Madre Angélica (1923 - 2016)

Por Tim Drake

La Iglesia Católica en Estados Unidos ha perdido a la clarisa pobre que cambió el rostro del catolicismo en Estados Unidos y alrededor del mundo, Madre María Angélica de la Anunciación, fundadora de Eternal Word Television Network (EWTN), falleció este 27 de marzo, Domingo de Resurrección, tras 15 años de lucha contra las secuelas de un derrame cerebral. Tenía 92 años.

“La Madre siempre ha personificado y personificará EWTN, el canal que Dios le pidió fundar”, dijo el presidente y consejero delegado de EWTN, Michael Warsaw. “Sus logros y legados en la evangelización alrededor del mundo son poco menos que milagrosos y pueden solamente ser atribuidos a la Divina Providencia y su fidelidad inquebrantable a Nuestro Señor”.

En 1981, la Madre Angélica lanzó EWTN, que hoy transmite una programación de 24 horas al día a más de 258 millones de hogares en 144 países. Lo que comenzó con aproximadamente 20 empleados ahora ha crecido a cerca de 400. La cadena religiosa transmite alrededor del mundo por radio terrestre y de onda corta, maneja un catálogo de artículos religiosos y publica el National Catholic Register y ACI Prensa, entre otras empresas editoriales.

“La Madre Angélica tuvo éxito en una tarea que los propios obispos del país no pudieron lograr”, dijo el Arzobispo de Filadelfia (Estados Unidos), Mons. Charles Chaput, que ha servido en el consejo superior de EWTN desde 1995. “Ella fundó e impulsó una cadena que apeló a los católicos de todos los días, entendió sus necesidades y alimentó sus espíritus. Ella tuvo mucha ayuda, obviamente, pero eso fue parte de su genio”.

“Al pasar a la vida eterna, la Madre Angélica deja un gran legado de santidad y compromiso con la Nueva Evangelización que debe inspirarnos a todos”, dijo Carl Anderson, Caballero Supremo de los Caballeros de Colón. “Tuve el honor de conocer y de asistir a la Madre Angélica durante los primeros días de EWTN. Con el paso de los años, esa relación creció y hoy los Caballeros de Colón y EWTN comparten regularmente importantes proyectos”, dijo.

“La Madre Angélica no tuvo miedo porque tenía a Dios de su lado”, agregó Anderson. “Ella vio lo que Él le pedía hacer y lo hizo. Ella transformó al mundo de la televisión católica y llevó el Evangelio a todos los rincones del mundo. Ese testimonio de fe fue indudablemente para todos los que la conocieron y trabajaron con ella, y varias generaciones de católicos han y seguirán siendo formados por su visión y su ‘sí’ a la voluntad de Dios”.

Primeros años de vida

Rita Rizzo –nombre que le dieron sus padres a la Madre Angélica– nació el 20 de abril de 1923. Pocos podrían haber pronosticado que la niña de una familia con problemas en Canton, estado de Ohio (Estados Unidos), llegaría a fundar no sólo dos florecientes órdenes religiosas, sino que también la cadena católica televisiva más grande del mundo.

Su vida estuvo marcada por muchas pruebas, pero también por un profundo “Sí” a lo que fuera que sentía que Dios le estaba pidiendo.

“Mis padres se divorciaron cuando tenía 6 años. Ahí fue cuando comenzó el infierno”, dijo la Madre Angélica en una entrevista al Register, publicada en 2001. “Mi madre y yo estábamos desesperadas, mudándonos de lugar en lugar, pobres, hambrientas y apenas sobreviviendo”.

Las semillas de la vocación de la Madre Angélica estuvieron en una curación que recibió cuando era una adolescente. Ella sufría un severo dolor estomacal, cuando ella y su madre fueron a visitar a Rhoda Wise, una mujer a quien se le atribuían curaciones milagrosas.

Wise le dio a Rita una novena a Santa Teresa de Lisieux. Después de nueve días de oración, el dolor de Rita desapareció: había sido curada.

“Ese fue el día que me di cuenta del amor de Dios por mí y comencé a tener sed de Él”, dijo la Madre Angélica. “Todo lo que quería hacer después de mi curación fue donarme a Jesús”. Y eso fue lo que hizo.

El 15 de agosto de 1944, a la edad de 21 años, Rita entró a las Clarisas Pobres de la Adoración Perpetua en Cleveland, estado de Ohio, y tomó el nombre por el que sería conocida a nivel mundial: Hermana María Angélica de la Anunciación.

Una promesa a Dios

Un importante incidente puso luego en marcha su permanente confianza en la Providencia.

“En 1946 fui elegida como una de las hermanas fundadoras de un nuevo monasterio (Santa Clara) en mi ciudad natal de Canton, Ohio”, dijo la Madre Angélica en su entrevista de 2001 con el Register. Un día en la década de 1950 mi trabajo asignado era fregar el piso del monasterio”.

“A diferencia de Santa Teresa, usé una fregadora eléctrica. En un instante, la máquina perdió el control. Me resbalé en el piso jabonoso y caí contra la pared, golpeando primero la espalda”.

Dos años después, la lesión había empeorado al punto que la Hermana María Angélica podía apenas realizar sus labores. Hospitalizada y esperando cirugía, le dijeron que tenía una oportunidad de 50/50 de nunca más caminar.

“Yo estaba en pánico e hice un trato con Dios”, recordó la Madre. “Le prometí que si Él me permitía caminar de nuevo yo construiría un monasterio en el Sur. Dios cumplió con su parte y, a través de la Divina Providencia, yo también”.

Poco después, la Madre Angélica le presentó su deseo a su superiora. Confrontada con dos pedidos de dos religiosas diferentes para comenzar fundaciones separadas, la abadesa, Madre Verónica –que era la maestra de novicias en el monasterio de Cleveland– tuvo una respuesta novedosa.

La Madre Verónica envió dos cartas en un mismo día. Una, de parte de la Hermana María de la Cruz, fue enviada al Obispo de Saint Cloud, Minnesota. La otra, de parte de la Hermana María Angélica, fue enviada al Arzobispo de Mobile-Birmingham, Mons. Thomas Toolen.

La primera religiosa en recibir una respuesta positiva del obispo podría proceder con su fundación; la otra abandonaría su idea. Por la Providencia, Mons. Toolen respondió primero, uniendo para siempre a la Hermana Angélica con Alabama.

El 3 de febrero de 1961, después de varios problemas médicos y obstáculos potenciales, Roma le dio permiso a la Hermana María Angélica para la fundación en Alabama, el Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles en Irondale.

En ese tiempo, la población católica de la región era solo del 2 por ciento.

Apostolado en los Medios de Comunicación

La Madre Angélica era una oradora carismática y sus persuasivas predicaciones sobre la fe llegaron a los oídos de aquellos que estaban al mando de estaciones de radio y eventualmente televisión. En 1969 comenzó a grabar audios de conversaciones espirituales para distribución masiva.

La Madre Angélica grabó su primer programa de radio en 1971, como parte de una serie de programas de 10 minutos para la cadena WBRC, de acuerdo a su biografía, “Madre Angélica: La Notable Historia de una Monja, Su Valor y una Red de Milagros”, escrita por Raymond Arroyo, presentador del programa “The World Over” de EWTN.

Alentada por su nuevo amigo y mecenas, el abogado de Nashville Bill Steltmeier, la religiosa grabó sus primeros programas de televisión siete años después, programas de media hora bajo el nombre de “Nuestra Ermita”. No pasó mucho tiempo para que ella se animara a la idea de un apostolado en medios de comunicación para los fieles católicos.

Mientras que utilizaba un estudio secular para producir programas para una cadena cristiana de televisión por cable, un día de 1978 la Madre Angélica escuchó que la estación de propiedad del estudio planeaba difundir un programa que ella sintió que era blasfemo.

“Cuando me enteré de que la estación iba a transmitir una película blasfema, confronté al administrador de la estación y protesté”, dijo la Madre Angélica. “Él ignoró mi queja, así que le dije que me iría a otra parte a hacer mis grabaciones. Me dijo ‘Usted deja esta estación y está fuera de la televisión’”.

“¡Construiré mi propia (estación)!”, respondió la Madre Angélica.

“Esa decisión fue la catalizadora para EWTN”, dijo Arroyo. “Eso llevó a la sugerencia de las hermanas de convertir la cochera en un estudio de televisión”.

EWTN se lanzó, apropiadamente, en la Solemnidad de la Asunción de María, el 15 de agosto de 1981. Esa cochera se convirtió en el primer estudio de televisión y eventualmente se convirtió en la sala de control –el centro neurálgico– de la programación televisiva mundial de EWTN.

Legado espiritual

“Primero y ante todo, lo más importante para la Madre era vivir su vida contemplativa”, dijo la Hermana Clarisa Pobre Marie Andre. “La cadena televisiva es fruto de eso”.

