Cargando...
Temas del momento: Juan Pablo II, Canonización de Juan Pablo II, Papa Francisco, Juan XXIII

Consejos para padres, de un experto en familia

La FAM (Fundación Argentina del Mañana) entrevistó al Dr. Carlos Abel Ray, ex Jefe del Departamento de Pediatría del Hospital de Clínicas de la Facultad de Medicina (Buenos Aires), ex Profesor Titular de Pediatría de la Universidad de Buenos Aires, y actualmente protitular de Medicina Legal de la Universidad Católica Argentina. Es padre de 6 hijos y abuelo de 21 nietos. En amena charla, este especialista en educación y salud explica cómo los padres pueden lograr un mejor y más extenso diálogo con los hijos sin menguar su legítima autoridad. También nos da un panorama de lo dañinos que son los mensajes de algunos programas televisivos.

¿Qué mensaje puede dar a los padres hoy?

El mismo que está contenido en mi libro "Para Padres", que escribí hace varios años, inspirado en mi experiencia de médico pediatra y padre de familia. La obra ha tenido varias ediciones, ha sido muy leído y se sigue leyendo todavía hoy porque su mensaje continúa actual.

A los hijos hay que darles muchísimo amor, mucho tiempo, educarlos con autoridad y darles muy buen ejemplo.

¿En qué cree que es más necesario insistir?

En el consultorio he insistido mucho, sigo insistiendo e insistiré y no me canso de decir que se dedique mucho tiempo a los chicos. Ocurre que los padres pueden estar durante el fin de semana unas veinticuatro horas con los chicos en casa pero absolutamente sin haber conversado con ellos...

El tiempo... ¿de dónde sacarlo?

Aprovechar la mesa familiar. Para mí es lo más importante. Porque es muy difícil decirle a un hijo "vení, sentáte allí, vamos a conversar". Pero en la mesa es diferente, se da una ocasión natural. Sé que durante la semana generalmente no se está juntos al mediodía, por razones de trabajo o estudio. Pero ¿por qué no aprovechar los almuerzos o las cenas de los sábados o domingos? La conversación en familia, he ahí una buena alternativa a la atracción que ejerce la televisión.

¿Y de qué hablar?

De lo que sea, de lo actual, de las noticias del día, de un incendio, de la violencia, de la guerra, de la economía, de la política, de la ley de salud reproductiva, de lo que pasó en el colegio, de la respuesta que se le dio al profesor, de la respuesta que se le dio al chico, de la buena nota, de la mala nota, de la utilidad o inutilidad de la química, de la matemática, de la filosofía, de la literatura, de los libros que les mandan estudiar.

Usted habló también de autoridad...

Es lo que falta tremendamente en el mundo de hoy: autoridad. Autoridad no es autoritarismo. Tiene que haber reglas, que los chicos tienen que conocer y cumplir.

En la visión de un médico pediatra, ¿qué efectos nocivos tiene la programación actual de TV?

La explosión mediática de las comunicaciones televisión, Internet, e-mail es un progreso tremendo que podría servir para dar más vida, más salud, más felicidad, pero también tiene sus problemas gravísimos que ya los estamos viendo. Ha provocado una gran decadencia de tipo moral en el mundo.

Tantos padres y tantos chicos piensan que todo es relativo que "a mí no me hace mal ver esto o ver lo otro". Y oír las palabrotas, entretenerse con la desintegración de los grupos familiares, son cosas que hacen daño a los grandes y a los chicos.

Muchos definirían su pensamiento como fundamentalista y obscurantista...

Sí, por supuesto. Los que defienden el erotismo en la TV califican a los que estamos en contra como fundamentalistas, obscurantistas, malintencionados y buscadores de malos pensamientos; e insisten en que es natural lo que ellos muestran. Pero no es natural. Lo natural es que el sexo quede reservado a la intimidad. Hasta dentro del matrimonio se busca un clima de intimidad, de respeto, de profundidad de sentimientos. No se puede olvidar que de los diez Mandamientos de la Ley de Dios, tres se refieren a Dios y siete a los fieles. Y si no consideramos el cuarto honrar al padre y a la madre, que no tiene límite: cuanto más honremos, mejor y nos quedamos con los otros seis, el 33% de ellos están referidos a la pureza de las almas. Lo que hoy se dice que es tabú y que no interesa, ocupa el 33% de los seis mandamientos negativos. ¿Cómo puede haber gente que diga que eso es secundario, que no tiene importancia? Es atroz.

En circunstancias tan hostiles como las de hoy, ¿cómo animar a reaccionar en defensa de los valores de la familia?

A mis alumnos próximos a recibirse de médicos les digo que es importante en el mundo de hoy enseñar a los chicos a estar en minoría. Yo soy optimista y creo que la gente en su mayoría es buena, pero el mundo está armado de manera tal que parecería que esa mayoría es una minoría oscurantista, atrasada, retrógrada. Que se acostumbren los adolescentes a estar en minoría y a expresarse cuando están en desacuerdo. El caso concreto es que pareciera que hay mayoría de travestis por la propaganda que se les hace. Gracias a Dios son una mínima minoría de la población. Pero por la acción de la publicidad y de la televisión pareciera ser un problema nacional.
Hagamos nosotros también quienes defendemos a la familia un "problema nacional" de la defensa de los valores. Es lo que ha hecho con mucho acierto la Fundación Argentina del Mañana.

Este artículo es un aporte de Fundación Argentina del Mañana, una organización formada por católicos con el propósito de defender los valores familiares frente a la embestida que los mismos sufren en el mundo de hoy.

Síganos:

Publicidad Adslivemedia.com
(¿Qué es esto? / Reportar anuncio inadecuado)

Católico al día

Suscríbase al podcastPunto de Vista

El increíble Karol Wojtyla

Punto de Vista
Fecha

Suscríbase al podcastEvangelio del día

Lucas 24,35-48

Evangelio
Fecha
24/04/14
23/04/14
22/04/14

Suscríbase al podcastHomilía del día

Lucas 24,35-48

Homilía
Fecha
24/04/14
23/04/14
22/04/14

Las más populares

  Noticias diarias
Resumen semanal