Beata María Eutemia Üffing

BEATA MARÍA EUTEMIA ÜFFING
Nació el 8 de Abril de 1914 en Halverde, Steinfurt (Alemania) y fue bautizada el mismo día con el nombre de Emma.

Creció en el ambiente tranquilo de un pequeño poblado y su numerosa familia era profundamente religiosa, más una forma de raquitismo limito su desenvolvimiento físico, dejándole una salud frágil para el resto de su vida. Cuando tenía 14 años, sintió el fuerte deseo de consagrarse a Dios como religiosa.

Estudiaba economía domestica en un hospital lejos de su casa y allí conoció a las religiosas de la Misericordia del Monasterio. Después de haber obtenido la autorización de su madre, fue admitida en el instituto en 1934, donde recibió el nombre de Maria Eutemia y, el 15 de septiembre de 1940, emitió los votos religiosos perpetuos.

Destinada para trabajar como enfermera en el hospital de San Vicente en Dinslaken, cuidaba de los enfermos con gran amor, especialmente durante el duro periodo de la segunda guerra mundial, cuyos prisioneros eran curados por ella. Todos quedaban admirados por la caridad y la amabilidad con que trataba a cada uno de los enfermos. Ella sabia que los prisioneros de guerra debían soportar grandes sufrimientos físicos y morales, y por eso les demostraba simpatía y cariño, preocupándose que recibieran los sacramentos.

Después de la guerra, le fue confiada la lavandería del hospital y, tres años más tarde, de la casa madre y de la clínica de San Rafael en Monasterio, cargo que acepto con humildad. Su trabajo era intenso y muy duro, mas ella encontraba siempre tiempo para pasar delante del tabernáculo, intercediendo junto a Dios con sus oraciones por todos los que le pedían.

Una grave forma de cáncer le causo rápidamente la muerte, después de varias semanas de sufrimientos atroces. Maria Eutemia fallece el 9 de septiembre de 1955 y comenzó a ser venerada por muchas personas, no solo en Alemania.

Comentarios