La Iglesia Madre y Maestra

Afirma San Cipriano: "Nadie puede tener a Dios por Padre, si no tiene a la Iglesia como madre" (De cathol. Ecc. Unitate, 6).

Los cristianos recibimos de la Iglesia la Palabra de Dios escrita y las enseñanzas de Cristo por medio de los Apóstoles; recibimos los sacramentos que dan vida; los ejemplos de santidad, y el Magisterio seguro e infalible en las verdades de fe moral.

La Iglesia, además de enseñar con autoridad, puede también imponer preceptos a sus miembros para ayudarles al mejor obrar y a santificarse; estos preceptos son obligatorios.

¿Tiene el Magisterio de la iglesia competencia en materia moral?

Si, el Magisterio de la iglesia tiene competencia en materia moral.

¿Tienen este Magisterio el Papa y los Obispos?

Si, el Papa y los Obispos tienen este Magisterio en materia moral porque, como maestros auténticos, deben predicar al Pueblo de dios la fe que debe ser creída y aplicada en las costumbres y a las cuestiones morales.

¿Se extiende también la infalibilidad del Magisterio de la Iglesia a la moral?

Si, la infalibilidad del Magisterio de la Iglesia también se extiende a la moral.

¿Puede la Iglesia imponer preceptos a los católicos?

Si, la Iglesia puede imponer preceptos a los católicos, para ayudarles a cumplir ciertos deberes y a santificarse.

¿Cuáles son los principales preceptos de la Iglesia?

Son cinco:

1º Oír Misa entera todos los domingos y feriados religiosos de precepto.
2º Confesar los pecados mortales, por lo menos una vez al año, cuando se ha de comulgar y en peligro de muerte.
3º Comulgar una vez al año, preferentemente en tiempo pascual.
4º Ayunar y abstenerse de comer carne cuando lo manda la Santa Madre Iglesia.
5º Contribuir al sostenimiento de la Iglesia, en la medida de las posibilidades de cada uno.

 

Comentarios

El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

El blog de Mons. José Gómez
Cara a cara con Alejandro Bermúdez