7 de diciembre de 2004 - 10:14 AM

Vaticano hace enérgica defensa de la familia ante la ONU

Redacción ACI Prensa

Vaticano hace enérgica defensa de la familia ante la ONU

El Arzobispo Celestino Migliore, Observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, señaló el lunes ante la plenaria de la 59º Asamblea General que celebra el 10º aniversario del Año Internacional de la Familia, que la institución familiar cumple un papel decisivo en la seguridad y el desarrollo a nivel mundial.

El Arzobispo observó que los debates y programas de Naciones Unidas “se concentran en un concepto de seguridad en amplio sentido que, en el lenguaje de la ONU llamamos ‘amenazas directas’, como el terrorismo y las armas de destrucción de masas; y las ‘amenazas secundarias’, es decir el desempleo, la pobreza, la epidemia del SIDA, la explotación de niños y mujeres, el acceso limitado a la vivienda y a los servicios sanitarios, a la educación y a los medicamentos, todas las cosas que afectan a la humanidad en su vida cotidiana”.

“En este contexto –explicó  el Nuncio- mi delegación quiere manifestar su apoyo a la familia, la unidad fundamental de la sociedad, por su naturaleza y por la contribución indispensable que está llamada a dar para lograr la seguridad y el desarrollo”.

“La familia –continuó el Prelado-, más precisamente la unión estable y duradera de un hombre y una mujer, se presenta de inmediato como la forma más natural, más adecuada para garantizar la procreación y por tanto la renovación generacional”.

“No se trata solamente -explicó el Prelado- de traer hijos al mundo, sino de educarlos, la noción económica de ‘capital humano’ es particularmente adecuada en este contexto: como primer lugar de formación del capital humano, la familia es verdaderamente indispensable para el desarrollo”.

“Por tanto, no puede haber acciones en favor de la familia si no existe antes una real voluntad política de promover un modelo”, agregó.

Mons. Migliore, hablando a nombre de la Santa Sede, señaló que al favorecer un desarrollo económico duradero: “¡el objetivo no debe ser 'suprimir' la familia!”.

Finalmente, el Prelado destacó que  la política familiar “debe promover un modelo que, como mínimo no penalice a los que quieren tener niños”; sino que debe incluir “una justa compensación de las obligaciones ligadas con la educación y un reconocimiento verdadero del trabajo doméstico” y “una acción a largo plazo, basada en criterios de justicia y eficacia, porque la familia es una inversión para el futuro”.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios