Cargando...

Vigilia de Pentecostés: Papa Francisco revela cómo confirmó su vocación sacerdotal

foto News.va
foto News.va

VATICANO, 20 May. 13 / 10:23 am (ACI/EWTN Noticias).- Al celebrar el sábado por la noche la Vigilia de Pentecostés en la Plaza de San Pedro ante cientos de miles de peregrinos, el Papa Francisco respondió a algunas preguntas de los fieles y relató cómo halló la certeza de que Dios los llamaba a la vida sacerdotal.

En la Vigilia participaron representantes de diversos movimientos y asociaciones eclesiales, quienes establecieron un diálogo directo con el Papa. Entre ellos, una joven preguntó a Francisco "¿Cómo alcanzó en su vida la certidumbre de la fe?".

Francisco explicó que un día "muy importante" en su vida fue el 21 de septiembre de 1953, era el día del estudiante en Argentina, que coincide con el día de la primavera, que se celebra con una gran fiesta.

"Antes de ir a la fiesta pasé por la parroquia a la que asistía, y encontré a un sacerdote al que no conocía y sentí la necesidad de confesarme, y esta fue para mí una experiencia de encuentro, he encontrado alguien que me esperaba".

"No sé qué pasó, no me acuerdo, no sé por qué ese sacerdote estaba allí o porque he sentido esta necesidad de confesarme, pero la verdad es que alguien me esperaba, me estaba esperando desde hacía tiempo y después de la confesión sentí que algo había cambiado. Yo no era el mismo, había sentido una voz, una llamada. Me convencí que debía convertirme en sacerdote, y esta experiencia en la fe es importante".

"Nosotros decimos que debemos buscar a Dios, ir a Él a pedirle perdón, pero cuando vamos, Él ya nos espera, está ahí antes", añadió.

El Papa señaló que el Señor "es el primero, te está esperando y esto es una gracia grande, encontrar a alguien que te está esperando. Tú vas, pecador, y Él te está esperando para perdonarte".

"Es como aquella experiencia de la que los profetas de Israel -continuó-, ellos decían que el Señor es la flor en el almendro, la primera flor de la primavera. Antes que vengan las otras flores, Él está allí esperando, el Señor nos espera y cuando nosotros lo buscamos encontramos esta realidad que es Él quien nos está esperando para acogernos, para darnos su amor, y esto te sorprende tanto en el corazón que no lo crees, y así va creciendo la fe, con el encuentro con el Señor".

El Papa explicó que el primer anuncio de Dios lo recibió dentro del seno de su familia, y señaló que las mujeres, las madres y las abuelas, deben ser como instrumentos de Dios para transmitir la gracia de la fe.

"Tuve la gracia de crecer en una familia en la que la fe se vivía en una manera simple y concreta. Pero sobre todo fue mi abuela, la mamá de mi papá, que ha marcado mi camino de fe. Una mujer que nos explicaba, nos hablaba de Jesús, nos enseñaba el catecismo, siempre me acuerdo que los viernes santos, nos llevaba al atardecer a la procesión de las candelas y al final de esta procesión llegaba el Cristo yaciente. Y la abuela nos hacía a nosotros, niños, arrodillarnos y nos decía: 'miren, está muerto, pero mañana resucita'".

"Recibí el primer anuncio cristiano de esta mujer, de mi abuela, es bellísimo esto, el primer anuncio en casa, con la familia ¿no? Y esto me hace pensar en la misión de tantas madres, tantas abuelas de la transmisión de la fe. Son ellas las que transmiten".

San Pablo dijo a Timoteo: 'Yo recuerdo la fe de tu madre, la fe de tu abuela'. "Todas las madres que están aquí, todas las abuelas, piensen en esto: Transmitir la fe. Porque Dios nos pone al lado personas que ayudan nuestro camino de fe".

El Papa señaló que la fe no se encuentra en lo abstracto. No, es siempre una persona la que predica, que nos dice quién es Jesús, que te da la fe, que te da el primer anuncio, y esta fu mi primera experiencia de fe", concluyó Francisco.

Etiquetas: movimientos eclesiales, Papa Francisco

Comentarios

Pascua 2017
El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

Libros del padre José Antonio Fortea
Cara a cara con Alejandro Bermúdez