4 de octubre de 2018 6:24 pm

Voluntarios de la 44° Peregrinación Juvenil a Luján participan en Misa de envío

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

44° Peregrinación Juvenil a Luján / Imagen: Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular
44° Peregrinación Juvenil a Luján / Imagen: Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular

De un total de 6.500 voluntarios inscritos, unos 400 participaron en la Misa de envío con motivo de la 44° Peregrinación Juvenil a Luján que se realizará el 6 y 7 de octubre en Buenos Aires (Argentina).

Miles de fieles de todas las edades caminarán unos 60 kilómetros desde la parroquia San Cayetano de Liniers hasta el Santuario de Nuestra Señora de Luján para saludar a la Patrona de Argentina y Generala de las Fuerzas Armadas.

 

Como todos los años, la organización dispondrá a lo largo del camino unos 50 puestos sanitarios dotados con personal de salud, agua y alimentación. También participarán los 6.500 voluntarios de apoyo.

Para animar el espíritu de los servidores, el 3 de octubre se realizó una Misa en el Santuario San Cayetano del barrio de Liniers, presidida por el Arzobispo de Buenos Aires, Cardenal Mario Aurelio Poli. 

Respecto al lema que acompaña la actividad, “Madre, danos fuerza para unirnos como hermanos”, el Cardenal Poli lamentó que actualmente “ni en la sociedad, ni en nuestra vida cotidiana, nos reconocemos como hermanos”.

Dijo que, al contrario, se constatan las grietas, las divisiones políticas, pensamientos e ideologías. “Dejamos de lado que compartimos una tierra común, raíces comunes profundas, y una misma fe”, por eso “acudimos a la Madre porque ella nos da fuerza para unirnos”, señaló.

Respecto al sentido de la peregrinación, el Cardenal Poli sostuvo que “todos somos peregrinos, porque la vida es un préstamo sagrado y al final del camino la vamos a tener que entregar”.

“La vida es una peregrinación. Y cada vez que peregrinamos, confirmamos nuestra fe, nuestra razón de ser cristianos”, agregó.

El Purpurado oró para que la Virgen les dé la gracia de recordar que son hermanos, y de demostrarlo a través del servicio. Porque “tratar a un peregrino, a una peregrina, como hermanos, es una delicadeza especial, es un trato humano. No somos extraños, nos conocemos”, indicó. 

“Ustedes son el signo de la Providencia en este tiempo”, finalizó el Cardenal Poli y bendijo las manos de los servidores presentes.

La Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular, a cargo de la organización, sugirió a los fieles llevar una vela que será encendida a las cero horas del domingo como manifestación de paz y unión entre los argentinos.

También propuso rezar un Ave María cada hora por las intenciones de los argentinos y la patria; y por último pidieron colaboración de un alimento no perecible para Cáritas. 

Más información AQUÍ

Etiquetas: Argentina, voluntarios, Nuestra Señora de Luján, peregrinación juvenil

Comentarios