Cargando...

Cuando los hermanos pelean

Mientras Adam y Tyler juegan, Tyler le quita el juguete de las manos a su hermano. Adam se voltea y le da un puñetazo en el estómago a Tyler. Los dos hermanos empiezan a gritar para que uno de sus padres resuelva el problema.

Casi todas las familias experimentan conflictos y peleas entre hermanos. Aunque muchos padres se cansen de escuchar argumentos sin fin entre hermanos, la mayoría coincide en que ellos no cambiarían a sus hijos por toda la paz y tranquilidad del mundo. Cuando los padres se encuentran en medio de disputas entre sus hijos, es muy saludable y beneficioso recordar las siguientes sugerencias:

Permita que sus hijos resuelvan sus conflictos, siempre que sea posible. Ellos pueden encontrar la mejor solución y quedar en paz si se les deja usar su propio ingenio. Esto también les ayuda a aprender valiosas habilidades en la resolución de conflictos.

Asegúrese de que cada niño recibe atención individual. Puede usar este tiempo para jugar, para un pasatiempo favorito, o para hacer una actividad de su agrado.

Déle a cada niño un lugar y objetos que él/ella pueda considerar como propios. Esto ayudará a reducir conflictos entre hermanos y les ayudará a sentirse importantes.

Establezca reglas simples y claras para la familia. Esto no significa que usted ignora los conflictos, por el contrario, esto significa que hay una manera establecida para resolver cualquier desacuerdo que se presente.

Fomente la interacción positiva enseñándo a demostrar sentimientos de afecto y de bondad entre hermanos. Permita que los niños trabajen juntos en aquellas tareas que ellos disfrutan. Pídale a sus niños que hablen de cómo se sienten después de ayudar a su(s) hermano(s). Déje que los niños seleccionen entre sí, regalos de cumpleaños o de días festivos.

Elogie y halague sinceramente a cada niño. Todos los niños necesitan reafirmar que ellos son apreciados y queridos por sus padres.

Es de suma importancia que usted tenga en mente los beneficios de las relaciones entre hermanos. De esa manera, los niños aprenden a respetar las necesidades y deseos de otros. Los hermanos aprenden a compartir objetos, a ayudarse el uno al otro, y sobre todo aprenden sobre el afecto y cariño hacia otros. También, ellos aprenden a comunicarse entre sí, inclusive cuando existen conflictos o desacuerdos.

Preparado por Lisa McMurtry, Educadora de Extensión-Vida familiar.
Adaptado al Español por German Cutz, Especialista en Programas de Extensión en Español. Extensión de la Universidad de Illinois.

Síganos:

Católico al día

Suscríbase al podcastPunto de Vista

La atención a las personas postradas

Punto de Vista
Fecha

Suscríbase al podcastEvangelio del día

Mateo 22,34-40

Evangelio
Fecha
22/08/14
21/08/14
20/08/14

Suscríbase al podcastHomilía del día

Mateo 22,34-40

Homilía
Fecha
22/08/14
21/08/14
20/08/14

Las más populares