s)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','https://www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-526318-1', 'auto'); ga('require', 'GTM-MKNZDXB'); n, y estamos desarmados. Cualquier día se sorteará entre todos a las personas que van a una Olimpíada, para que no se sienta nadie "marginado" o excluido para poder ir.

Es de agradecer el detalle altruista de donar sangre, sin duda, ese detalle no lo tienen todas las personas. Pero al igual que esa generoSIDAd, también debemos aceptar que ante cualquier favor que nosotros deseemos hacer, puedan contestarnos : no, gracias.

Con ese, no gracias, creo yo que contestaríamos cualquiera que fuéramos a recibir una sangre donada por un homosexual.

Pues a pesar de todo, han conseguido estas personas que Cruz Roja cambie sus cuestionarios de cara a que no queden excluidos los homosexuales. Grave error. Ahora que ha sido reconocido el "derecho" a los homosexuales a dar sangre, el resto de la población, posibles receptores, tendrá que pedir su derecho a estar informados acerca de la persona que ha donado esa sangre que se va a recibir. Tenemos derecho a saber si llevaba el donante conductas de riesgo, como son las prácticas homosexuales.

El altruismo de estos homosexuales es desbordante: hasta se enfadarían si alguien no quiere recibir su sangre. ¡ Es increíble ¡. ¿no sería suficiente, para complacer su entrega, que donaran su sangre pero sólo a receptores también homosexuales?. ¿No podrían aplazar sus supuestos derechos para cuando haya sido vencida la epidemia por la humanidad?.

No, definitivamante no, principalmente por ser una práctica de facilísima transmisión del sida, y por las demás razones apuntadas. Aunque la homosexualidad continúe acaparando poder, adeptos, justificaciones ,comprensiones o tolerancias, diremos que no. Podría ocurrir, que de aquí en veinte años, la rueda de molino que nos quieran hacer tragar por imposición, fuera la justificación del incesto habiendo consentimiento mutuo: también diríamos que no.

Comité independiente antisida

Fuente: http://www.arbil.org/

Comentarios

Síguenos:

Cara a cara con Alejandro Bermúdez

Tendencias:

Libros del padre José Antonio Fortea
El blog de Mons. José Gómez