12 de marzo de 2014 6:31 am

Vivimos como en guerra pero confiamos en Dios, relatan desde Venezuela

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Represión de manifestantes en Venezuela Foto: Andrés E. Azpúrua / Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0)
Represión de manifestantes en Venezuela Foto: Andrés E. Azpúrua / Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0)

Una fuente cercana a ACI Prensa relató el creciente drama que se vive en Venezuela, donde la anarquía, la violencia y la escasez crecen cada día, y los ciudadanos se sienten desprotegidos ante la ineficiencia y la respuesta violenta del gobierno, cuya represión a las manifestaciones ha cobrado hasta el momento 23 muertos y cientos de heridos.

Las manifestaciones contra el gobierno de Nicolás Maduro comenzaron a inicios de febrero, sufriendo violentas represiones por parte de las autoridades. La violencia ha alcanzado las agresiones contra la fe, registrándose al menos dos ataques contra templos católicos.

La fuente, que permanece en el anonimato por seguridad, indicó a ACI Prensa que “desde que comenzó la protesta estudiantil en las calles de Venezuela, estamos viendo como los problemas y las injusticias aumentan cada día más y el gobierno no ha podido resolver la situación”.

“Las protestas no disminuyen. Muchos jóvenes han sido detenidos y sometidos a maltratos muy fuertes por parte de las autoridades. Y muchos jóvenes han fallecido de la manera más cruel”.

La fuente lamentó que “en su gran mayoría esas muertes han sido causadas por  colectivos armados que actúan bajo el amparo del gobierno”.

Por su parte, indicó, “la Iglesia Católica, a través de la Conferencia Episcopal Venezolana, del Cardenal Jorge Urosa y de muchos de nuestros obispos y sacerdotes, en infinidad de ocasiones (a través de comunicados, en declaraciones a los medios, etc.) han exigido el desarme inmediato de estos colectivos armados pero el gobierno responde que estos son colectivos de paz y que lo que pasa es que la gente lo ha satanizado".

“Muchos ciudadanos de todo el país han sido testigos de cómo estos motorizados disparan sin contemplación frente a iglesias, en plazas, en zonas comerciales, zonas residenciales, cerca de centros educativos, etc. Por tal situación muchos padres se han visto renuentes en enviar a sus hijos al colegio porque nadie les puede garantizar la vida a esos niños”.

La fuente confesó a ACI Prensa que los venezolanos “estamos realmente viviendo momentos de una anarquía muy grande. Los venezolanos nos sentimos desprotegidos totalmente”.

“Solamente nos queda rezar y pedirle a Dios que nos ayude porque no vemos acciones concretas y rápidas del gobierno para solucionar este problema tan grave”.

Además, denunció, “estamos atravesando una crisis gravísima en el área de salud. No se consiguen las medicinas en las farmacias, las personas que tienen cáncer no consiguen sus tratamientos, las personas que tienen que hacerse diálisis ya se van a quedar sin los insumos necesarios, los hospitales no tienen insumos y no pueden atender a los pacientes”.

“Las clínicas privadas suspendieron toda operación que no sea una emergencia porque en un mes se quedarán sin insumos”.

“Por otra parte los negocios no tienen mercancía para vender porque el gobierno no termina de entregar las divisas necesarias para que se importe la mercancía”.

La escasez de alimentos en Venezuela “es terrible” lamentó, indicando que “los venezolanos hacen horas de cola para conseguir alimentos básicos y en el interior del país no se consiguen muchos alimentos como la leche, azúcar, harina, etc. Algunos mercados han tenido que cerrar sus puertas”.

“En Caracas se cerró un supermercado grande que queda cerca de la autopista porque venían personas de otras partes de Venezuela a llevarse comida y se les acabó la mercancía”.

“En pocas palabras, estamos viviendo como en una guerra y el gobierno no termina de resolver el problema de la violencia ni el problema económico”.

La fuente indicó que “no sabemos que pueda pasar. Los venezolanos nos sentimos angustiados y lo único que nos queda es seguir pidiéndole a Dios que nos ayude”.

“Y le pedimos incansablemente a Nuestra Patrona La Virgen de Coromoto que nos proteja de todo y que no vaya a permitir nunca un enfrentamiento contra hermanos venezolanos”.

“Nuestros obispos han estado apoyando a su grey de manera ejemplar y nuestros sacerdotes también”.

A pesar de los “momentos muy difíciles que estamos viviendo”, señaló, “sabemos que de todo lo malo siempre saldrán cosas buenas. Dios quiera que el tiempo de la injusticia se acorte y que pronto los venezolanos podamos vivir en un país donde reine la Justicia y la Paz”.

Etiquetas: Venezuela, violencia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios