25 de julio de 2013 11:36 am

VIDEO: Francisco pide desde favela Varginha saciar hambre de pan y de Dios

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

El Papa Francisco visitó este jueves la favela Varginha, uno de los barrios más pobres de Brasil, desde donde exhortó combatir la injusticia social y saciar el pan de hambre, pero sobre todo el hambre más profundo, que es “el hambre de una felicidad que sólo Dios puede saciar”.

“No es la cultura del egoísmo, del individualismo, que muchas veces regula nuestra sociedad, la que construye y lleva a un mundo más habitable, sino la cultura de la solidaridad; no ver en el otro un competidor o un número, sino un hermano”, afirmó el Papa en su discurso ante obispos, sacerdotes y pobladores de la favela, a quienes agradeció especialmente su acogida.

“Es bello estar aquí con ustedes. Ya desde el principio, al programar la visita a Brasil, mi deseo era poder visitar todos los barrios de esta nación. Habría querido llamar a cada puerta, decir ‘buenos días’, pedir un vaso de agua fresca, tomar un ‘cafezinho’, hablar como amigo de casa, escuchar el corazón de cada uno, de los padres, los hijos, los abuelos... Pero Brasil, ¡es tan grande! Y no se puede llamar a todas las puertas. Así que elegí venir aquí, a visitar vuestra Comunidad, que hoy representa a todos los barrios de Brasil”, manifestó el Santo Padre.

En ese sentido, Francisco destacó la solidaridad entre los pobladores de las favelas y recordó que es en el compartir donde la persona se enriquece. “Cuando alguien que necesita comer llama a su puerta, siempre encuentran ustedes un modo de compartir la comida; como dice el proverbio, siempre se puede ‘añadir más agua a los frijoles’. Y lo hacen con amor”, expresó.

Por ello, hizo un llamado “a quienes tienen más recursos, a los poderes públicos y a todos los hombres de buena voluntad comprometidos en la justicia social: que no se cansen de trabajar por un mundo más justo y más solidario. Nadie puede permanecer indiferente ante las desigualdades que aún existen en el mundo”.

“La Iglesia, ‘abogada de la justicia y defensora de los pobres ante intolerables desigualdades sociales y económicas, que claman al cielo’, desea ofrecer su colaboración a toda iniciativa que pueda significar un verdadero desarrollo de cada hombre y de todo el hombre”, afirmó.

En ese sentido recordó que “no hay una verdadera promoción del bien común, ni un verdadero desarrollo del hombre, cuando se ignoran los pilares fundamentales que sostienen una nación, sus bienes inmateriales”, como son la vida, la familia, la educación integral, la salud y la seguridad.

Finalmente, destacó la sensibilidad de los jóvenes ante la injusticia, pero que a menudo se sienten defraudados por los casos de corrupción y por las personas que solo persiguen su propio interés.

“A ustedes y a todos les repito: nunca se desanimen, no pierdan la confianza, no dejen que la esperanza se apague. La realidad puede cambiar, el hombre puede cambiar. Sean los primeros en tratar de hacer el bien, de no habituarse al mal, sino a vencerlo. La Iglesia los acompaña ofreciéndoles el don precioso de la fe, de Jesucristo, que ha ‘venido para que tengan vida y la tengan abundante’”.

“Hoy digo a todos ustedes, y en particular a los habitantes de esta Comunidad de Varginha: No están solos, la Iglesia está con ustedes, el Papa está con ustedes”, concluyó.

Lea el texto completo en http://www.aciprensa.com/noticias/texto-completo-discurso-del-papa-francisco-en-la-favela-pacificada-de-varginha-manginhos-90195/

Etiquetas: Argentina, Brasil, Jornada Mundial de la Juventud JMJ Río 2013, Papa Francisco, Iglesia en Argentina

Comentarios