimiento de las consecuencias del aborto en las mujeres y familias en las que acontece, y AVA solicita que en el consentimiento informado del aborto provocado se incluya la explicación a la madre de toda la información conocida sobre los efectos secundarios y adversos. Así lo exige la legislación vigente española (Ley 41/2002 y Ley General de Sanidad). Dicha información ha de concretarse en las siguientes diez consecuencias, de gran rigor científico y metodológico, resumidas por el comité médico de AVA en abril de 2004:

El índice de muerte materna vinculado al aborto es 2.95 veces más elevado que el de embarazos que llegan al parto en la población de mujeres de Finlandia entre los 15 y los 49 años de edad. Investigación realizada en el Centro Nacional de Investigación y Desarrollo para el Bienestar y la Salud de Finlandia, que concluyó que el embarazo contribuye a la salud de las mujeres.(Gissler M, Berg C, Bouvier-Colle MH, Bueckens P. Pregnancy-associated mortality after birth, spontaneous abortion or induced abortion in Finland, 1987-2000. Am J Ob Gyn 2004; 190:422-427).

Las mujeres que se habían practicado abortos tuvieron un índice de mortalidad casi doble a las controles en los siguientes 2 años, persistiendo el índice de muerte incrementado elevado durante por lo menos 8 años. (Reardon DC, Ney PG, Scheuren F, Cougle J, Coleman PK, Strahan TW. Deaths associated with pregnancy outcome: a record linkage study of low income women. South Med J 2002 Aug; 95(8):834-41).

Mortalidad de 1.1/100,000 mujeres que abortaron a las 12 semanas de gestación, investigación realizada por Gynecologie-obstetrique et biologie de la reproduction, Universite Paris V (Rev Prat. 1995 Nov 15;45(18):2361-9).

Perforación asociada al aborto provocado de un 0.2% a un 1.2% de los casos. Realizado por el mismo grupo francés anterior (Rev Prat. 1995 Nov 15;45(18):2361-9).

Trombosis de la vena ovárica con presentación atípica, de Washington University/Barnes-Jewish Hospital, St. Louis, Missouri, USA (Obstet Gynecol. 2000 Nov;96(5 Pt 2):828-30).

El aborto provocado o espontáneo no produce cáncer de mama según los mejores estudios hasta la fecha, pero está claro que la decisión de retrasar el embarazo tiene consecuentemente una pérdida de la protección que aporta éste, con un riesgo neto mayor aumentado, investigación de la University of North Carolina, USA ( Lancet 363; 1007, 2004; Obstet Gynecol Surv. 2003 Jan;58(1):67-79. Review).

El aborto provocado por aspiración produce un riesgo aumentado de pérdida del hijo en el siguiente embarazo, resultados de Shangai Institute of Planned Parenthood Research, China (Int J Epidemiol. 2003 Jun;32(3):449-54).

El aborto provocado aumenta los riesgos de alteraciones en el estado del ánimo (depresión y autolesión), un estudio de University of North Carolina, USA (Obstet Gynecol Surv. 2003 Jan;58(1):67-79. Review).

El aborto provocado puede tener secuelas psiquiátricas, difícilmente tratables e irreversibles, independientemente de la actitud previa de la mujer hacia el aborto, todas ellas englobadas en el síndrome postaborto (Melinda Tankard Reist, Giving Sorrow Words: Women´s Stories of Grief After Abortion, Sydney, Duffy & Snellgrove, 2000).

Se han descrito alteraciones en las relaciones sexuales y el deseo sexual de numerosas mujeres que abortaron voluntariamente, investigación realizada en Polonia (Pieleg Polozna. 1988;(5):7-9 contd).

El síndrome postaborto es una realidad que vivenciamos en AVA. Antonio es uno de los asociados que recientemente nos ha relatado cómo vivió su aborto provocado él y su novia. Los primeros días fueron de liberación. Los dos se sintieron libres de un peso no deseado. Volvieron a reír y a disfrutar de la vida. Pero la conciencia llegó con un mes de retraso. Los dos sabían lo que habían hecho y habían tratado inútilmente de ahogar el peso de la culpa que ahora llamaba a la puerta. "No me apetecía jugar al fútbol, ni salir de copas. A veces no podemos dormir, y se nos quitan las ganas de comer. Éramos alegres y nos sentíamos cobardes. Todo te habla de embarazos y niños. Te sientes aludido por la palabra asesino. Siento que no me merezco pasarlo bien jamás", cuenta Antonio entre lágrimas.

Rosa, recordando la interrupción voluntaria del aborto que se había realizado hacía seis días, nos dijo: "Estoy muy arrepentida, me ha faltado apoyo, información médica y el aborto no me ha solucionado nada. Nunca volvería a hacer esto... pero...¡Es tan fácil abortar! Ahora me encuentro fatal y mi novio también".

Recuperar la memoria de los ciudadanos que no nacieron

AVA también pretende recuperar la memoria de las víctimas que no siguen con nosotros: los 200 seres humanos que cada día mueren en este país a causa del aborto provocado, muertes voluntarias bajo el consentimiento de la madre, al amparo legal de tres supuestos de despenalización de dudosa aplicación. El objetivo es tener a todas estas víctimas presentes y vivas en la memoria colectiva: recordarlos asiduamente en actos públicos civiles y religiosos y levantarles monumentos para que el recuerdo dé sentido a sus vidas. Existe un monumento en una calle céntrica de Nueva York en honor y memoria de los no nacidos que pretendemos secundar en España, aunando las víctimas que han sobrevivido a sus muertes, pero que no les olvidan...

Una de las acciones concretas que se quiere emprender es pedir que se incluyan en las estadísticas oficiales de población española los más de 77.000 abortos anuales realizados en clínicas y que se informe de la riqueza bruta nacional perdida por todas esos ciudadanos españoles que han dejado de existir voluntariamente. Además, AVA va a solicitar, unida a asociaciones como HazteOir.org, la publicación exacta de la relación de causas médicas por las que en España, en el siglo XXI, puede estar indicado abortar por peligro de la vida y la salud de la madre. Más del 96% de los 77.125 abortos del 2002 se acogieron a este supuesto de despenalización.

Derecho a un entierro como todo ser humano

Por último, es un fin de AVA enterrar los restos de los abortos humanos piadosamente y no consentir que los restos de seres humanos abortados voluntariamente sean objeto de uso comercial o de investigación. Actualmente existen investigaciones españolas que se realizan con restos de fetos y embriones procedentes de clínicas abortistas. AVA ha hecho público los nombres de los equipos de investigadores españoles que utilizan y se benefician intelectual y económicamente de abortos provocados para sus experimentos en el Periódico Hispanidad.com de 23 de abril de este año. Este procedimiento es utilitarista, pues viola la ética médica y científica.

Recursos de AVA

Existe en AVA un grupo de abogados comprometidos por la causa, para defender los derechos de las mujeres que hayan sido violados en cada caso. Algunos de ellos pertenecen al Centro de Estudios Jurídicos Tomás Moro. Contamos con médicos psiquiatras, ginecólogos y psicólogos que se han ofrecido para atender a las mujeres o parejas de AVA que lo necesiten. Además, AVA colaborará estrechamente con numerosas asociaciones que realizan una amplia labor asistencial a las madres que tienen dificultades en su embarazo y que están investigando sobre las repercusiones psicológicas del aborto en las madres.

Todos somos víctimas

Examinemos más afectados por las interrupciones voluntarias del embarazo. ¿No es víctima el médico, farmacéutico o anestesista a quien se amenaza con represalias económicas, profesionales e incluso jurídicas por declararse objetor de conciencia a la interrupción de embarazo fuera de causa real médica? ¿No es víctima del aborto aquel contribuyente a quien se le obliga a sufragar un crimen con sus impuestos? ¿No es víctima el intelectual, escritor o periodista que es censurado o marginado por defender la vida humana no nacida?. ¿Acaso no es víctima del aborto aquel político que acaba fuera del partido por decisión propia o ajena al ser coherente con su conciencia en defensa a los derechos naturales?

Por último, ¿no es víctima cualquier ciudadano de a pie que lucha contra el mayor genocidio que ha conocido la historia, o incuso el que considera que no se puede luchar contra la poderosa estructura de los que siegan la vida?... Si estás en alguno de estos casos, AVA puede ofrecerte ayuda para actuar en tu defensa y auxiliarte.

Para empezar, en tu declaración de la renta en España, te sugerimos desde AVA ejercitar el derecho constitucional de objeción de conciencia en su ámbito fiscal siguiendo las indicaciones de Impuestoporlavida.org. No existe ley ni norma que pueda obligar a subvencionar interrupciones voluntarias del embarazo con nuestros impuestos, si dichos procedimientos van en contra de la libertad de conciencia del que lo paga, amparada por el artículo 16.1 de la Constitución. Se trata de un perjuicio directo que ocasionamos a las mujeres y a sus parejas con el aborto provocado y tenemos derecho a objetar en conciencia para no cooperar en su realización con nuestro dinero. A los conciertos económicos en abortos médicos y quirúrgicos, se añade la píldora del día después, pues el Alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha anunciado su intención de repartir de modo gratuito la píldora abortiva del día después, píldora del día siguiente o píldora postcoital a todas aquellas mujeres que la soliciten desde septiembre de 2004. Se sabe científicamente que el consumo de dicha píldora provoca abortos en un 75% de las ocasiones en que la consumidora esté ciertamente embarazada (Contraception 63;111,2001). Más víctimas para un "síndrome post-píldora postcoital" que está comenzando a aparecer.

Victoria Uroz y Pablo Sánchez

Fuente: http://www.arbil.org/

Síganos:

Publicidad Adslivemedia.com
(¿Qué es esto? / Reportar anuncio inadecuado)

Católico al día

Suscríbase al podcastPunto de Vista

¿Quién fue Juan XXIII?

Punto de Vista
Fecha

Suscríbase al podcastEvangelio del día

Lucas 24,13-35

Evangelio
Fecha
23/04/14
22/04/14
21/04/14

Suscríbase al podcastHomilía del día

Lucas 24,13-35

Homilía
Fecha
23/04/14
22/04/14
21/04/14

Las más populares

  Noticias diarias
Resumen semanal