Gracia y Justificación

El hombre, movido por la gracia de Dios, que recibe el Bautismo, obtiene la justificación, y le son infundidas en el alma la fe, la esperanza y la caridad.

La justificación es la obra más excelente del amor de Dios, manifestado en Jesucristo y concedido por el Espíritu Santo.

La gracia es una participación de la vida de Dios y nos introduce en la vida trinitaria. Al hacernos "hijos adoptivos" podemos llamar con verdad a Dios "Padre" y estamos llamados a ser perfectos como lo es el Padre Celestial, o sea, estamos llamados a la santidad personal, sea cual sea el estado o régimen de vida.

¿Qué es la gracia?

La gracia es la participación en la vida de Dios; nos introduce en la intimidad de la vida trinitaria.

¿Cómo se relacionan la gracia de Dios y la libertad humana?

La iniciativa divina en la obra de la gracia previene, prepara y suscita la respuesta libre del hombre.

¿Qué es la gracia santificante?

La gracia santificante es el don gratuito que Dios nos hace de su vida, infundida por el Espíritu Santo en nuestra alma para curarla del pecado y santificarla, haciéndonos hijos de Dios.

¿Qué es la gracia actual?

La gracia actual es un don transitorio que nos da Dios para nuestra conversión o para nuestra santificación.

¿Qué son los carismas?

Los carismas son gracias especiales de Espíritu Santo, que están ordenados a la gracia santificante y tienen por fin el bien común de la Iglesia.

¿Están todos los hombres llamados a la santidad?

Si todos los hombres están llamados a la santidad, sea cual sea su estado y régimen de vida, porque todos están llamados a la plenitud de la vida cristiana y a la perfección de la caridad.

 

Comentarios

El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

El blog de Mons. José Gómez
Libros del padre José Antonio Fortea