La orden de la Madre, las Clarisas Pobres de Adoración Perpetua, que comenzaron en Irondale con cinco monjas, se han expandido ahora a un monasterio en El Santuario del Santísimo Sacramento en Hanceville, Alabama, en adición a nuevas casas en Texas y Arizona. En 1999, la Madre Angélica construyó el santuario y mudó el monasterio de Irondale a Hanceville.

En noviembre de 2015, la comunidad de Hanceville creció con la llegada de monjas del Monasterio de la Adoración de San José en Charlotte, Carolina del Norte, que fue fusionado con Nuestra Señora de los Ángeles bajo el liderazgo de la Madre Dolores Marie.

La Madre Dolores, quien, antes de convertirse en monja, trabajó para EWTN, describió el legado espiritual de la Madre Angélica como un esfuerzo constante por responder diariamente a la voluntad de Dios.

“Conocida como ‘Madre para Millones’ para su familia de EWTN, ella incansablemente exhortaba a todos a buscar la santidad viviendo con Dios en el momento presente”.

La Hermana Marie Andre, una de las cinco monjas que comenzaron la casa Phoenix, también reconoció el compromiso total de la Madre Angélica con el plan de Dios.

“Ella nunca tuvo miedo al fracaso, solo tuvo miedo de no seguir la voluntad de Dios”, dijo la Hermana Marie Andre. “La Madre lo describía como un tren con varios vagones. El ‘Sí’ era el motor, con todo lo demás conectado a eso. Si ella no hubiera dicho ‘Sí’, ni las fundaciones ni la cadena televisiva habrían sido fundadas”.

El Santuario del Santísimo Sacramento, como EWTN, continúa atrayendo miles de visitantes anualmente.

“Lo primero que detectabas en la Madre era su amor esponsal a Jesús. Ella siempre estaba diciéndole a la gente ‘Jesús te ama’”, dijo el P. Joseph Mary Wolfe, uno de los miembros originales de la comunidad religiosa de hombres fundada por la Madre Angélica, los Misioneros Franciscanos del Verbo Eterno. Actualmente, hay 15 frailes en la comunidad. Los frailes están principalmente involucrados en el apostolado de EWTN.

El P. Joseph resumió el legado espiritual de la Madre como marcado por su amor a Jesús, centrado en la Eucaristía, una gran confianza en la Divina Providencia y un fuerte espíritu familiar.

La extraordinaria confianza de la Madre Angélica en la Divina Providencia está evidenciada en la fundación de la cadena televisiva sin contar el costo, así como por cómo ella se preparaba para sus programas de televisión en vivo.

“Ella nunca se preparaba para los programas en vivo”, dijo el P. Joseph, quien solía trabajar para la cadena televisiva como ingeniero. “Ella solo rezaba con el equipo y luego salía en televisión y confiaba en que Dios le daría las palabras que diría”.

En un especial de televisión de EWTN con ocasión de su cumpleaños 90, el sacerdote jesuita Mitch Pacwa habló sobre la autenticidad de la Madre. “Para mí”, subrayó el P. Pacwa, “una de las cosas más importantes sobre la Madre Angélica es que lo que veías en televisión es lo que sabías fuera del escenario también. No había diferencia”.

En el mismo especial de televisión, el Obispo de Birmingham, Mons. Robert Baker, ofreció  otra imagen de las excepcionales capacidades. “De una forma especial, creo que el libro Catolicismo Evangélico de George Weigel resume lo que fue la Madre Angélica”, dijo Mons. Baker.

“Ella no solo inventó ese término, muchos años atrás, sino que lo puso en práctica concretamente, trabajando tan bellamente las Escrituras y llevando la verdad y el amor y la vida del Evangelio de Jesús a tanta gente, no solo a nuestros hogares católicos de fe, sino a muchas miles de personas que no son católicas, de esa hermosa forma que ella tenía para tocar vidas, llevando a mucha gente dentro de los hogares católicos de fe".

Protegiendo a la Iglesia

Algunos analistas dicen que además de las fundaciones de órdenes religiosas de mujeres y hombres, la Madre Angélica tuvo un papel más importante. Algunos han asegurado que ella ayudó a proteger la Iglesia en los Estados Unidos.

“La Madre Angélica ha sido comparada a una poderosa abadesa medieval. Pero el instrumento de medios de comunicación que creó ha extendido su influencia por el Evangelio más allá de cualquier abadesa medieval, e

 

Comentarios

El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

Libros del padre José Antonio Fortea
ACI Prensa en Snapchat